Rabo

“Rabo” es una palabra de uso muy común en el español de España, pero su definición es, inesperadamente, bastante compleja.

La Real Academia corta por lo sano y la define como un sinónimo de “cola”.

Extremidad de la columna vertebral de algunos animales.

Sin embargo para cualquier persona que tenga el español como idioma nativo, está claro que hay “rabo de toro” pero no “cola de toro” o que los peces no tienen rabo. Un perro puede tener cola pero es más lógico decir rabo, mientras que un caballo tiene cola y no rabo.

El diccionario Maria Moliner entra en una acotación más precisa, pero aún insuficiente.

Cola.
1. f. Prolongación de la columna vertebral, que forma en los animales un apéndice en la parte posterior del cuerpo.
2. f. Grupo de plumas largas que tienen las aves al final del cuerpo.

Rabo.
1. m. Cola de los animales terrestres (no de las aves ni peces); particularmente, si está desprovista de pelos largos.

Así, si queréis probar el nivel de castellano de una persona extranjera, podéis usar esta sencilla palabra como referencia. Es casi imposible que no confunda el término correcto en la mayoría de los casos.

Fuente: https://forum.wordreference.com/threads/p%C3%A1jaro-%C2%BFrabo-o-cola.394924/?hl=es

6 comentarios en “Rabo”

  1. Entonces basandonos en la definición de Maria Moliner los perros tendrían rabo y no cola. Yo considero que lo más correcto es tratarlos como sinónimos sin más y que se decida el uso de una u otra en base al contexto de la frase o simplemente a las costumbres del que habla

    Por cierto echo de menos tu blog, deberías escribr mas a menudo

  2. Esta entrada en concreto no vale nada literariamente hablando, no es mas que una pequeña idea/curiosidad poco desarrollada.

    Sin embargo añoro esos relatos de hace unos años. Era un gusto ir leyendo textos que me atrapaban y que me iban empapando sobre el tema, siempre acababa empatizando con el protagonista de la historia (supongo que tú).

    Me vienen a la cabeza algunos como en el que cuentas como subsistias a base de becas en tu infancia, o en el que cuentas los campeonatos de ajedrez a los que ibas en los que te hartabas a comer.

    También muy interesante en el que cuentas tu experiencia en la compra de un piso o aquel consejo sobre la apuesta en acciones de Bankia que se cumplió

    En cualquier caso solo quería hacerte saber que de verdad te valoro como escritor, de hecho has conseguido que a través de tus textos te conozca mejor que mucha gente con la que puedo salir de fiesta o ver en clase a diario, creo que esa es la clave de todo escritor sea al nivel que sea.

  3. Muchas gracias por los comentarios positivos, pero precisamente por eso no estoy escribiendo tanto como antes. Con los años te das cuenta de que no tiene interés escribir cosas curiosas, lo único que realmente aporta es dar opiniones y experiencias propias y verdaderas, y eso siempre tiene un coste, aunque sólo sea de tiempo. Hoy por hoy el blog tiene muy pocas visitas (un 10% de las que tenía en sus mejores tiempos), apenas comenta nadie, si no es para quejarse. Se han perdido incentivos.
    Hoy en día estamos saturados de buenos contenidos, incluso un buen artículo es olvidado pasados unos pocos minutos ante el último gif animado divertido, la última curiosidad de Facebook, el último meme ingenioso.
    Además, mi visión del mundo es cada vez más “polémica”, menos enfocada al buenismo de defender a los supuestamente débiles y culpar a los políticos, ricos de todos nuestros problemas.
    Para colmo de males, tengo a algunos conocidos en la vida real que saben quien soy por haber leído el blog, con lo que al final no tienes la libertad de expresión absoluta del anonimato.

    En resumen: escribir en el blog apenas aporta beneficios y los inconvenientes superan con mucho las ventajas. Lo bueno, sin embargo, es que va por etapas y en algún momento de mi vida con menos actividad no descarto volver a él con más interés.

  4. Vaya, no esperaba recibir una respuesta.
    Bueno confío en que en algún momento vuelvas a escribir, recuerdo que encontré el blog gracias a un artículo que apareció en meneáme, quiero decir con esto que si alguna vez vuelves a tener tiempo y ganas estoy seguro de que al ofrecer contenido de calidad se producirá un aumento del tráfico de usuarios.

    ¿Me podrías recomendar algo para leer en formato libro?
    He leido parte de las recomendaciones de tus entradas, pero me apetece leer un libro y me fío de tu criterio; aunque se que recomendar a ciegas siempre es complicado

  5. Suscribo cada una de tus palabras sobre lo difícil que es escribir un blog hoy por hoy. Todo es tan masivo y profesional + todos estos algoritmos de recomendación que hacen que la gente sólo vea más contenido exactamente idéntico al anterior contenido que les gustó mientras el paladar se les atrofia de comer siempre lo mismo. Es imposible tener la más mínima repercusión.

    El único incentivo posible para los de la vieja cuerda sería pasta y, con toda sinceridad, esta gente que de cuando en cuando nos dice “echo mucho de menos tus artículos” no pagarían 10 euros al año por leer tu blog ni aunque escribieras una entrada al día. Así que sí, da algo de pena, pero mola que al menos lo mantengas vivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *