Olla podrida

La olla podrida no es más que un plato de comida, típico burgalés. El nombre de podrida suena a que no debe ser una delicia. Sin embargo la palabra podrida procede del término poderida, y ese, a su vez de la palabra poder.
En realidad el poderida se refiere o bien a que era un plato que sólo los más poderosos podían permitirse comer en la antigüedad o bien por lo «poderoso» de los ingredientes que emplea.
Así, hay un tratamiento un tanto curioso de la etimología, por cuanto en lugar de asimilar el nuevo término al origen de la palabra ( por ejemplo olla poderosa ) o dejarlo como estaba, se adaptó creando una especie de false friend ( palabra con un parecido asombroso a otra pero con la que realmente no tiene nada que ver ).
Los franceses exportaron la palabra y el plato, traduciendo sin contemplaciones cada una de las palabras que componían el nombre a pot-pourri. Este tipo de actuaciones se denominan en linguística calco.
Como el plato tiene muchos ingredientes, acabaría creándose un uso en el francés del término pot-pourri como «conjunto de cosas heterogéneas, batiburrillo».
En particular, su uso en el ámbito de la música, con el significado de pieza musical formada por temas o fragmentos diversos, volvío a España, en forma de la palabra por todos conocida de popurrí.
Así, popurrí es una de las palabras más originales del mundo, por cuanto tiene un origen en el propio idioma que la adopta pero antes ha tenido un enjuague por un idioma vecino. Se trata de un hispanogalicismo.
Fuente: Wikipedia (en español)

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

Un comentario sobre “Olla podrida”

  1. Interesante vocablo viajero. Eso sí, la olla podrida de plato típico gallego tiene muy poco. Castellano-leonés a lo sumo.
    [Comentario zrubavel: tienes razón, ya lo he corregido. Muchas gracias]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *