Superfrau

Mucho me sorprendió cuando fui a Alemania la poca calidad humana, desde el punto de vista zoológico, que encontré.
Basta ir un poco más al norte, para encontrarse a las superrubias de las danesas, con un poco más de paciencia se topa uno con las suecas y las noruegas. En el sur, entre Italia y España basta para demostrar que la vida es bella.
No es que en Alemania no haya mujeres y hombres guapos – algunas de las supermodelos son alemanas – sino que, en general, noté un cierto “deterioro de la raza”.
Es triste que para hablar de un tema así haya que dar tantas explicaciones, pero son necesarias. Alemania planteó en el desarrollo de la 2ª Guerra Mundial diversas consignas. Algunas bárbaras como el exterminio de los judios, otras discutibles como las “expansiones territoriales” otras trasnochadas, como la “purificación de la raza”.


Para purificar una raza hay dos métodos. En realidad, el proceso es el mismo que para purificar el aire de una habitación: o se quita el aire viciado dejando el limpio, o se mete más aire limpio.
La purificación de la raza por el método del “aire viciado” es abominable y fuera de toda discusión. Sin embargo, el otro método, admite discurso.
La “purificación de la especie”, también llamada eugenesia, tuvo su origen en los Estados Unidos. A finales del siglo XIX notaron que si dejaban entrar a inmigrantes de cualquier país de origen, aquello se acabaría llenando con lo peorcito de cada casa. Muy pronto se pondrían listados de nacionalidades “impuras”. En este listado, pocas se libraban de la quema. Los españoles e italianos eran casi los mejor parados, aún dentro de que se les metía en el paquete de “malos paises”. Noruegos, lituanos o fineses eran tachados de escoria humana. Quizás sólo los alemanes, ingleses y franceses eran los ciudadanos aceptables.
La Alemania nazi daría la vuelta de tuerca innecesaria al postulado, hasta llevar al punto de que la Eugenesia se considera una postura casi bárbara. No obstante, hoy en día existen numerosas investigaciones con fines eugenésicos. Casi todos los desarrollos del genoma humano, tratando de eliminar enfermedades hereditarias, pueden englobarse en el apartado de “investigaciones y actuaciones eugenésicas”.
A lo que iba. Los alemanes pretendían “enriquecer” la raza, juntando a bellas teutonas con fornidos cabelleros rubiales de metro noventa. La idea era bonita, sobre todo para los caballeros rubiales, pero resulta que Alemania acabó perdiendo la guerra.
Las consecuencias fueron funestas para el plan enriquecedor. Los caballeros alemanes murieron en el frente, a manos rusas, o por los bombardeos. En las ciudades quedaron los inválidos para la guerra, los tarados y unos pocos objetores. También con las mujeres hubo una presión a la baja, muchas de las más bellas tenían puestos de enfermeras, doctoras o en cargos pseudomilitares que las llevaron a la tumba.
Al final de una guerra perdida un país se queda con lo peorcito ( insisto, hablo de animales, no de personas ). En Alemania aún queda algo de todo eso, entre los hijos de los supervivientes. Hay gente guapa, fea, más guapa y menos guapa, pero la cantidad de rostros raros e imperfectos es muy superior a cualquier otro país de Europa en que haya estado.
Dije.
Referencias: Eugenesia ( Wikipedia ).

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

2 comentarios en “Superfrau”

  1. Amén, desde luego tu teoría estará, supongo, comprobada y bueno… la subiremos a los altares. Vaya gilipollez.

  2. A mi no me parece remota. Tu postura es mas que interesante. Se podría decir entonces que en Alemania al final de la guerra ocurrió una “selección natural invertida” involuntaria y mira el triste resultado actual y ahora otra vez que se han invadido de turcos y musulmanes. Tal parece que el destino manifiesto es acabar con la raza alemana eh?

    Ahora crucemos el océano Atlántico hacia el sur y miremos quien tiene la población mas bonita o con mayor índice de guapas y guapos – bajo los criterios occidentales claro. Los brsaileños que tuvieron a bien mezclarse e integrarse y dejaron actuar las leyes de Darwin o las zonas que recibieron grandes inyecciones étnicas de pureza racial hace 120 años. Vete al sur de Brasil y encontrarás rubias muy guapas hasta con sangre negra en sus venas o negras mulatas con ojos azules – si, para Ripley -.

    Vete a la Argentina y verás algo similar con un toque italiano, alemán o judío – ahora estan exportándo mujeres rubias a países como Mexico donde causan sensación en los tradeshows, la tele y las novelas.

    Has visto orientales rubios? Facil, vete a Vietnam o Corea y ahi los encontrarás. Morenos de ojos razgados o verdes? Vete a Hawaii o Tahiti. Pero también analiza las recientes grandes migraciones en la historia de la humanidad por guerra o hambre y ahí tienes los reultados. Yo mismo soy el resultado multiracial multietnico y multilingual de una mezcla exótica de orígenes que se remontan al S XVI. Soy un mexicano atípico y estoy consciente de ello – todo mundo quiere saber mi mezcla o aplicarme algun arquetipo y me dicen; ” es que eres rubio por ser alemán o blanco por francés o alto por sueco” Me dan risa muchas veces estos comentarios. Ven a mis hijos y creen que son Suecos. Yo mismo jugué con la genética intencional. Sabía que si me casaba con una rubia natural las posibilidades de tener una descendencia idem aumentarían. Si me hubiera casado con una irlandesa o gallega habría tenido hasta hijos pelirrojos, si lo hubiera hecho con una negra habrian borrado mi registro racial blanco o me habrian salido hijos bonitos cafe con leche como dice mi hermano. V e las fotos de tus ancestros. Ahora recuerdo al esposo suizo de una conocida mexicana mía. El hombre en edad casamentera estaba desesperado por casarse con alguien de fuera de su pequeño pueblo, aquejado de males y taras generalizadas y la encontró al otro lado del Atlántico en México, sangre nueva con un toque de sangre alemana y mucho de catalana y morena mexicana. Hijos hermosos y sanos y por lo menos no son ni enfermizos ni tarados – se libró mi amigo.

    Pero nunca sabrás de que color es la piedrita. Otro conocido pariente se casó con una Miss México exhuberante y bella. De sus cuatro hijos, todos le salieron feos menos uno, de quien hasta se rumoraba no era su padre quien lo era. “Mira sorullo el negrito es el único tuyo…” Como reza la canción,

    Hoy hay que agregar los destinos de la red; ucranianas y rusas son las esposas mas fieles o populares y de mayor ranking en el internet, seguidos de las ardientes colombianas y las tahitianas (si quieres una esclava moderna).

    Aseguro que la tecnología de la información (los chats, el correo) favorecen la migración e integración de las razas – como lo fue la promesa gringa de una tierra propia en América y una esperanza hace 150 años. Hoy vete a Barcelona, Londres o Nueva York y te encuentras al cosmopolitismo en sus máximas expresiones. Pero ese es otro cantar, Saludos y Paz desde nuestro querido México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *