La vergüenza del blog

Después de leer las entrevistas que ha publicado el diario 20 minutos a los bloggers favoritos a los premios de su concurso de blogs, junto a otras opiniones que he ido leyendo a lo largo del tiempo, me ha llamado la atención la actitud hacia el tiempo y el dinero de algunos de los autores.
Es extraña la ambición de algunos bloggers por tratar de “financiar” el coste que les genera la página con publicidad, del tipo Adsense. En España sólo unos pocos blogs con tráfico muy alto pueden ganar más de 60 euros al mes con la publicidad. Lo normal es que se ganen 40 o 50 euros al año para un blog más o menos visitado.
Un blog que sea capaz de pagar el hosting con publicidad, por lo general requerirá de bastantes horas semanales de actualización, lectura de comentarios y escritura de artículos. Por esa tarea nadie les va a pagar. Puede decirse que esa es la parte agradable de tener un blog. Si se dedican 4 horas semanales a la escritura de un blog, suponiendo que se pudieran ganar 10 euros por cada una de esas de horas de trabajo(una limpiadora gana ese dinero, no hablo de sueldos de presidentes de gobierno), estamos hablando de 40 euros que estamos perdiendo cada semana.
Ante esa cantidad de dinero, se me antoja ridículo luchar por afrontar el pago del hosting ( que será unos 100 euros anuales, quizás menos ) de forma desesperada con la publicidad.
Los anuncios rompen el diseño de la página.
Los anuncios pueden molestar a los lectores.
Los anuncios implican beneficios elevados para una gran empresa ( Google ) y migajas para el dueño del blog.
Los anuncios alejan a nuestros lectores de nuestros contenidos.


Para algunos bloggers el hecho de estar empleando su tiempo en una actividad no remunerada que, todo lo más, genera gastos, puede resultar avergonzante. Prefieren dejarlo como actividad no remunerada, pero sin gastos.
Para mí, escribir en un blog es un hobby, como hacer ganchillo, jugar al fútbol o formar parte de un club de tenis. Puede ser gratis, pero tiene unos gastos que, en el mundo real, pueden pagarse sin protestar. La lana del jersey hay que comprarla, al igual que el alquiler de las pistas de fútbol y la cuota mensual del club. No hay drama en todo eso. Sin embargo, ¿Por qué esforzarse en evitar el pago del hosting?
Hay una tendencia a defender la gratuidad de Internet. Estoy a favor de ello. Veo fantástico que se pueda compartir la música y las películas entre usuarios. Sin embargo, algunos servicios de calidad deben pagarse. Si quiero el último episodio de Lost ( Perdidos) con garantías plenas de que no es un virus, con calidad digital de imagen y subtítulos sincronizados el mismo día que lo emiten en televisión, tendré que pagarlo. Es estupendo que existan páginas que ofrezcan hosting gratuito y hay que pagar esa comodidad con publicidad por parte de los que lo ofrecen. Si queremos un hosting personalizado y libre, con algo habrá que pagarlo.
También observo una tendencia por parte de algunos bloggers en mentir sobre el tiempo que dedican a la página. Hablan algunos de 2 horas a la semana, como si trataran de decir “no le dedico tiempo a esto” o “me resulta fácil escribir”. Esto me parece aún más grave. A casi nadie le obligan a escribir un blog. El que lo hace voluntariamente, supongo que obtiene un placer en ello. ¿Es algo de qué avergonzarse? Si me gusta el cine, ¿He de avergonzarme de haber visto todas las películas de Kubrick? Si me gusta el teatro, ¿He de ocultar que voy a todos los estrenos que mi bolsillo me permite? Lo que si está claro es que si juego a las tragaperras he de excusarme con que sólo echo las vueltas de pagar el desayuno. Si me gusta el bingo, sólo voy a echarme unas risas, y si me gusta la droga, sólo tomo pastillas en ocasiones especiales – como los fines de semana.
Si los bloggers “más reconocidos” se avergüenzan encubiertamente de lo que hacen, ¿Qué puede esperarse de alguien que tiene 4-5 lectores diarios?
Todo esto se me escapa, yo escribo porque quiero, porque me gusta. Y, por ejemplo, sólo mi anterior post que es una selección de copias y pegas, me llevó casi dos horas escribirlo. Para mí es un motivo de orgullo el haber tratado de completar un artículo lo mejor posible. Para mí, ser un blogger es un hobby digno de orgullo.

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

4 comentarios en “La vergüenza del blog”

  1. Este es uno de mis blogs favoritos, de los que casi a diario entro a leer, he apredido varias cosas de cultura general que ignoraba, he conocido música muy buena que de otro modo jamás habría llegado a saber que existía, y por ello creo poder afirmar que se puede sentir ese espíritu de gusto por escribirlo, no por obligación, si no por la necesidad de transmitir ideas o conocimientos. Felicidades por este trabajo que creo nadie podrá menospreciar así lleve 2 o 10 horas semanales. Yo he intentado tener el mío, que pensaba alimentar con tiras de política local (soy de México ) dibujadas por mi, pero el miedo a no poder actualizar y quedar mal con los 2 o 3 lectores que llegara a tener me ha detenido, quizá más adelante.

  2. Yo considero a esos que tratan de rentabilizar sus blog, como que no son realmente blogeros son solo gente que se apunta al carro de la novedad, como en todas las modas, los blogeros de verdad somos la mayoria de los que escrivimos solo por el placer de que unos pocos o nadie en realidad nos lea y nos diga algo, bueno o malo, solo tratamos de comunicar nuestros sentimientos a un grupo selecto que nos entienda………

  3. Hola , solo quería decirte que estoy totalmente de acuerdo contigo.Yo tengo un fotoblog de Menorca , que es donde vivo ahora , y mi mayor aspiración es que la gente disfrute con mis fotos.
    No se donde leí que lo mas grande que un ser humano puede hacer es crear belleza para disfrute de los demas y yo lo intento , modestamente y de manera totalmente altruista.
    Lo cierto es que me llena de satisfacción todo el proceso,desde buscar la foto hasta editarla y comentarla con la gente.
    Llegé a tu blog hace unos meses buscando algo de la burbuja inmobiliaría y desde entonces soy un fiel lector , gracias por tu trabajo.
    Un saludo.
    Sergio.
    [Comentario zrubavel: Gracias a ti, Sergio. Coincido contigo, hay todo un placer en el proceso de creación de un post, aun cuando el resultado pueda algunas veces ser demasiado pobre.]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *