¿Podemos fiarnos de Wikipedia?

Podemos fiarnos de la Wikipedia?
Dos de los blogs más famosos en español se han hecho eco de un estudio realizado por Nature, en el que se comparaban las entradas de Wikipedia con las de la Enciclopedia Británica ( paradigma de las enciclopedias ). Todos estamos muy contentos de que la Wikipedia sea un medio confiable, a la gente le ha gustado mucho el artículo y saca pecho y pone links.


Un poco antes salió un estudio similar, publicado en The Guardian. En él, sin embargo, se escogieron artículos al azar y, una serie de expertos en los temas que abordan dichos artículos, comentaba el texto que ofrecía la Wikipedia.
Este estudio me ha parecido mucho más interesante.
Los expertos analizaron las siguientes entradas:
Steve Reich ( compositor de música clásica contemporáneo ). Fue analizada por un periodista que, recientemente, había publicado una entrevista con Steve Reich. Puntuó el artículo con un 7/10.
Alta costura. Fue analizada por una editora de Vogue, dándole una nota de 0/10.
País Vasco. Esta entrada, sobre la que los españoles podemos opinar con gran conocimiento de causa, fue evaluada por el autor de un libro sobre el País Vasco, dándole una puntuación de 7/10.
T.S. Eliot ( Escritor en lengua inglesa de comienzos del siglo XX ). Evaluada por otro escritor experto en Eliot, recibió un 6/10.
Samuel Pepys ( Administrador naval británico del siglo XVII ). También evaluada por un experto, obtuvo un 6/10.
Bob Dylan ( Músico – poeta norteamericano del siglo XX ). El experto lo valoró en un 8/10.
Enciclopedia. Este artículo fue, paradójicamente, evaluado por un editor de la Enciclopedia Británica, y obtuvo una nota de 5/10.
Tras este estudio, puede verse cómo los editores de Wikipedia trataron de esforzarse en mejorar los errores que los autores indicaron en sus artículos, en algún caso dejando incluso una cabecera que dice “¡Esto hay que mejorarlo!”
Por un lado, decir que la Wikipedia es buena porque lo es tanto como la Enciclopedia Britanica, me parece triste. Dentro de su calidad, la Enciclopedia Britanica es muy mejorable.
El problema de toda enciclopedia es el de siempre. Un trabajo ingente del que no se podrán sacar grandes beneficios. Por lo cual, se ha de contratar a gente dispuesta a hacer ese trabajo. Así, acaban realizando la tarea becarios, espaldas mojadas y gente sin contrato. Por supuesto, la firma la pondrá alguna personalidad, ya sea un académico o un catedrático. Pero el trabajo de enciclopedia verdadero lo habrá hecho una persona que tendrá prácticamente la misma cualificación que un editor de Wikipedia.
El editor de Wikipedia tiene la ventaja de seleccionar los artículos a modificar. El triste becario, experto en música del siglo XIX, se esmera con las entradas de Chaikovsi o Chopin, pero se desespera cuando tiene que reseñar a oscuros compositores minimalistas del siglo XX como Adams. Y pierde los nervios cuando tiene que escribir sobre autores absolutamente desconocidos.
Así, es normal que la Wikipedia sea mejor enciclopedia que cualquier otra. La única objeción que le veo es que tendrá enormes lagunas. Aquellos temas que no interesen a nadie apenas tendrán tratamiento. Pero creo que ese defecto es mínimo. En muchos casos esos artículos ni siquiera merecerán estar en una enciclopedia.

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *