Canciones tristes

La tercera sinfonía del compositor polaco Henryk Gorecki es una de las piezas musicales más bellas que jamás hayan sido compuestas. Especialmente famoso es su segundo movimiento, escrito para orquesta y soprano. Esta pieza, junto con el Adagio para cuerdas, de Samuel Barber, es la compañía de todos los reportajes catastróficos que suelen emitir en televisión. Si bien la tristeza del Adagio de Barber sugiere la contemplación de la barbarie, esta pieza de Gorecki evoca más bien a la pena posterior a una enorme desgracia.
Dos de cada tres reportajes sobre los atentados suicidas tenían una u otra pieza como música de fondo, así que aunque creas que nunca has oído el segundo movimiento de la tercera sinfonía de Gorecki, te aseguro que sí lo has hecho.
Cuando conoces lo que canta la soprano te resulta aún más triste la melodía. Se trata de un mensaje, escrito en 1944 por una joven prisionera polaca durante la Segunda Gerra Mundial en una cárcel de la Gestapo, dice algo así:

No, Madre, no llores,
La muy casta Reina de los Cielos
Siempre me ayudará.
Bendita María.

Compuesta en 1976, esta sinfonía, llamada Sinfonía de Las canciones tristes, tuvo cierto éxito, pero sería en 1993 cuando pasaría a entrar en la historia con mayúsculas de la música. Se grabó una versión, dirigida por David Zinman, con la soprano Dawn Upshaw y con la London Symphonietta.


Desde luego, esa versión es soberbia y digna de ser oída, pero por razones que escapan a toda lógica, el disco empezó a venderse como rosquillas. Primero se puso como el disco de música clásica más vendido, después, ingresó en las listas generales de superventas. Finalmente, con dos millones de copias vendidas, pasó a ser el disco de música clásica más vendido de todos los tiempos, por encima de cualquier obra de Mozart, Beethoven o Bach ( en honor a la verdad hay que reconocer que si sumamos las distintas grabaciones de la sinfonía nº 9 de Beethoven, o el Requiem de Mozart, obtendríamos otro resultado). En cualquier caso, es hoy en día la pieza de música clásica contemporánea más vendida de todos los tiempos.
Referencias:
Obras completas de Gorecki.
Sinfonía nº3 de Gorecki.

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

2 comentarios en “Canciones tristes”

  1. A lo mejor es que la compran realmente o a lo mejor es que sale no se, por ejemplo, en todas las promociones de música clásica de El País y/o ABC. He trabajado en prensa y sus ventas pueden cambiar rankings.
    En todo caso, en música clásica es más “fácil” comprar lo que ya se tiene muy oído¿no?

  2. uno de los punos importantes es que es musica orquestal muy buena y que si a alguien le agrado de seguro o mejor dicho ojala y consiga un gusto más exquisito para la musica orquestal. a mi parecer hay obras más conmovedoras que esta mencionada como el tema de la pelicula “la lista de Schindler, Schindler’s list” de un compositor contemporaneo es soberbia, o “Claro de Luna”, “Lacrimosa”, muchas de Liszt, Chopin, etc, pero bueno de lo que se trata es de escuchar lo más posible y cercano a la realidad, y obras como esta son una clara expresión de sentimientos y es a mi parecer lo que en realidad importa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *