Valor añadido

Refiriéndose a la desastrosa economía comunista de Rusia, la Wikipedia nos muestra un ejemplo extraño de hasta qué punto el control del gobierno sobre los precios puede llevar a anomalías del mercado:

Por ejemplo, el precio del pan, un pilar en la dieta tradicional de los rusos, estaba por debajo del coste del trigo empleado para fabricarlo. En algunos casos, los granjeros alimentaban al ganado con pan en lugar de con grano porque les resultaba más barato.

Este ejemplo recuerda al también sacado por los pelos de las situaciones de hiperinflación en que una divisa pierde casi todo su valor. La gente tiene que moverse con cifras multimillonarias para realizar sus compras y en algún caso el papel físico con que está fabricado el billete costaba menos que el papel que podía comprarse con los billetes, por lo que la gente prefería quemar billetes antes que comprar cualquier otro tipo de mercancía para emplear en la calefacción.
inflacion-billetes.jpg
Siempre he creído que esta fotografía está sacada de contexto. Aunque afirman en el pie que es:

Una alemana alimentando el horno con billetes, que arderán más tiempo que la cantidad de leña que puede comprarse con ellos.

Me resulta más lógico pensar que son billetes que han quedado fuera del curso legal, algo frecuente en estas situaciones de hiperinflación. También el hecho de tener dinero para hacerse una fotografía quemando billetes pero no tener dinero para leña me resulta muy sospechoso.

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

Un comentario sobre “Valor añadido”

  1. Respecto a lo de la fotografía, también tienes que tener en cuenta que probablemente la foto la estuviera realizando un periodista y no algún familiar.
    La foto también me recuerda a una que vi hace tiempo en la que salían niños jugando con montones de dinero apilados unos sobre otros.
    También se produjo una situación similar de superinflación cuando, después de perder la 1ª Guerra Mundial, Alemania se vio obligada a pagar las indemnizaciones de guerra y además, perdió bastantes regiones industriales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *