Ajedrez y moviles

En los torneos de ajedrez está totalmente prohibido el uso de teléfonos móviles. Y es que gracias a ellos se podrían obtener numerosas ayudas desde el exterior para ganar una partida.
En los torneos de nivel medio no hay una vigilancia estricta. Simplemente si tu teléfono suena estás acabado. La sanción es muy dura en la mayoría de las normativas de federaciones: pierdes la partida. Y dependiendo de la posición del tablero, el árbitro dictamina la puntuación que obtiene el rival (normalmente ganar, pero en un caso de posición totalmente perdida en que uno se salve por la campana el árbitro podría asignarle quizás sólo medio punto).
La norma en cuestión establece:
Artículo 12: La conducta de los jugadores
12.2

2. Está absolutamente prohibido llevar teléfonos móviles u otro tipo de medios de comunicación electrónicos durante las partidas, el jugador que lo haga perderá la partida. La puntuación del rival será determinada por el árbitro.
Estas sanciones son muy frecuentes. Casi nadie se acuerda de apagar el teléfono hasta que ve de cerca los riesgos de esa actitud. Hasta yo que juego poquísimo he ganado una partida gracias al móvil de mi rival.
A alto nivel el caso más conocido es el del ucraniano ex-campeón del mundo Ruslan Ponomariov, un jugador del más alto nivel que perdió una partida así el día de su cumpleaños. Y es que era normal que ese día recibiera más llamadas de las habituales. Este tipo de errores suelen suceder al mismo comienzo de la ronda, lo cual no es tan grave porque no tienes todavía una posición ventajosa.
Hace un par de días sucedió un caso excepcional. Nigel Short, el mejor jugador inglés de los últimos años y un icono en su país, perdió la partida porque sonó su teléfono móvil.
En Chessbase explican detalladamente lo sucedido. No fue para nada una situación convencional: Short apagó ostensiblemente su teléfono antes de la partida. Es más, lo tenía junto al tablero (y encima de un libro ) según puede verse en esta fotografía:
telefono-short-perdida.jpg
El suyo es, dando crédito a su versión, un caso de total mala suerte:

  • El teléfono era totalmente nuevo, se lo habían regalado hacía pocos días.
  • Nunca lo había cargado, estaba todavía con su batería original.
  • El ruido que causó su derrota no fue una llamada entrante, o un mensaje de texto. Fue una alerta de batería baja o de fin de batería. Que por lo visto se produjo incluso con el teléfono apagado.

Es este un caso curioso, ¿Debía Short conocer esa feature de su teléfono móvil o realmente una persona puede confiar en que cuando su teléfono móvil esté apagado no emita ningún sonido? Lo único que tengo claro es que las ventas de teléfonos Nokia (el causante de este singular acontecimiento) entre jugadores de ajedrez van a caer vertiginosamente.
En general la norma habla de que ni siquiera habría que llevar el teléfono encima, pero eso es algo que no cumple nadie, salvo en las eliminatorias al campeonato del mundo y pocos torneos más.
La opinión de Nigel Short tampoco es del todo confiable. Suena a excusa barata de desconocedor de la tecnología, como el que dice “no recibí tu email” o “a veces se me cuelgan las llamadas solas”.
Fuente: The Nokia Gambit.

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

10 comentarios en “Ajedrez y moviles”

  1. La historia de Short me pareció genial. Los Nokia sí que se encienden solos para hacer sonar las alarmas que has programado, así que es creíble. No sé si pueden encenderse para avisar de «batería baja» como dicen ahí, pero podría ser. Se me ocurre que tal vez lo hagan si tienes una alarma cercana programada, para avisarte y que no se te pase.

  2. Me pregunto donde está la frontera para que uno sonido moleste, por ejemplo ¿si salta la alarma de un reloj? ¿o el clásico “bip” de cada hora de los Casio que muchas veces se activa el solito al doblar mucho la muñeca?
    No se mucho de ajedrez, pero esta regla me parece excesiva, creo que lo único que se debería hacer es dar una ventaja de tiempo al rival para que pueda retomar el hilo de sus pensamientos y una disculpa, nada más.
    [Comentario zrubavel: El problema no es tanto el pitido y la concentración, sino que es muy fácil que te digan jugadas a través del móvil. De hecho en los inicios de la telefonía era habitual oír algún móvil en las salas de juego y todo el mundo se sonreía. En aquella época era mucho más molesto que ahora.
    Incluso está permitido salir a hablar por teléfono, es el hecho de que te puedan llamar, o mandar un mensaje, o dar una serie de toques, lo que es realmente peligroso. No hace falta que te dicten cada jugada, si en un momento crítico te dan la pista adecuada, puedes dar un vuelco a la partida.]

  3. con respecto al comentario de arriba, no creo que el problema sea el ruido, sino que se podría hacer trampa con un móvil; pero como no pueden revisar a todos ( ademas muchos se negarían) solo sancionan a aquellos a quienes les sonó el móvil.

  4. ¿como leches van a hacer trampa con el movil? bip, bip…Tendria que cogerlo primero xD y como que canta un poco… ¿morse? ya puestos, hay relojes con telefono, bolis con mp3, un simple microaudifono con radio…
    Me parece pelin excesivo xDD mejor seria pasarlos por un escaner antes de la partida o desnudarlos y explorarles todas las cavidades, eso aseguraria juego limpio…
    ¿Pq no usan un supresor de frecuencias? Los hay de rango muy limitado y se aseguran que no hay cacharro que funcione…
    Anda que no se aburren nada los que inventan los reglamentos…

  5. No hace falta una comunicacion hablada o morse para dar pistas, un simple pitido puede indicar que hay un jaquemate si no se mueve una pieza determinada.
    Quitarles cualquier dispositivo si que me parece exagerado, es mi responsabilidad y mi decision, puede que esté esperando la llamada de mi medico para un transplante y decida que prefiero perder la partida a perder el turno de espera….
    Usar supresor de frecuencias…¿por que? solo esta prohibido para los que estan jugando, ¿que pasa con los demas? por que les vas a dejar sin moviles…..
    La regla es clara y logica… estais buscando otras soluciones por no aceptar la correcta, y las que propones no tienen ningun sentido.
    Es así de facil, si no quieres perder la partida no lleves el movil, ni ningun aparatdo de comunicacion a la mesa, dejaselo a tu manager o en casa.
    Por cierto la regla habla de todo dispositivo de comunicaación, no solo de moviles.

  6. Hace ya un montón de años, el 91 para ser exactos me examiné de derecho internacional público y el catedrático preguntó si alguien tenía algún marcapasos o similar, pues iba a realizar un barrido electrónico.
    Yo comencé a sacar artilugios electrónicos y a depositarlos sobre la mesa. Era divertidísimo ver a los examinadores preguntándose entre ellos para qué servirían.
    Lo que más les llamó la atención era un mando a distancia para el contestador automático del teléfono fijo. Desde una cabina me llamaba a casa y marcaba el pin desde el mando colocado sobre el micrófono de la cabina.
    Al final me reconocieron que ni barrido electrónico ni leches. Lo hacían simplemente por asustar al personal.
    ;-)
    Un saludo, Antonio.

  7. Pero entonces, la gente que está entre el público también pueden mandar señas (con una tos por poner un ejemplo) sin ser descubiertos. Ya digo, lo veo excesivo, pero eso, que yo de ajedrez se mover las piezas y poco más.

  8. Para los que hablan de poner escáneres, utilizar barridos de frecuencia, etc:
    Eso podría ser factible para torneos importantes (ej. Linares) pero tened en cuenta que la ley aplica a todas las competiciones oficiales, por ejemplo la Liga Madrileña de Ajedrez (en la que participo), en cualquiera de sus divisiones (es decir, desde jugadore fuertes a niños que están aprendiendo).
    En general los clubes manejan presupuestos modestos (generalmente están vinculados a colegios, asociaciones culturales, …) y los locales de juego son bastante modestos, por lo que la alta tecnología queda un poco fuera de nuestras posibilidades.
    Cuando se puso la regla estuvo rodeada de bastante polémica, y más de una vez ha sido motivo de controversia en la ronda de juego, pero con el paso del tiempo todo el mundo ha aprendido a acatarla y sabe lo que hay: si te suena el móvil (aunque sea la alarma), has perdido tu partida.
    Un saludo.

  9. Para quien dude sobre las infinitas posibilidades que brinda un aparato electrónico, aquí tenéis dos enlaces a una historia espeluznante: la de un jugador indio que pasó de un rating de 1900 puntos (fuerte aficionado) a 2484 (profesional) en poco tiempo, tras pasarse años en torno a los 1900 puntos. Y todo gracias a las maravillas del bluetooth.
    Aquí la noticia que habla de su inhabilitación en el ajedrez indio durante diez años, al ser descubierto.
    Y esta otra alabando una racha extraordinaria de un jugador en una progresión espectacular. Antes de descubrir al villano suele ser un héroe.

  10. soy manager de un servicio técnico oficial NOKIA, y he de decir que no existe ningún modelo NOKIA que si está apagado emita cualquier tipo de señal para indicar bateria baja (doble pitido agudo-grave) o fin de la bateria (triple pitido).
    Un terminal NOKIA apagado solo se podría encender si el usuario ha programado una alarma. En ningun caso para avisar de bateria baja, ya que es absurdo.
    También podria ser que el usuario haya seleccionado el modo “fuera de linea” en vez de apagarlo para evitar recibir llamadas. En ese caso si que avisa cuando la bateria está baja.
    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *