Problemas de España

cis

Con motivo de la presentación del último ‘Barómetro del CIS’ (Centro de Investigaciones Sociológicas) me dio por buscar el estudio completo en su página web. En televisión siempre se filtran las secciones más importantes, las respuestas más votadas, pero leyendo los datos de Noviembre 2016, es interesante revisar un poco las secciones que nunca aparecen en televisión.

Al margen de las preguntas sobre intención de voto se hacen dos, sobre los problemas de la gente:

¿Cuál es, a su juicio, el principal problema que existe actualmente en España? ¿Y el segundo? ¿Y el tercero?
¿Y cuál es el problema que a Ud., personalmente, le afecta más? ¿Y el segundo? ¿Y el tercero?

La imagen de más arriba muestra los porcentajes de algunos aspectos interesantes que puntúan muy bajo. Nada de la corrupción, el paro, los políticos, la Sanidad, que siempre están en los primeros lugares.

Tres aspectos que están continuamente en los medios de comunicación, como son ‘Los refugiados’, ‘La violencia contra la mujer’ o ‘Los desahucios’, apenas son mencionados por la gente. La violencia contra la mujer en particular, se considera como un problema mucho más importante para España (1,1%) que para las personas en particular (0,2%). Con números tan pequeños, parece que son diferencias de décimas, pero estamos hablando de que es un problema más de 5 veces más grave para España, que para las personas en particular.

He destacado esos tres problemas en particular porque están continuamente en los medios de comunicación, dando la impresión de que no sucede otra cosa. A pesar de la continua exposición mediática, a la hora de la verdad, la gente entiende que los verdaderos problemas, son otros. Incluso con el enorme desgaste psicológico que supone oír una y otra vez las mismas opiniones, no se consigue lavar el cerebro de la gente y hacerles pensar que son lo único en que deben pensar.

Totalmente ignorado en el estudio, aparece un interesante epígrafe: ‘Falta de inversión en industrias e I+D’ (con un 0,7% y 0,3% de respuestas), frente a un 72,9% de gente que considera que su problema es ‘El paro’. Posiblemente el anterior sea el mayor problema de España, pues es estructural. Con una sólida industria agro-alimentaria y turística, el gran cáncer económico de España es no tener suficiente industria ‘de verdad’. Los polígonos industriales de muchas ciudades dan pena, con empresas que se limitan a solicitar productos por Internet (a industrias reales) y distribuirlos por España.

Mientras no tengamos industria real, dependeremos del turismo – y la construcción que está relacionada con éste – que son sectores cíclicos que se mueven por burbujas. La gente que vive de profesiones en burbujas no puede tener una vida de verdadera clase media, moviéndose entre la más absoluta miseria en los años malos, y la ostentación de los nuevos ricos en los buenos.

4 comentarios en “Problemas de España”

  1. Hombre, cabe preguntarse si algunos de los que dicen que la violencia de género es un problema “para España”, en realidad están diciendo de forma velada que lo sufren directamente. No creo que sea fácil reconocer ante un desconocido que tu pareja te zurra. Si a eso le sumas que es un problema que “afecta” sólo a un 50% de los encuestados tu 5X igual se acaba quedando en un 2X. Es lo mismo que so preguntas a gente si tienen un problema con el juego, vas a tener un sesgo brutal.

    Estoy de acuerdo con que en España la industria es una broma pero no creo que el problema sea que las noticias hablen de mujeres maltratadas. Tener una sociedad incívica es lo que hace que al final nada nos funcione en condiciones.

  2. En las encuestas se exagera el estigma de todas las preguntas ‘complicadas’ llevando a exageraciones y total libertad para inventarse datos.

    Between 15 and 76 percent of women [in the EU] are targeted for physical and/or sexual violence in their lifetime, according to the available country data.

    Los medios hacen bien en hablar de los problemas sociales, pero con los mencionados (al que ahora se une el acoso escolar) es un continuo bombardeo mediático que tiene mucho de adoctrinamiento. Si los políticos no resuelven los problemas de la gente, tampoco la prensa es quién para decirnos cuáles son nuestros verdaderos problemas y los que más nos deben preocupar.

  3. Estas encuestas son el retrato que hace un niño de 5 años con ceras Manley.

    La crisis de valores sólo es un problema para el 2,1%, el 1% para las personas en particular. El 98-99% de la población no percibe, entonces, que seamos una sociedad que quiera trabajar menos, que se esfuerce menos, que se contente con menos. El 98-99% de los católicos no percibe o no ve un problema que el catolicismo esté desapareciendo, que falten curas,… El 98-99% no ve ningún problema en que renunciemos a muchas cosas en aras de la corrección política que nos está dominando. El 98-99% no ve un problema la concepción actual de la familia, de las relaciones interpersonales, de la tolerancia,…

    El 98-99% de los encuestados no meditaron lo suficiente sus respuestas.

    Y los encuestadores tampoco ayudaron. La despoblación no figura en la lista. ¿No hay relevo generacional, y a nadie le importa? ¿El sistema de pensiones no le importa a nadie? ¿La dependencia energética? Bueno, eso ya sé que no le interesa a nadie. Pero hay problemas muy serios, problemas que entiendo que los políticos no quieren sacar a la palestra porque ellos no pueden hacer nada (no sabrían) y menos en sólo 4 años, que es su horizonte, pero los encuestados y los encuestadores deberían haber puesto más interés y esforzarse por sacar a colación los temas verdaderos.

    Es que ni el tráfico en las grandes ciudades, oye.

    En fin, seguro que si hubieran incluido la opción “la invasión cultural americana (american way-of-life, halloween, McDonalds, suburbios residenciales y grandes centros comerciales, etc) habría tenido más votos que “la Monarquía”.

  4. Ni una mención a la futura debacle en la oferta de empleo (robótica, IA y tecnología mediante) ni tampoco al agotamiento del petróleo, que es tan dramático que oculta los otros gravísimos ultimatums que pesan sobre diversas materias primas y elementos vitales para nuestro “occidental way of life”.

    Vamos, que el mundo se va a la mierda sin frenos y la gente pensando en la “inseguridad ciudadana”, la “inmigración” o los “problemas de la juventud”. Desde luego que los medios de comunicación han disipado cualquier tipo de actividad crítica en nuestros cerebros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *