Sucedió en Barcelona

Sirva este post como documento histórico:
Se vende un “estudio” por 172.800 euros, 28.751.501 pts. ( código 407775 ).
El estudio tiene 25 m² y es exterior.
Antes de continuar, sería interesante dar algunas explicaciones. Para empezar, el estudio no es tal, sino un local comercial rehabilitado. Al ser un local, da a la calle, por lo que, por fuerza, ha de ser exterior. Esta es la puerta de entrada del local convertido en piso:



Los locales comerciales convertidos a “estudios” tienen algunas ventajas que no se indican en los anuncios:
a) El precio de los suministros – gas, luz, agua – es bastante más elevado que el de una vivienda convencional.
b) Al no tener el pleno estatus de vivienda puedes tener pequeños problemas administrativos, como que no te llegue correo a casa, ya que tu “vivienda” no tenga un número asociado, o que no puedas empadronarte en ese sitio, al no constar como vivienda. También te puede pasar que no puedas acceder a deducciones por vivienda habitual, toda vez que eso no se considera una vivienda.
Si lo miramos por dentro, el sitio es coqueto:


Los muebles son del Ikea. El coste total del mobiliario de la casa, sin exagerar, es inferior a 600 euros. Quizás eches en falta alguno de los siguientes muebles:
a) Armario
b) Cama
c) Mesa de comedor o sillas.
La razón es simple: no hay sitio para ellos. Aunque el anuncio diga 25 metros cuadrados, son construidos. No hace falta haber sido arquitecto para ver que ese piso, como mucho, tiene 20 metros cuadrados.
¿Preparados para apretarse el cinturón? Va siendo el momento de ver el baño y la cocina:


Sobra todo comentario. El anuncio se oferta a través de una agencia, se me caería la cara de vergüenza por intentar vender algo así. Lo triste es que tarde o temprano, acabará teniendo comprador.
¿No te crees que es un local? Ahora mira la puerta de entrada y mira al “estudio” desde dentro. Como puedes ver, es muy exterior:

Esto ocurrió en Barcelona, la segunda ciudad española. En esa ciudad, de aparente prosperidad, el día 26 de febrero de 2006 una persona vendió un pequeñísimo local comercial, reformado a vivienda, por la nimiedad de 172.800 euros.
Artículos relacionados:

♦ Pisos de lujo asiático
♦ Algunas viviendas de ¿lujo?

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

5 comentarios en “Sucedió en Barcelona”

  1. yo, más que cabrones o hijos de puta, llamaría tonto del culo al que lo ha comprado. Si lo puedes vender por 28 millones ¿lo venderás por 16?. La gran pregunta es : aunque el tonto exista ¿algún banco ha financiado esto? Eso es más difícil de creer, porque Bancos tontos no hay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *