Selección del foro de la vivienda (IX)

Continuando la selección del foro de vivienda de Idealista.
Unos comentarios muy didácticos sobre el significado y funcionamiento de la inflación.
I
miércoles 26 octubre 20:46, luisito dijo:
Los financieros cuando, comparan la rentabilidad de varias opciones de inversión, siempre comparan rentabilidades reales. En algunos activos debe descontarse la inflación para convertir rentabilidad nominal en real pero en otros no. Se descuenta la inflación de los activos que están expresados nominalmente. por ejemplo, los sellos de correos, los bonos del tesoro o los depósitos bancarios están expresados nominalmente. en todos estos casos, en los documentos pertinentes, aparece un valor monetario. Esto es importante porque este valor monetario está expresado en una moneda concreta. (Mírese en sello de correos) a estos activos debe descontársele la inflación. No la inflación del país dónde viva el inversor sino la inflación de la moneda en que esté expresado el valor monetario del activo. (Por ejemplo en España uno puede tener un depósito en dólares que dan más intereses pero debe descontar la inflación del dólar que es más alta que la del euro)
En las acciones o los lingotes de oro no figura un valor expresado en moneda. Uno tiene un documento que le acredita la propiedad de 100 acciones del Santander o de 500 gramos de oro. Nunca de acciones del Santander o oro por valor de 1000€. En estos activos no se debe descontar la inflación porque no están expresados en ninguna moneda concreta. Si no hay moneda no hay inflación. Si uno tiene un contrato que le hace propietario de “5000€ en esmeraldas” entonces a ese contrato si le afecta la inflación (la del euro) . El truco para saber si a un activo le afecta la inflación o no es ver si su valor está expresado como una cantidad monetaria fija en una moneda concreta.


II
miércoles 26 octubre 21:05, luisito dijo:
Aunque esto no es demasiado exacto, la inflación puede entenderse como una clase de impuesto. Un impuesto que penaliza el “no dar uso a la moneda”. La moneda es sólo un instrumento que sirve para los intercambios económicos. Sin embargo, ciertas personas pueden decidir guardar monedas y posponer esos intercambios: cobrar la deuda que la sociedad tiene con ellos pero más adelante. Si hay demasida gente que hace esto la economía se paraliza. La inflación, en el tipo de economía que tenemos, tiende a surgir por si misma como un fenómeno “natural” pero una vez que está ahí las autoridades monetarias (Trichet) la fijan y controlan en un determinado valor que puede variar según las circunstancias de la economía. Muy parecido a un impuesto: si uno decide guardar el dinero y no hacer nada con él se le penaliza, el año que viene podrá comprar menos cosas con él. Ahora bien, una persona que quiere conservar dinero para su vejez puede decidir dejar que otro utilice ese dinero hasta que él lo necesite. A este señor que ha puesto a rodar su dinero debe perdonársele el impuesto por no usar el dinero (la inflación) esa exención del pago de la inflación es el interés, o el euribor si se quiere. Como Trichet establece la inflación (la penalización) también debe establecer los tipos de interés (el antídoto) este es el motivo por el que la inflación y los tipos están sincronizados. El futuro jubilado alemán que presta su dinero a un hipotecado no obtiene de vuelta más de lo que el prestó. Los intereses que obtiene (el euribor) no aumentan el valor de lo que ha depositado en el banco. Simplemente le libran de la inflación. quién toma un préstamo tampoco puede dejar el dinero en un cajón porque estará pagando el “impuesto de la inflación”.
III
miércoles 26 octubre 21:42, credit crunch dijo:
Aunque esto no es demasiado exacto, la inflación puede entenderse como una clase de impuesto. un impuesto que penaliza el “no dar uso a la moneda”.

El parecido es mayor de lo que crees. parece que entiendes los impuestos principalmente como medida de influir en el comportamiento de los ciudadanos. pues no, ese efecto es secundario y es la excusa que esgrime el Estado (tabaco, gasolina, etc.) .
La razón de ser de los impuestos es generar recursos para el Estado. Lo mismo pasa con la inflación. La inflación por definición es el incremento de la masa monetaria, es decir crear dinero. En Estados Unidos por ejemplo, la Treasury emite deuda que compra la Reserva Federal con billetes recién impresos. El gobierno procede a gastar estos billetes en bienes y servicios “reales”.
Su efecto es la redistribución de riqueza, enriqueciendo a los que primero gastan ese dinero recién creado, que pueden comprar a precio de ayer. La subida de precios viene después de este primer gasto, así que en segunda ronda, los precios suben un poco más, y tonto el último en gastar. Habrá que preguntarse ¿Quiénes reciben primero este dinero recién creado?
Artículos relacionados:

♦ Selección de Idealista (I)
♦ Selección de Idealista (II)
♦ Selección Idealista (III)
♦ Selección Idealista (IV)
♦ Selección Idealista (V)
♦ Selección Idealista (VI)
♦ Selección Idealista (VII)
♦ Selección Idealista (VIII)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *