Billetes grandes

I
Aún no he tenido un billete de 500 euros en mis manos. En realidad, apenas si he tenido unos pocos billetes de 100, todo lo más. El cambio del euro a la peseta nos ha hecho desempolvar la aritmética de los decimales. Las cantidades que manejamos aún son bastante pequeñas.
II
Cuando la economía de un país se degrada mucho, aparece el fenómeno de la hiperinflación: Los precios no cesan de subir y es casi imposible para las autoridades monetarias controlar dicha escalada.
En países afectados por una inflación galopante, hay que pensar de forma relativa. Lo que hoy vale diez, en un mes puede valer cien.
Un caso dramático es el de Perú. Cuando estudiaba en Primaria, me enseñaron que la moneda del país era el Sol. El Sol nació como una moneda “fuerte”. En sus orígenes, un sol valía tanto como 5 francos franceses. Así, en sus orígenes, allá por 1931, un Sol estaba dividido en cien céntimos. Con el devenir de los tiempos, se llegó a 1985, año en que existían billetes de 100.000 soles.
No sé exactamente si se hace con algún tipo de picaresca, por comodidad, o para parecer que el país dispone de una moneda fuerte, pero cuando se llega a cifras tan altas, lo que suele hacerse es cambiar la moneda, en cierto modo “simplificarla”. Se le quitan un montón de ceros a todos los billetes y ya está.
En el caso peruano, optaron por cambiar de moneda, al Inti. Un Inti eran 1.000 Soles de los antiguos. Así, al comienzo sólo había billetes de 50 y 100 Intis.
Pero la inflación crónica de un país no se soluciona cambiando el nombre de la moneda. Con el tiempo, empezaron a surgir nuevos billetes, de los 100 Intis se acabó llegando a los 5.000.000 de Intis en un billetito.
La solución fue fácil: volver a cambiar de moneda. Ahora el nuevo nombre es el de Nuevo Sol. 1.000.000 de Intis equivalen a un Nuevo Sol. O sea que un Nuevo Sol equivale a mil millones de Soles antiguos.
La situación de Perú no es tan excepcional. En muchos otros países se ha optado por medidas similares. Turquía es el caso más claro. En el año 2004 la lira turca y el Inti eran las dos monedas más devaluadas del mundo. Hoy en día, tras el cambio que han realizado los turcos (1.000.000 de liras turcas antiguas = 1 lira turca nueva) el título estará en disputa, pero está claro que cuando alguien lleve mucho tiempo con la peor moneda del mundo acabará cambiándola.


III
¿Cómo son los billetes grandes? ¿Cuán grandes son los billetes? En el artículo de la Wikipedia sobre la hiperinflación se muestra una surrealista situación: una mujer echa billetes de banco al fuego porque el carbón que podría comprar con ellos se consumiría antes que los propios billetes. Fueron los alemanes los primeros en sufrir este mal endémico, tras la primera guerra mundial. Cuentan que en Viena la gente en los bares se pedía dos cervezas, por si para cuando terminaran la primera la segunda había subido de precio.
El billete con más ceros que jamás se ha emitido es el de medio billón de dinares, en Yugoslavia. Simplemente fascinante:

Aunque no es el billete más grande que ha existido. Ese mérito recae sobre los húngaros, que han sabido enmascarar sus penas con más elegancia:

Ahí donde lo ves, si los nervios no me fallan, tienes un billete de 1.000 trillones de Pengos. (1,000,000,000,000,000,000,000)
IV
Todo esto post surgió de una absurda pregunta que me se ocurrió: ¿Cómo separan los ceros de los billetes grandes? Cuando escribimos en el papel, solemos usar comas y puntos para dividir los ceros en paquetitos. En los billetes que he podido ver se han tomado las siguientes decisiones:
a) No hacer nada. Como el caso del anterior billete de Yugoslavia. No me imagino pagar en un kiosko a una abuela y que se ponga a contar los ceros con una lupa. Esa medida es un poco bárbara, pero quizás la más extendida. Otros países que han seguido esa política: Angola, Bielorrusia, China, Georgia, Polonia.

Un billete georgiano.
b) Separar por puntos. Caso de Grecia, Argentina, Bolivia, Nicaragua, Rumanía, Zaire.

Un billete argentino.
c) Separar por espacios. Los grupos de tres ceros se separan un poco del resto para clarificar la cuenta. Bosnia y Perú han usado ese sistema.

Un billete bosnio.
d) Escribir el nombre con palabras. Esta medida, cuando las cifras son inimaginables, se ha usado en Hungría, pero también en Alemania.

Un billete alemán.
e) Distinguir los últimos tres ceros con otro color. Brasil, Turquía, Ucrania.

Un billete brasileño.
La mayoría de estos billetes se han tomado de esta página. Hubiera intentado hacerle una donación al autor, pero supongo que para alguien que posee un billete de 100 trillones, el dinero no es un problema. Así, paguémosle en la moneda del siglo XXI que es el pagerank.

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

5 comentarios en “Billetes grandes”

  1. Un caso más próximo pero no tan exagerado lo encontramos en Francia. Allá por los años 60 decidieron cambiar cada 100 francos a 1 franco nuevo, que es el que ha habido hasta la llegada del euro.

  2. El caso de Turquía, antes del cambio, 1 millón de liras turcas eran unos 20 duros, así que este era el billete más usado. Para comprar cualquier cosa tenías que andar siempre con un fajo de billetes impresionante. Con el agravante que para diferenciar los billetes el método principal era el tamaño, el de 10 millones era una auténtica sábana.
    Se te pega muy rápido la costumbre de la avidez por los billetes pequeños, porque para los grandes no siempre tienen cambio.
    Cuando volví a Europa y vi los billetes de Euro pregunté si habían cambiado el tamaño, no concebía unos tan pequeños!

  3. Me gustaría saber, si alguien puede cantestarme esta pregunta o si sabe, si los bancos que son servicios públicos, están obligados o no, a cambiar billetes grandes por otros más pequeños aunque no sea el banco con el que tienes la cuenta.
    Ejemplo:
    Si tengo un billete de 500€ y entro en cualquier caja o banco y pido por favor que me lo cambien por otros billetes más pequeños de uso más cotidiano, ¿están obligados a cambiartelo? ¿ o no?
    Agradecería si alguien tiene la respuesta, me lo haga saber.
    [Comentario zrubavel: No sólo no tienen obligación de hacerlo, sino que pueden pedirte los datos porque ese tipo de transacciones son siempre sospechosas de blanqueo de dinero.
    Y si es tu banco, pueden exigirte que les avises antes de llevar el dinero, porque normalmente ellos no disponen de mucho efectivo.]
    Muchas gracias

  4. y yo pensando que 50000 pesos colombianos es arto, por lo menos que yo sepa aun no hemos cambiado de moneda, e decir siempre ha sido peso colombiano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *