Pons Asinorum

El hablar, por su facilidad, puede ser imitado por todo un pueblo; la imitación en el pensar, del inventar, ya es otra cosa.

Las ratas de Alberta

Publicado el 24 de agosto de 2007 5 comentarios

Send to Kindle

Hay ratas en todos los lugares del mundo donde viven hombres. Sólo en los polos, por el extremo frío y la escasa población humana no viven ratas.

Una notable excepción es la provincia de Alberta, en Canada. Un poco más grande que España, esta región tiene el extraño privilegio de ser uno de los pocos lugares habitados del mundo donde no viven estos molestos roedores.
Por un lado se conjugan condiciones geográficas favorables: la región es bastante fría, la densidad de población (5,38 habitantes por kilómetro cuadrado) muy baja. Está aislada de zonas portuarias – los barcos cargueros siempre van atestados de ratas y tiene un tráfico moderado de trenes y camiones, insuficiente para propagar grandes cantidades de ratas. Alberta limita al norte con una región boreal de temperaturas demasiado extremas, al este con las Montañas Rocosas, que sirven de aislamiento. Al sur, a pesar de limitar con los Estados Unidos, lo hace con las semiáridas High Plains de Montana, unas mesetas donde casi no llueve que tienen la densidad de población más baja de todo Estados Unidos.


No viven ratas en los campos de Alberta así que sólo en las ciudades tienen esperanza de sobrevivir. Sin embargo, a los anteriores condicionantes se une una casi patológica lucha contra las ratas.

Se dice que la primera rata llegó a Alberta en 1950. Un año después se iniciaba una agresiva campaña de desratización, usando abundante veneno, quemando campos y destruyendo edificios infectados.
Apenas hay unos 200 casos anuales de edificios con ratas desde entonces, un número ridículo si recordamos que la región es tan grande como todo España. Hoy en día se ha llegado a niveles de casi cero ratas en toda la región. En cualquier caso, ante la más pequeña alarma la Rat Patrol (patrulla antiratas) se encarga de su inmediata aniquilación.
Es casi irracional que haya cientos de oficiales encargados de controlar la población de ratas en la región donde menos hay de todo el mundo pero así ocurre en Alberta. O una línea de teléfono gratuito 24 horas para los que descubran uno de estos animales en su vivienda o granja.
Tampoco se permiten las ratas domésticas. Sólo los zoológicos, las universidades y los centros de investigación pueden tener ratas en cautividad. Poseer una rata doméstica en cautividad puede suponer una multa de 5.000$ (más de 3.500€) y hasta dos meses de cárcel.
Un video sobre la surrealista Rat Patrol en Alberta:

Tras tanto tiempo de lucha, las gentes de Alberta han perdido un poco el sentido de la realidad. Aunque los resultados obtenidos eliminando las ratas son admirables, comienzan a ver a estos animales como uno de los mayores males de la Humanidad. Como en el video se dice “todos los años la Rat Patrol recibe unas 300 llamadas, pero en la mayoría de los casos son falsas alarmas. La mayoría de la población nunca ha visto una rata, así que ni sabe qué aspecto tienen.
No deja de ser interesante observar que cualquier información sobre Canadá nos trasmite una sensación de tranquilidad absoluta: el país donde nunca hay problemas reales.
Links interesantes:
Exclusión de ratas en Alberta.
Historia del control de ratas en Alberta.
Visto en:Damn Interesting. Artículo sobre los experimentos con ratas.
[Actualización: No dejéis de visitar este bizarro lugar en el que se muestra cómo cazar ratas al estilo Made in USA: a escopetazo limpio. Además, no tendréis oportunidades de ver páginas tan poco "Web 2.0" todos los días.]

Send to Kindle

Comentarios

5 comentarios a “Las ratas de Alberta”

  1. auster
    24 de agosto de 2007 a las 15:30

    Cuando estuve en Canadá me asombró la cara de indiferencia que me puso un compañero de clase nativo al contarle que aquella mañana había visto una ardilla muy mona cruzar la carretera, y que le había sacado unas cuantas fotos bastante divertidas. Me parecía extraño que no le resultase adorable una ardilla, cuando todos mis compañeros se quedaban embobados cada vez que veían una.
    Un día una amiga me contó que la hija de su familia de acogida se había indignado cuando le confesó que le encantaban las ardillas. Le explicó que eran familiares de las ratas y le insistió en que la próxima vez que se encontrase con una se fijase en su cara, ratuna según ella.
    Otro compañero me contó cómo el fin de semana anterior la mujer de su familia de acogida había llamado a la policía y casi acordonado la zona en la que había encontrado una ardilla muerta, por considerarla una fuente peligrosa de infecciones.
    Teniendo en cuenta el odio que siente la mayoría de los canadienses (con los que yo traté) hacia las ardillas no me es de extrañar que sean tan alarmantes con las ratas. Las considerarán el diablo materializado.

  2. lendermain
    25 de agosto de 2007 a las 9:33

    A mi me parecen un poco tontos… los típicos provincianos de sitios donde nunca pasa nada con prejuicios estúpidos.
    Aunque sean de los más civilizados del mundo.
    (El video es completamente surrealista)))

  3. auster
    25 de agosto de 2007 a las 21:11

    Oooohh, la animación del cursor es lo más. Me falta la Comic Sans.

  4. Lalo Tacuave
    8 de octubre de 2007 a las 17:52

    Para mi los tontos son los citadinos que ven una vibora o otro animal y los aniquilan.
    Pero ven un raton y se los quedan viendo como si fueran hermosos.
    O ven una zarigueya( comadreja) y las exterminan, pero despues cuando en su lugar llegan las ratas no ponen el mismo empeño para exterminarlas.
    Yo veo bien lo que hacen en Alberta Canada.

  5. natividad perez
    6 de junio de 2008 a las 2:11

    guao es la ciudad mas limpia del mundo por que no hay rata ,felicidades Alberta la amo yo voy avivir muy pronto alla y prometo cuidad de ella para que nunca alla una rata voy a ser muy limpia y organizada.

Escribe un comentario





Suscribirme sin comentar

Contacto

Si quieres contactar con el autor de esta página, hazlo desde aquí.

Suscribirse (RSS)

Suscribirse (Email)

Buscar