El jefe cobarde

Cuando llegué a mi primer trabajo, lo primero que me enseñaron fue un gráfico con la estructura jerárquica del proyecto. Aún no sabía ni dónde tenía que sentarme, pero aquel jefe entendió que esa retahíla de nombres me sería de gran ayuda. Aquel proyecto, como tantos otros, se caracterizaba porque había más jefes que no jefes. Lo que más me sorprendía era que, con frecuencia existía una relación del tipo:Antonio es jefe de Belén. Y Belén es jefa de Carlos y de David.

Una persona es jefe de otra persona. Y esa otra, como mucho, de dos o tres personas. Esa estructura es completamente ineficiente.

Si Antonio dice a Belén lo que hay que hacer, y Belén se lo dice después a Carlos y David, entonces es claro que, o bien el puesto de Belén, o bien el de Antonio, es totalmente superfluo.

Con el tiempo, me di cuenta de que estos mecanismos se basan en la cobardía. Antonio quiere que Carlos se quede esta noche comprobando unos informes. Pero no se la encarga directamente a Carlos. Le dice a Belén que ella se lo diga a Carlos. Belén no puede quejarse, diciendo que Carlos tiene que ir a casa, a cuidar de sus hijos. Belén sabe que a Carlos le vendrá mal tener que quedarse, pero no puede defenderlo a priori.

Así, ahora Belén se encarga de notificar «la mala noticia» a Carlos, que puede quejarse, pero entonces Belén le dirá que ella no tiene la culpa. Que la orden viene de «más arriba». Carlos puede quejarse todo lo que quiera, Belén, todo lo más, puede trasladar su queja a Antonio. Pero si lo hace, quedará como una jefa blandengue y maleable. Belén se limita a repartir trabajos sucios y a aguantar lo que le tengan que decir sus empleados.
Por supuesto, la compañía podría ahorrarse unos buenos miles de euros al año despidiendo a Antonio, que es un cobarde o a Belén que es prescindible. Antonio tendría que dar la justificación a Carlos de porqué él tiene que quedarse a comprobar los informes. Quizás no haya un motivo claro. Pero como superior jerárquico tiene que establecer tareas pertinentes para el mejor funcionamiento de la empresa. Y si esa tarea lo es, seguro que sería capaz de justificarlo ante Carlos.

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

Un comentario sobre “El jefe cobarde”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *