La frase: Despierto para cumplir una tarea propia de hombre

Marco Aurelio. Emperador romano, autor del libro de pensamientos breves Meditaciones.
Origen:
Pensamiento primero del libro V de las Meditaciones de Marco Aurelio:

Al amanecer, cuando de mala gana y perezosamente despiertes, acuda puntual a ti este pensamiento: «Despierto para cumplir una tarea propia de hombre.» ¿Voy, pues, a seguir disgustado, si me encamino a hacer aquella tarea que justifica mi existencia y para la cual he sido traído al mundo? ¿O es que he sido formado para calentarme, reclinado entre pequeños cobertores? «Pero eso es más agradable». ¿Has nacido, pues, para deleitarte? Y, en suma, ¿has nacido para la pasividad o para la actividad? ¿No ves que los arbustos, los pajarillos, las hormigas, las arañas, las abejas, cumplen su función propia, contribuyendo por su cuenta al orden del mundo? Y tú entonces, ¿rehúsas hacer lo que es propio del hombre? ¿No persigues con ahínco lo que está de acuerdo con tu naturaleza? «Mas es necesario también reposar.» Lo es; también yo lo mantengo. Pero también la naturaleza ha marcado límites al reposo, como también ha fijado límites en la comida y en la bebida, y a pesar de eso, ¿no superas la medida, excediéndote más de lo que es suficiente? Y en tus acciones no sólo no cumples lo suficiente, sino que te quedas por debajo de tus posibilidades. Por consiguiente, no te amas a ti mismo, porque ciertamente en aquel caso amarías tu naturaleza y su propósito. Otros, que aman su profesión, se consumen en el ejercicio del trabajo idóneo, sin lavarse y sin comer. Pero tú estimas menos tu propia naturaleza que el cincelador su cincel, el danzarín su danza, el avaro su dinero, el presuntuoso su vanagloria. Estos, sin embargo, cuando sienten pasión por algo, ni comer ni dormir quieren antes de haber contribuido al progreso de aquellos objetivos a los que se entregan. Y a ti, ¿te parecen las actividades comunitarias desprovistas de valor y merecedoras de menor atención?

Frase aplicable a:
Desde el primer día en que leí esta frase, no pude volver a vaguear en la cama. Se acabaron las siestas. Se acabaron los cinco minutos extra. Ni trucos para dormir mejor, ni deporte, ni premios, ni rutinas para crear hábitos, ni despertadores especiales.
Cuando tengo mucho sueño, el desgraciado de Marco Aurelio me despierta por las mañanas.

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

4 comentarios sobre “La frase: Despierto para cumplir una tarea propia de hombre”

  1. Leí las «Meditaciones» hace tiempo y aún así muchos de sus pasajes se me han quedado grabados. Es un libro que podría haber escrito cualquiera y hubiese pasado inadvertido, pero que ganó su importancia por el renombre de su autor. El texto invita a pensar, sin embargo, no me acaba de convencer que todo deba tener un propósito. Por mi parte me siento mejor cuando por las mañanas, aún a sabiendas que no tengo ningún fin y que no hay ningún patrón que defina lo que es «propio de un hombre», decido oponerme a la inercia de la «vida fácil» y me pongo en pie para definirlo por mi mismo.

  2. Muchísimas gracias por compartirlo. Me viene de perlas que yo soy de los que no entienden que alguien pueda funcionar con 8 horas de sueño. !Es que hasta voy a imprimirlo!

  3. Merece la pena recordarla, sí. Yo hace tiempo (quizá por la edad, quizá por mis niñas) que ya no vagueo mucho.
    Y algunas veces, incluso consigo robarle horas al sueño. Cuando lo consigo, cuando una semana he sido capaz de dormir 40 horas o menos, en total, me digo: «esta semana, le he vencido la partida al sueño, he dormido menos de lo que mi contrato laboral marca» ;-) Pero no es fácil lograrlo.
    Pero hay que reposar, también, no lo olvidemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *