Cesarea

Un curioso ejemplo de las dificultades con que se encuentra la ciencia de la etimología es la palabra cesárea.

Plinio el Viejo

Plinio el Viejo (23-79) fue un importante escritor y naturalista latino. Su magna obra Historia Naturalis constituye uno de los primeros ejemplos de enciclopedia de toda la Historia.

A lo largo de más de 160 volúmenes, en un trabajo de toda una vida, recogía todo el conocimiento de su época. De los libros que se han conservado, la mayoría trata sobre geografía, medicina y biología.

En el prefacio, el autor afirma haber recogido 20.000 hechos recolectados de unos 2.000 libros y de 100 autores selectos. Las listas que todavía existen de sus fuentes ascienden a mucho más de 400, incluyendo 146 romanos y 327 griegos, así como otras fuentes de información.

Sus libros tuvieron un grandísimo éxito aún en vida del autor. Larcio Licinio intentó sin éxito comprársela por unos 200.000 € de hoy en día. Lo cual no deja de ser paradójico por cuanto en uno de los libros que se han conservado de la Naturalis Historia (Liber XXXI sec XXIII) Plinio se refiere al aspirante a comprador, describiendo su muerte:

Las Fuentes Tamáricas en Cantabria sirven de augurio. Son tres, a la distancia de ocho pies. Se juntan en un solo lecho, llevando cada una gran caudal. Suelen estar en seco durante doce días y, a veces, hasta veinte, sin dejar ninguna señal de agua, mientras que otra fuente contigua sigue manando sin interrupción y en abundancia. Es de mal agüero intentar verlas cuando no corren, como le sucedió poco ha al legado Larcio Licinio, quien, después de su pretura, fue a verlas cuando no corrían, y murió a los siete días.

Nacimiento de Julio César


En uno de estos libros de Plinio el Viejo se refiere presumiblemente al nacimiento de Julio César.

El primero de los Césares llevó su nombre por el útero escindido de su madre y hace derivar el nombre de la operación de la palabra caesus, que quiere decir cortado, mondado.

Hoy en día se da por buena esa etimología para la palabra cesárea. Sin embargo, se descarta el hecho de que Julio César naciera de cesárea, por cuanto la mortalidad para la madre ante esta operación era de casi el 100% hasta hace pocos años y es un hecho conocido que la madre de Julio César sobrevivió a dicho parto. Julio César nació en el año 100 antes de Cristo y Aurelia Cotta, su madre, murió en el 54 antes de Cristo llegando incluso a cuidar de sus nietos.
Así, cesárea proviene de una versión César-izada de la palabra caesus (supino del verbo caedere) que significaba cortar.
La cesárea era una medida desesperada para tratar de salvar al niño cuando la madre moría o estaba a punto de hacerlo. Un edicto latino de la época de César obligaba a realizar una cesárea a toda mujer que muriera de parto, en la esperanza de salvar al niño.

Aunque no existe prueba alguna, también ha sobrevivido la idea de que dicha ley pasó a la Historia con el nombre de Lex
Caesarea
(Ley Cesárea), de ahí el nombre de este procedimiento médico.
Sin embargo hay un precedente en la Lex Regia, de Numa Pompilio (715-673 a.C.), segundo rey de Roma tras Rómulo. En ella se decretaba que:

Si mater pragens mortua fuerit, factus guam primun caute extrabatur: ac, si vivus fuerit baptisetur» lo cual prohibía enterrar a mujer que muriera estando embarazada, sino que había que extraerle el feto para que pudiera salvarse su alma.

Así, esta ley es muy anterior al nacimiento del dictador romano y en ella no se hace mención alguna al nombre de César.
En general se establecen todo tipo de referencias circulares en lo que a la etimología se refiere. César deriva su nombre de la forma de parto. La operación, de la Ley. La Ley, de Julio César. César de la forma en que nació del vientre de su madre.

La cesárea en la antigüedad

Una cuestión interesante es el hecho de si es del todo cierto que César no pudo haber nacido de su madre de cesárea o esta no habría sobrevivido jamás.
Durante la Edad Media los libros médicos recogían alguna información sobre el procedimiento a realizar pero este no solía llevarse a cabo. Maimónides, médico y filósofo del siglo XII, reflexionaba sorprendido al conocer literatura que narraba partos a mujeres que sobrevivían realizados por cesárea en la época romana. En sus escritos cuenta que le resultaba «médicamente imposible» que esto pudiera suceder.

Es un hecho sin embargo que Maimónides tuvo acceso a fuentes clásicas en que se describían mujeres que habían superado tan complicada operación y aún habían sido capaces de dar a luz por métodos normales en partos posteriores.

No se sabe exactamente quien fue el primer operador que se atrevió a practicarla por primera vez en una mujer viva y se acepta, aunque con naturales reservas, la opinión de Caspar Bauhin (1560-1624) quien la da por realizada hacia el año 1500 por el matarife de cerdos Jacob Nufer, de Sigershausen, en el cantón de Thurgovia, Suiza. Bauhin refiere que ante la imposibilidad de la prosecución del parto:

«…el marido, después de implorado el auxilio divino y de cerrada cuidadosamente la puerta, coloca a su mujer encima de una mesa, y le abre el abdomen, como se hace para los cerdos. Y supo hacerlo con tanta destreza que ya al primer corte se pudo extraer el niño sin ninguna lesión. Once comadronas que estaban cerca de la entrada, sintiendo los vagidos del niño, intentaban entrar con todos los medios; pero no fueron admitidas antes de que se limpiase al niño, y se suturase la herida abdominal, según costumbre veterinaria…».

Personajes históricos

En modo alguno sería Julio César la personalidad más famosa nacida de cesárea, ni tan siquiera en su tiempo. Escipión el Africano, el hombre que venció a los Cartagineses también había nacido de cesárea. Numerosos dioses y personajes divinizados también: Asclepio, Dionisio, Adonis, Bacco, Brahma, Buda nacieron de cesárea dejando a sus madres en la mesa de operaciones.

Etimologías de César

Volviendo a Julio César, su nombre tiene tres principales etimologías más o menos creíbles. La dada por Plinio además carece de sentido por cuanto se trataba de un nombre común de sus antepasados en la familia de los Julia a la que pertenecía Julio César.

  • De acuerdo al gramático Sextus Pompeius Festus, César proviene del término caesaries que significa «cabello», refiriéndose a la línea familiar de los Julios que solían tener mucho cabello. (Para desgracia de Julio César, él era calvo).
  • Elio Espartiano, en la Historia Augusta, menciona que proviene de la palabra púnica para designar al elefante, en la creencia de que en su juventud, Julio César mató a un elefante. Esta opción se refuerza con el hecho de que se conservan monedas de la época romana con la inscripción Caesar y el dibujo de un elefante.
  • Elio Espartiano también sugiere que podría ser por los impresionantes ojos azules del emperador (azul era caesii).
    Sin embargo menciona Suetonio en su famosa Vida de los 12 Césares que los ojos de Julio César eran negros. Esto demuestra hasta qué punto la historia se soporta en pocas fuentes de información. Un comentario sin intención de Suetonio, que nació 170 años después que César, basta para rebatir toda esta hipótesis.

La expresión de incierto origen latino para la cesárea ha servido como base para el término que han elegido en idiomas muy diferentes del mundo. Los términos en japonés y coreano significan literalmente «incisión del emperador».
Referencias.
Aparte de las citadas, o destacando entre ellas:
Dos referencias muy buenas para quien quiera conocer más sobre la Historia de la cesárea:
Historia de la cesárea (en inglés)
Algunos aspectos históricos de la operación cesárea.
Un brillante artículo en que se explica al detalle por qué hoy en día son tan comunes las cesáreas:
Cómo los partos se industrializaron.
Escrito por Atul Gawande, una de esas inusuales personas que consiguen hacerse famosas por dos actividades totalmente diferentes: es un prestigioso ensayista a la vez que afamado médico. Es el mayor experto mundial en la extirpación de glándulas endocrinas cancerosas.

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

Un comentario sobre “Cesarea”

  1. Todo esto está muy bien (no he logrado leero entero) pero algo me ha dejado clavado.
    ¿Los medicos de la tercera imagen están en pelotas?
    [Comentario zrubavel: Antes que sobre la desnudez, me preguntaría. Los que están realizando la cesárea, ¿Són médicos?
    Sí que están desnudos.]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *