Esta en el aire, en alguna parte

¿Internet? No he llegado ni a usarlo. Internet es una enorme distracción.[…]
Yahoo me llamó hace ocho años […] ¡Querían que pusiera uno de mis libros en Internet! ¿Sabes lo que les dije? Iros a la mierda. Iros a la mierda vosotros y el Internet.
Te descentra.[…] No tiene sentido ninguno; No es real. Está en el aire, en alguna parte.

Ray Bradbury, el autor de Fahrenheit 451. Con noventa años, la culpa es de los periodistas, por publicar lo que dice, sin importarles el desprestigio que causan a la memoria de un mito viviente de la literatura.

Visto en esta página.

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

7 comentarios sobre “Esta en el aire, en alguna parte”

  1. Quitando lo de que «no tiene sentido» y «no es real», no le veo ninguna pega a la opinión. E incluso en esos dos casos, como en el popular chiste del eclipse de sol, de la intención que puso el entrevistado a la interpretación que hacemos nosotros puede haber serias diferencias. Máxime cuando, entre medias, encontramos periodistas y traductores.

  2. «Old dogs don’t learn new tricks»

    Teniendo en cuenta que despotrica de Institutos y Universidades, no me extraña que le arree a todo lo que pille por delante. De todas formas, de la entrevista original se deduce que es un amante de la autoenseñanza, por lo tanto está implícitamente a favor de Internet. Quizá el problema es que hace diez años ya tenía 80 tacos, un poco talludito para pillarle el gusto a esto…

    [Comentario zrubavel: Eso es, no deja de ser un abuelete, por muy figura que haya sido, ni siquiera entiende lo que es Internet. Por eso eso sobra de la entrevista.]

  3. Lo cachondo es que hasta lleva algo de razón, aún partiendo de nulos conocimientos como él mismo reconoce.

    Prefiero leer a este diciendo que «está en el aire» que a los trespuntoceristas hablando de web semántica.

  4. Lo que duele es que a pesar de su edad irónicamente no deja de ser un escritor de CF. Internet es el sueño cumplido de muchos de ellos, lo cual es chocante que uno de los más grandes ni siquiera entienda de que trata (cuando en varios de sus relatos hay esbozos de lo que hoy en día es la red). Pero bueno, a Ray se le puede perdonar esto y mil millones de cosas más.

  5. No. No le perdonemos nada. Lo que dijo demuestra -y esto es una perogrullada- que NADIE es infalible. Que todos los seres humanos son pelotudos en algún momento. Que muchas veces meten la pata hasta el caracú. ¿Cuántos músicos de renombre despotricaron contra Los Beatles? ¿Cuántos escritores contra Cervantes? ¿Cuántos críticos contra Picasso o Van Gogh? ¿Cuántos astrónomos contra Galileo? No hay que endiosar a simples seres humanos. Ninguno está exento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *