El mejor cocinero del mundo

En España todo el mundo sabe que el mejor cocinero del mundo es Ferran Adrià.
Lo que no sabe la gente de fuera de España es quién es Ferran Adrià.
Y es que a lo mejor Ferran Adrià no es el mejor cocinero del mundo.
De este cocinero dice la siempre divertida Wikipedia en castellano:

Considerado por los especialistas el mejor cocinero del mundo en la actualidad.

La Wikipedia inglesa, en un breve artículo dice:

En la actualidad es considerado uno de los mejores cocineros del mundo y lidera el ranking de la revista europea Restaurant.

A ver. Hay mejor equipo de fútbol del mundo (el que gane el Mundial, aunque se injustamente). Hay mujer más guapa del mundo (la que gane alguno de los concursos de mises, aunque las haya más guapas) o hay mejor tenista del mundo (el que lidere la lista de la ATP). Uno puede estar de acuerdo con estos líderes. O no. Pero tienen un título de prestigio por el que los competidores suelen también luchar.
En cocina no existe el título de mejor cocinero del mundo. Existen listas diferentes, unas con más prestigio que otras. De entre las más prestigiosas, existe la que presenta la revista Restaurant.
Esta lista no da un premio al mejor cocinero sino al mejor restaurante. Y en este caso el restaurante dirigido por Ferran Adrià, El Bulli, es el mejor con diferencia.
Best restaurant in the world:
* 2008 El Bulli, Catalonia (Spain)
* 2007 El Bulli, Catalonia (Spain)
* 2006 El Bulli, Catalonia (Spain)
* 2005 The Fat Duck, Bray, Berkshire, England, UK
* 2004 The French Laundry, Yountville, California, USA
* 2003 The French Laundry, Yountville, California, USA
* 2002 El Bulli, Catalonia (Spain)
Ahora bien. Comparando con la Fórmula1, Ferran Adrià es Felipe Massa y el Bulli es Ferrari. El mejor del mundo es Ferrari. No desde luego el piloto, ni siquiera el jefe de la escudería. Es la escudería.
Y aunque es indudable su pujanza internacional o la exquisitez de su restaurante, y me enorgullece que haya españoles en los primeros puestos mundiales de cualquier cosa, el decir con esa prepotencia que tenemos el mejor cocinero del mundo es una exageración.
Porque esto no es todo. Si uno mira el jurado de ese concurso, se da cuenta de que es un concurso europeo. Hay tantos delegados españoles como de todo Estados Unidos. Cada cual puede tener mil razones para odiar ese país, pero Estados Unidos es tan grande como todo Europa y tiene tantos buenos restaurantes como todo Europa. La lista deja en muy mal lugar a los cheffs americanos, que ocupan puestos de segunda fila. Y bueno, los cocineros americanos de prestigio no es que cocinen hamburguesas y donuts constantemente. Tienen tanta calidad y conocimientos como los europeos. Sobre todo porque muchos son europeos o dirigen restaurantes de cocina europea.
Algo parecido sucede en vinos. En España creemos que nuestros vinos son los mejores del mundo. Y están entre los mejores. Pero ignoramos que haya competencia al margen de Francia. Y no sólo Italia puede vencernos, sino que Estados Unidos ni siquiera nos considera rival, al creérse en batalla sólo contra Francia.
El mundo de la cocina es muy emocional. Se establecen rivalidades locales y rencillas al margen de toda realidad. En vinos, todos se creen los mejores. También en cocina. Y en muchos casos se descartan rivales.
Otra potencia culinaria es Japón. Odio la cocina japonesa, pero es sabido que es una de las mejores del mundo y la calidad de sus restaurantes de lujo y cocineros de alto nivel es una de las máximas posibles. La cocina oriental también queda desprestigiada en el jurado de esa revista.
El concurso de mejor cocinero del mundo, por curiosidad, existe. Es la Bocuse d’Or (cuidado con la música de la web).
Sobre la participación española en este concurso incluso se ha hecho un documental en español: El pollo, el pez y el cangrejo real.
En este documental de 2008 se narra la lucha del equipo español, liderado por Jesús Almagro, por no repetir el ridículo de la edición anterior, en que Angel Palacios, un aventajado alumno de Ferran Adrià, quedó en 14º puesto (de 20 contendientes).
Me han dicho que es un documental muy interesante para los aficionados a la gastronomía. No contaré e

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

3 comentarios en “El mejor cocinero del mundo”

  1. Hace tiempo que te leo, quizás porque tengo una curiosidad parecida a la tuya por todo lo que no necesariamente tiene que interesar a muchos…
    Solo una precisión sobre esta entrada: el nombre de Adrià es Ferran, el equivalente catalán de Fernando, y se escribe sin acento y con ‘n’ final.
    [Comentario zrubavel: Gracias por avisar, lo he corregido.]

  2. El documental de la participación española en el Bocuse d’Or lo pusieron en la tele (supongo que en tve2) el año pasado. Descubrí a un compañero viéndolo (yo no sabía nada al respecto) y me quedé a verlo aunque estuviera empezado. Me encantó, es muy interesante.
    Menuda preparación llevan los platos, el cocinero que se presentó (no recuerdo su nombre) no sé ni como no entró en depresión. El tio hacía una propuesta y preparaba los platos, entonces un “comité de sabios” de una docena de los mejores cocineros españoles lo probaban y le decían lo que tenía que mejorar. Las dos primeras veces le tiraban todo el plato por tierra, era increible la de pegas que sacaban a cualquier cosa. También tenían en este comité a un cocinero francés que les aconsejaba sobre lo que le iba a gustar la jurado (a fin de cuentas es un concurso francés).
    El documental sigue todo el proceso, desde los primeros ensayos del plato, toda la evolución, las diversas presentaciones ante el “comité de sabios” y el propio concurso. Ahí es impresionante ver también los platos que preparan el resto de países y la cara de “joder, no tenemos nada que hacer” al ver según qué platos de algunos países.
    Ah, y como curiosidad, el título del documental se debe a los ingredientes del plato: un pollo especial de una región francesa determinada, un pez que habita en los fiordos noruegos (o por los mares escandinavos) y el cangrejo no lo recuerdo. Con esto quiero decir que no sólo tenían cuidado al realizar el plato, sino que prestaban especial atención a la materia prima con la que lo hacían.
    Muy interesante seas aficionado a la gastronomía o no.
    ¡Saludos!

  3. Hay todavía una pequeña errata en el nombre, según la wikipedia en español su nombre es Ferran Adrià, y no Ferran Adriá. Sabiendo que pudiste poner la c extraña de Peter Čech, esto te debería costar menos ;-)
    [Comentario zrubavel: Gracias David, también lo he cambiado.]

Los comentarios están cerrados.