Las 7 maravillas de Canada

Terminó el concurso en que se elegían las nuevas Siete Maravillas del Mundo. Es increíble la confusión que se ha generado al respecto.
Por un lado, hay mucha gente que se ha tratado de aprovechar de la convocatoria: páginas falsas en Internet, votaciones a favor de la Alhambra en páginas que no eran la oficial, envíos de SMS que evidentemente no podían tener ninguna validez en la votación.
España se presentaba con la Alhambra de Granada, que no ha sido finalmente elegida. Sorprende el enfado de determinadas personas, que se sienten engañadas. Me fascina lo irracionales que somos: se convoca un concurso en que ganarán no las mejores, sino las más votadas. Y luego, si no te gustan los resultados, apelas a la falta de justicia.
En este tipo de elecciones no se puede recurrir a la (falsa) democracia. La masa elige mal a propósito. 99 de cada 100 españoles han elegido la Alhambra porque es española. Sin pensar que no están tratando de elegir el monumento más destacable: están eligiendo el que es español por ser español. Muchos de los que han votado no han estado en la Alhambra. Pero por ser española ya es mejor que los monumentos que tengan los demás.
Los granadinos han hecho muy bien en votar a su monumento: al fin y al cabo es dinero que puede acabar volviendo a la ciudad. Pero el resto de españoles podría haber intentado ser algo realistas.
Siendo una elección al peso los resultados finales podrían haber sido más grotescos y menos justos. Sorprende que Petra haya acabado entre las ganadoras. Y no porque no lo merezca sino precisamente por lo ineficiente del sistema de elección. Los jordanos no se iban a volcar a defender su monumento a golpe de ratón. Son menos que el resto de países participantes. También los peruanos lo tenían complicado con su Machu Pichu, pero algo de justicia ha emergido entre tanta irracionalidad. Ahora la gente se sorprende de que el Cristo Redentor brasileño haya llegado al top seven. Por si alguien lo desconoce, Brasil tiene 190 millones de habitantes. Eso da para muchos pobres, pero también para muchos que pueden votar por su monumento.


En otros países se han establecido convocatorias similares. En Canadá, por ejemplo, se permitió a la gente votar por su monumento favorito, llegando a registrarse varios cientos de candidaturas. Pero luego llegó un comité de «expertos» que decidió de entre ellas. Hizo una purga y eligió las que a ellos mejor le parecieron.
Tratándose de un país con poca historia y una gran riqueza natural, se decantaron más por maravillas naturales que arquitectónicas. De hecho estas son las siete vencedoras:

  • La Canoa. Sí, ese ancestral medio de transporte. Un símbolo para lel país que tiene una superficie lacustre equivalente al tamaño de media España, amén de una extensa y caudalosa red de ríos.
  • El Igloo.
  • Cataratas del Niágara. Que están en Canadá, no en Estados Unidos.
  • El casco histórico de Quebec.
  • Pier 21 en Halifax, Nueva Escocia. Unas antiguas oficinas de inmigración. La puerta de entrada al país de muchos inmigrantes.
  • Las Montañas Rocosas canadienses. Que al contrario de las americanas están extensamente nevadas y con glaciares.
  • El cielo de Canadá. Cuando uno de las mayores atractivos de tu país es el cielo, pudiera pensarse que las cosas están realmente mal. Tratándose de Canadá es todo lo contrario.

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

3 comentarios sobre “Las 7 maravillas de Canada”

  1. Demostración práctica de que la democracia se devalúa bastante con la presencia de instintos primitivos como el borreguismo chovinista (bastante común por estas latitudes).
    Me recuerda lejanamente a aquel concurso de Eurovisión en el primer año de Operación Triunfo. El fenómeno había arrasado de tal manera en este país, que eso ya «nos» colocaba en posición de aplastar a todos los demás participantes y ganarlo con facilidad.
    Y por cierto, si ni siquiera las elecciones oficiales que se han intentado vía internet (pocas, por fortuna) están libres de sospecha, ¿cómo confiar en sistemas tan fácilmente adulterables, que permiten múltiples votos con tal sólo borrar las cookies o votar desde una IP distinta?

  2. Lo que deberia organizarse es el concurso de los siete engendros del mundo.
    Cada region presenta engendros de otras regiones. Los idiotas de siempre se gastan su dinero en SMS y los listos de turno se quedan con el.
    (la ultima parte no es muy original, pero es lo que hay)

  3. me dio pena que no pudiera salir la isla de pascua elejida pero me gustan las 7 nuevas maravillas que escojieron

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *