Pons Asinorum

El hablar, por su facilidad, puede ser imitado por todo un pueblo; la imitación en el pensar, del inventar, ya es otra cosa.

Parábola de los talentos

Publicado el 28 de julio de 2008 20 comentarios

Send to Kindle

Porque el reino de los cielos es como un hombre que yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes.
A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y luego se fue lejos.
Y el que había recibido cinco talentos fue y negoció con ellos, y ganó otros cinco talentos.
Asimismo el que había recibido dos, ganó también otros dos.
Pero el que había recibido uno fue y cavó en la tierra, y escondió el dinero de su señor.
Después de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con ellos.
Y llegando el que había recibido cinco talentos, trajo otros cinco talentos, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros cinco talentos sobre ellos.
Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.
Llegando también el que había recibido dos talentos, dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros dos talentos sobre ellos.
Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.
Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste;
por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo.
Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí.
Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses.
Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos.
Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.


***
Este episodio de la Biblia, concretamente el capítulo 25 del Evangelio según San Mateo, admite lecturas diversas como sucede casi con cualquier texto bíblico.
Los talentos de que habla son un tipo de moneda de la época, pero bien que podrían identificarse con euros actuales o con cualidades propias: si Dios (o la Fortuna que es lo mismo) te ha dado una serie de bienes, tienes que tratar de aprovecharte de ellos tanto como puedas y si no lo haces, te los quitará por falta de uso y se los dará a cualquier otro que sepa hacer mejor uso de ellos. Y no tendrás derecho a protestar.

Send to Kindle

Comentarios

20 comentarios a “Parábola de los talentos”

  1. Scila
    31 de julio de 2008 a las 12:47

    Personalmente me cabrea bastante esta parábola. Sobretodo por el matiz de que el talento que se le quita se le da al que tiene 10, y no al que tiene 4, que habiéndole dado menos también ha doblado la cantidad. Encuentro bastante perverso el repartir cantidades distintas y luego exigir lo mismo a todos.
    Es como la famosísima del hijo pródigo. Yo soy el hijo que se ha quedado en casa con el padre trabajando, y veo como se me trata y como se trata a mi hermano que se ha pasado media vida de cachondeo, y esa misma noche me voy de rameras (o lo que se hiciese para divertirse en la época) y me ventilo todo el dinero que tenga, que total, mejor me van a tratar cuando vuelva.
    [Comentario zrubavel: La realidad es que las cosas nunca están repartidas por igual, por más que muchas veces se pida (algo que no tiene sentido casi nunca) así que eso me parece que hace la parábola más interesante.
    A mi me recuerda la gente que se queja de los beneficios de los bancos. Se quejan pero no compran acciones de los bancos. Y luego el banco les quita los pocos talentos que tienen. Se merecen eso y Siete Plagas de Israel.]

  2. Scila
    4 de agosto de 2008 a las 21:12

    Estoy de acuerdo en que no se puede exigir que se reparta todo por igual. Me recuerda las discusiones de pequeño de “a mi me has dado menos!!!”.
    Pero me da un poco por culo que luego encima venga el cachondo que ha hecho el reparto tocando los cojones.

  3. Juan Choque
    21 de septiembre de 2008 a las 4:49

    Veo en esta parábola cuatro lecciones
    1. Todos reciben algún talento
    2. Todos reciben de acuerdo a su capacidad
    3. Todos deben y pueden hacer multiplicar los talentos
    4 Todos darán cuentas ante su señor
    5. Todos reciben un premio o un castigo
    La cosa es saber ¿qué recibí yo, y qué estoy haciendo con lo que recibí?
    Tanto el que multiplicó los cinco talentos como el que multiplicó los dos talentos recibieron el mismo trato de parte de su señor: “Bien buen siervo y fiel, sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor”.

  4. oscar matute ortiz
    16 de noviembre de 2008 a las 4:43

    Dios da los talento. No hay que incapacitarlos. No hay que esconderlos. Hay que funcionar con ellos, porque Dios sabe que cada uno de nosotros tiene talento. Para ello hay que trabajarlos y ponerlos en practica.

  5. Jose Luis Murcia
    26 de febrero de 2009 a las 17:11

    El hombre que recibe 5 talentos es un gigante espiritual, leal,fiel,honesto y con capacidades ejecutiva.
    El de los 2 talentos es leal,fiel y honesto ciento por ciento.
    El de un talentoes infiel,temeroso y perezoso,sin embargo, honesto.( El no robo,no fue hombre malo,pero se sento y dejo de trabajar.

  6. JORGE TORRES MEZA
    21 de junio de 2009 a las 22:33

    Es muy sencillo, pues Dios quien siempre siembra amor, virtudes, valores, todo lo bueno en nustros corazones, simple y llanamente espera recoger buenos resultados, pues es lógico que una fuente buena se espera agua buena, pura… por tanto, Dios como buen Padre nunca espera nada malo de sus hijos.

    Ah por favor a ese (a) tal Scila que aparece de primer comentario le exijo que si no sabe nada de Biblia mejor que calle para que no hable Basura, No sea Ignorante y Respete la Palabra de Dios…

  7. Jorge Torres Meza
    30 de diciembre de 2009 a las 3:33

    Muy bueno.

  8. angela ortiz
    24 de enero de 2010 a las 20:25

    scila: al hombre natural las cosas espirituales le parecen locura.
    ¿Profundo verdad?….

  9. diego
    14 de febrero de 2010 a las 1:51

    Pues yo lo interpreto de esta forma, ya sea dinero bienes o cualidades, hay que ponerlas a producir y no desperdiciarlas, el reclamo al final de nuestra vida no sería por que Dios quiere que se le devuelva lo obtenido para su beneficio, mas bién quiere saber que hicimos con lo que nos dió, saber si supimos valernos de esos “talentos” hacerlos crecer multiplicarse, de la misma forma que “talentos” no se refiere necesariamente a cosas materiales, los frutos no necesariamente deben ser materiales, si no quiza también espirituales, entonces “hay que emplear esos “talentos” para hacer el bién, y al término de nuestra existencia poder decir, Dios esto es lo que hice con lo que me regalaste, a lo largo de mi vida, no lo desperdicié, no lo dejé perder, no lo tiré, lo puse a producir, material y espiritualmente.

    Cuando dice que al que tiene poco se le quitará, y que le dará al que tiene mas, creo que se refiere a que si no cuidas lo que se te dió, no tan solo, no producirá, si no que al fin terminarás por perderlo “se le quitara”, en cambio al que supo hacer fructificar lo que se le dió, pues tendrá cada vez mas “se le dará” no realmente por que las cosas se le “den” si no por que sabe como hacerlas producir.

    Por último, la injusticia en el mundo no existe al nivel que la pensamos, nosotros como nos basamos en lo material, pues lo vemos de esa manera, pero hay tantos ricos con una vida vacia, solitaria, sin amor, tantos pobres que saben tomar lo mejor de la vida, aprender y salir adelante, se nos dan unas cosas se nos niegan otras, pero todo lo que necesitamos esta a nuestro alcance para salir adelante, si no por que hay ricos que lo pierden todo, y a veces los mas pobres con esfuerzo y dedicación y aprovechando los “talentos” que la vida les dió llegan a cambiar por completo su vida y sus condiciones, luego díganme quien valorará mas lo que tiene, el que nació teniendolo, o el que luchó por conseguirlo.

    Con esto quiero decir que no hay reglas, todo depende de cada uno y de como utilice los “talentos” que Dios le dió, sean materiales, espirituales, artísticos, o de inteligencia, hay que ponerlos a producir, siempre a nuestro servicio y al de la comunidad, por nuestro propio bién y el de la humanidad.

    Y tu ¿Que haces con los talentos que Dios te dió?

  10. sergio gonzalez
    14 de abril de 2010 a las 6:45

    Diego, aprecio tu interpretacion de la parabola de los talentos. No obstante, pienso que definitivamente, no tiene que ver con lo material en lo absoluto,aunque “talentos tenga un aservo comercial”, ya que comienza haciendo la analogia del reino de los cielos en relacion al hombre que viaja…etc. Creo que justamente tiene que ver con lo que dios nos ha dado como cualidades que tenemos que cultivar, algunos con mas talentos que otros , pero de los cuales tenemos que hacernos cargo y cualificarlos durante nuestra vida, con trabajo con esfuerzo y teson. Creser espiritual, material y mentalmente. No con el proposito de triunfar o demostrar exito, sino con el sentido de lealtad y fidelidad a quien nos ha creado y dado nuestros dones.Creo que ese es el sentido que jesus trata de demostrar como es el reino de Jehova nuestro dios.
    gracias por sus opiniones y que dios nos vendiga.
    sergio.

  11. david v
    16 de abril de 2010 a las 2:37

    0oh wow muy bonitos los comentarios excepto por los primeros pero q Dios los bendiga y tenga misericordia e ellos cierto c refiere a lo q Dios a puesto en cada uno de nosotros y q tenemos q desarrollarlo para servicio d el bendiciones !!!

  12. Claudio
    24 de mayo de 2010 a las 21:43

    en la epoca de Jesus los talentos se referian a cosas materiales; la fructificacion de los talentos aludian a bienes materiales.
    espiritualmente quizas, se aluda a que lo se sabe no se pierde. Lo que sabemos no sirve de algun modo.
    Lo que si es para pensar es eso de “…sabias que cosecho donde no sembre y recojo donde no esparci” eso es cruel y rudo hasta cierto punto.

  13. Eduardo Quesada
    3 de julio de 2010 a las 0:43

    Dios otorga a sus hijos lo que necesitan como sabiduria y amor; por la lealtad que tenemos hacia El, nos da los bienes materiales que necesitamos.
    Dios ha dado a cada uno de nosotros cualidades y capacidades de razonamiento y visión.
    a cambio tenemos que entregar amor y ayuda a nuestro projimo, y sobre todo predicar su palabra cuando El nos llama.
    Dios exige de cada uno de nosotros toda nuestra capacidad y no una capacidad a medias porque SIMPLEMENTE NOS APARTA DE SU REBAÑO
    como al sievo malo y a los que perseveran en El, los eleva sobre los demas en todo sentido

  14. oliv
    4 de julio de 2010 a las 2:04

    bien, deduzco que SU talento, es “sacar” los “cuartos” a google, con el Adsense este, y de paso decir que “no tiene animo de lucro en la pagina”, y renegar de los copyright´s con mucha ©.

  15. carla hernandez medianero
    20 de julio de 2010 a las 18:45

    conparto mi comentario con jorge torres no se deben pronunciar asi de tal forma de la palabra de dios por ultimo el es que nos juzga

  16. gabriel
    17 de septiembre de 2010 a las 4:07

    para todos aquellos que estan pensando en el 2012 todo esto noes mas que una farsa dicen que los propios mayas no pudieron predecir su propia desaparicion entonces es verdaderamente ridiculo creer en sus profecias ademas un probervio biblico dice en mateo 24:36 que respecto aquel dia y hora nadie sabe ni el hijo ni los angeles de los cielos sino solo el padre claro refiriendose aque ni jesus sabe cuando pasaria esto sino solo su padre ¨JEHOVA¨ el traera la conclusion del sistema de cosas para acerlo mas cencillo la des truccion de este mundo de satanas

  17. yoyi
    18 de septiembre de 2011 a las 19:13

    me parece muy atractivo los comentarios, ajenos a las actuales doctrinas de excelencia y de comercialización,entre otras,que están basadas en la interpretacion de la iglesia catolica romana que dio forma a la “actual doctrina de los talentos” que al final no es sino otra doctrina de Mamon, pero que los supuestos cristianos protestantes evangelicos, asumimos como la verdad, no hay algo que esta mal?, si el “mundo” (cuya meta es el dinero)tiene los mismos principios, valores y doctrinas que el pueblo de Dios?, ojala que fuese que el pueblo de Dios contaminara al mundo, sus costumbres, trastocara sus valores y sistemas,que Dios en absoluto no necesita para bendicir a su gente, así como la alimenta a los pajaros y viste a las flores (que aún no han sido destruida por el talento humano!!!), para ser mantenido por el mana, habria que pacticar la doctrina de los talentos biblica: La moneda romana del talento representa a la salvacion que hay que reproducir o predicar…no para ir a los templos o reinos del mundo (lo que se hace hoy), ni foomentar la “amistad con el mundo” en busca del bienestar social, la honra y su gloria. Amén

  18. Francisco
    2 de diciembre de 2011 a las 16:14

    Las interpretaciones son buenas, pero creo que lo mas interesante es aplicarnoslas, preguntarnos cada dia ¿Que estoy haciendo por los demas? ¿Como reparto mis talesntos, los que Cristo me entrego, como el amor, el servicio, el trabajo, la espiritualidad, estoy amando y siendo fiel en mi matrimonio, ayudo a la sociedad para que sea mas justa, cumplo con mi trabajo siendo el primero en llegar y el ultimo en salir?
    Amigos que el Señor los bendiga.

  19. edgar
    21 de enero de 2012 a las 18:43

    TODO ESA BASURA QUE USTEDES HABLAN EN LA VIDA REAL NO SE APLICA PORQUE EN ESTE PUTO MUNDO TENGAS O NO TENGAS TALENTOS LA OPRESION DE LOS MALDITOS RICOS NO TE DEJAN PRODUCIR NADA MAS QUE PARA LOS 3 PLATOS DE COMIDA QUE TE VAS A ARTAR EN EL DIA PINCHIS CABRONES DE MIERDA

  20. Néstor González Loza
    8 de abril de 2012 a las 20:38

    Los buenos políticos, a pesar que intentan encaminar a la sociedad, no dan con la tecla.
    ¿Hay algún filósofo que nos ayude a encontrar cuál es el enfoque equivocado?
    Un concepto muy arraigado en todos los protagonistas de la economía es que la prosperidad de los asalariados atenta con su avance espiritual.
    Esa falsa creencia ha surgido de una equivocada interpretación de las enseñanzas de las escrituras. Éstas indican la pobreza para los discípulos avanzados, pero para las personas indican la prosperidad como fruto del trabajo, del esfuerzo y del desarrollo de su creatividad, es decir que en esa etapa, el progreso es avance espiritual.
    Las actuales relaciones laborales remuneran sobre las necesidades fisiológicas y no sobre el valor del aporte que cada uno hace a la sociedad; entonces desmotivan, abaten a los esforzados y envalentonan a los indolentes.
    Así los recursos escasean cada vez más y el endeudamiento de los Estados completa el cuadro.

Escribe un comentario





Suscribirme sin comentar

Contacto

Si quieres contactar con el autor de esta página, hazlo desde aquí.

Suscribirse (RSS)

Suscribirse (Email)

Buscar