Apología del Zodiaco

I

El Movimiento raeliano es una organización religiosa que promueve la creencia de que unos seres extraterrestres muy avanzados científicamente, conocidos como los Elohim (una de las palabras que se usan en la Torah para referirse a Dios), crearon la vida sobre la Tierra mediante ingeniería genética. Según la doctrina raeliana, una combinación entre la clonación humana y la “transferencia mental” podría, en última instancia, proveer a los humanos del don de la inmortalidad. El Movimiento Raeliano es considerado como una nueva religión por sus afines, y como una secta por sus detractores.

Claude Vorilhon (nacido en 1946), más conocido como Rael, fue en su día un periodista deportivo, que llegó a tener su propia revista sobre el mundo el motor, Auto Pop, con bastante éxito.

II
Tratando de encontrar información fiable sobre la Astrología pensé que la fuente más fiable debía ser la Wikipedia (en inglés). Tratándose de una materia tratada desde la época egipcia pasando por Aristóteles hasta la antigüedad, me imaginaba que encontraría una extensísima reseña. Sin embargo, el artículo sobre Rael y su religión inventada hace pocos años es tal vez más extenso.
Las descripciones de los distintos signos del horóscopo son casi telegráficas y hechas a desgana. Pero entrando en las secciones de discusión y el historial uno se encuentra con que los defensores de lo científico machacan una y otra vez a aquellos que tratan de incluir información sobre su materia, hasta el punto absurdo de dejar el artículo en una extensión inusualmente pequeña y falta de interés.
III
Está claro que muchas de las presunciones de la Astrología carecen de fundamento hoy en día. Pensar que la posición de los planetas y estrellas el día de nuestro nacimiento pueda decidir nuestra personalidad y futuro es una temeridad. Pero qué duda cabe de que se trata de una de las supersticiones o seudociencias que más fuertemente han arraigado en la sociedad superando todo tipo de dificultades. Aunque sólo fuera por un tratamiento histórico la materia merecería más respeto del que se le concede. Con millones de adeptos en todo el mundo, no se puede ignorar aquello que predica aunque uno tenga una postura absolutamente divergente. Es conocimiento humano, es historia y es presente.
IV
El hecho que me interesaba comprobar era el postulado de los astrólogos que defienden que las personas nacidas bajo un mismo zodíaco tienen personalidad similares.

Los Aries son temperamentales, celosos, posesivos, egoístas, desconsiderados, despiadados, histriónicos y presuntuosos.

(No hay artículo para Aries (como signo zodiacal y no como constelación) en la Wikipedia española).
No creo que eso tenga algo que ver con que la Tierra se encuentre en la casa de Venus cuando uno nace. Pero el caso es que lo que hace que la Astrología sobreviva después de miles de años es que este tipo de pronósticos parecen bastante acertados.
Una explicación es la de pensar que al dar explicaciones muy generales cualquiera puede sentirse identificado con ellas. Como en el horóscopo genérico que sirve para cualquier signo y para cualquier día del año:

Eres una persona sensible con mucho sentido del humor que se preocupa por las personas que le rodean. Te esfuerzas en tu trabajo pero a veces sientes inseguridad por tu futuro. Hay veces que la gente te exige demasiado pero normalmente eres capaz de llevarlo bien. Tienes algunos defectos físicos que no le has contado a nadie. No te molestan los niños pequeños pero soportas los programas de televisión infantiles. A veces te cansas de tu vida y piensas que te gustaría visitar lugares nuevos. Mucha gente te presiona. Te gusta salir y necesitas tiempo para desconectar…

V
Pero supongamos que la personalidad viene en función del signo del zodíaco. Creo que puede haber algo de cierto, sobre todo hoy en día.
Por ejemplo, he tenido la desgracia de conocer a varias personas que habían nacido el 1 de enero. Entre otras desventajas, los nacidos en este día se enfrentan a la necesidad de ser los menos jóvenes de su clase desde la guardería a los últimos años de la escuela primaria. Estos son los capricornios que claro, aunque sólo fuera por cuestiones físicas tienen que convivir en los primeros años de clase con alumnos que han vivido un 10% menos de vida que ellos. Eso se traduce en que probablemente serán los más fuertes de su clase y eso de alguna manera influirá en su comportamiento. También el hecho de ser los que aprenden todas las cosas más tarde podrá ser un motivo para que tengan una formación intelectual un poco inferior a los demás.
Otra situación es la edad en que uno aprende a andar. Los niños aprenden a andar sin tener que apoyarse a los 14 meses. En un niño que sea Aries eso coincidirá con los primeros meses de verano. En el hemisferio occidental la temperatura será cada vez más elevada y tendrá que vestir menos ropa. Con menos ropa tendrá mayor amplitud de movimientos y quizás aprenda a andar mejor. O tal vez al revés, el estar menos amortiguado ante los golpes le hará perder confianza y andar peor.
Una situación parecida es la de desprenderse de los pañales. Aquellos niños que puedan hacerlo en épocas de calor tendrán mayores perspectivas de éxito y eso dependerá del mes en que hayan nacido, o del zodiaco si se prefiere.
El caso es que el desarrollo de los niños puede verse afectado significativamente en función del signo y hay una enorme diferencia entre aprender a andar con 12 meses o a hacerlo con 14, aunque normalmente con el tiempo estas diferencias desaparezcan sí que podrían afectar a la personalidad.
En la época adulta puede influir el celebrar el cumpleaños(los cumpleaños son un momento de gran trascendencia psicológica y prueba de ello es su enorme relación con los suicidios) en verano (a lo mejor organizando una fiesta en la playa) o en invierno (fiesta en casa) o en agosto (sin amigos). Ese tipo de factores tienen infinitamente más influencia en la personalidad que los planetas pero al final tienen en común el que sirven para agrupar personalidad similares con alguna base científica.
Lamentablemente los propios astrólogos se echan piedras en su tejado. Para ellos lo primero es tratar de justificar que los astros intervienen en nuestra personalidad. No se preocupan en tratar de demostrar que aunque su base es insignificante sus resultados, que son los que les avalan y les han hecho sobrevivir durante milenios, tal vez tengan alguna validez.

P.S.
Hay numerosos estudios al respecto, más o menos infructuosos. Pero según parece los resultados en los primeros años de la escuela – tan decisivos en la formación intelectual – están directamente relacionados con el mes del año en que se nazca. También determinadas enfermedades tienen más afección entre los que nacen en determinados meses del año, por ejemplo las alergias.

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

4 comentarios en “Apología del Zodiaco”

  1. Sin unirlo con el zodiaco muchas veces había pensado sobre esto también. Pero viendo que tu análisis está mucho mejor orientado que el que yo llevaba esbozado (eliminado hace 15 segundos) te invito a relacionarlo con las fechas de la propia concepción de los niños.
    Creo que determinadas fechas (vacaciones, etc.) pueden implicar mayores tasas de hijos no deseados y eso tal vez derive (en algunos casos) en peores atenciones y en conclusión niños que no se sientan tan queridos y eso les afecte a la personalidad. Quizás para ser suicidas, quizás para ser genios autosuficientes.

  2. Creo que la teoría de Hugo puede tener más peso que la que propones tú, Zrubavel. Recuerda que la celebración de los cumpleaños es una costumbre reciente que no existía cuando se creó la astrología (y mucho menos lo de los cursos escolares).
    Mi teoría es que durante la gestación el feto recibe una cantidad de hormonas diferente dependiendo de la estación del año y que esto afecta a la formación de las distintas estructuras del cerebro relacionadas con la consciencia (me atreviría a decir que principalmente se trata del Lóbulo frontal). Presumo que el factor principal es la radiación solar, por el alto efecto que tiene en nuestro estado de ánimo, aunque tampoco descartaría la temperatura.
    Desde el punto de vista evolutivo tiene sentido que se generen distintos “carácteres tipo” para tener variedad. Aunque desconozco completamente el zodiaco, supongo que los nacidos en épocas más duras tendrían más ambición que los nacidos en primavera/verano por ejemplo. Esto sería así, porque si un recien nacido sobrevive sin problemas en invierno, indica que las posibilidades de expandir el “poder” de la especie son mayores y es momento de tomar riesgos.

  3. Os pongo el primer enlace sobre el tema que he encontrado (al final del articulo):
    “(…)Por eso, se han fijado en que los mejores deportistas suelen haber nacido en los primeros meses del año. ¿Por qué? En el colegio a los niños se les agrupa por edades, así que en la clase los nacidos a principio de año son los mayores. Esa pequeña ventaja en edad física y emocional(…)”
    de la cache de google. Zrubavel, Lo cierto es que criterios similares al enunciado por ti son los que este tio expone. Leí un articulo extenso al respecto pero ahora no lo encuentro…
    [Comentario Zrubavel: Muchas gracias por la indicación, muy útil y clarificadora.
    De paso decir que este es el comentario 2.000 en esta página. Gracias a los que comentáis porque hacéis que la página sea mucho mejor.]

  4. Como apunta el comentario 3,
    Los nacidos en enero (aunque sea el dia 1) son los mayores de la clase.
    Son los de diciembre los que son los mas pequeños (si lo sabré yo)
    [Comentario Zrubavel: Gracias por tu indicación, lo he corregido en texto, afortunadamente la idea no quedaba afectada por ese error.]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *