Pons Asinorum

El hablar, por su facilidad, puede ser imitado por todo un pueblo; la imitación en el pensar, del inventar, ya es otra cosa.

Caducidad

Publicado el 15 de abril de 2004 19 comentarios

Send to Kindle

El concepto de la caducidad, aplicado a los productos industriales, me resulta interesante en grado sumo. Según mi diccionario, la caducidad es la “pérdida o fin de la validez o de la efectividad debido especialmente al paso del tiempo.”
Centrándonos en los alimentos, se suele tomar un sentido único de dicha definición: los alimentos, pasada esa fecha, están corruptos, están rancios. Si los tomas, te sabrán mal y te sentarán peor. Por una vez, la definición creo que es más acertada que lo que pensamos de ella. Basta pensarlo un poco, para darnos cuenta de que es un poco absurdo. Tengo una caja de galletas, que compré hace seis meses, que caduca mañana. Si me las tomo hoy, nada me ha de pasar, porque la compañía asevera que el producto está bien. Sin embargo, si lo hago mañana, me sentarán fatal. Apurando más, podría cenar la víspera del vencimiento, con la certeza de la satisfacción, pero si uso las mismas para desayunar, ay de mí, me esperará un suplicio de visitas al cuarto de baño.
Lo que es capaz de aguantar estoicamente seis meses en el paquete, ¿no habrá de hacerlo un día más? Supongo que la caducidad es un tanto como la edad. Cualquiera pensará sin dudar que viviremos más allá de los 30 años. Pero si tratamos de hacernos un seguro de vida con 70 años en la aseguradora se nos reirán en la cara. Y sin embargo, como dice el adagio, no hay hombre tan viejo que no crea que pueda vivir un año más. La fecha de caducidad es un requisito legal que establece la empresa fabricante, que adopta el papel de la aseguradora ante los clientes. Ellos se comprometen a que, antes de esa fecha, el producto estará bien. Después, que cada cual haga lo que quiera, suyas serán todas las responsabilidades.


Las normativas sobre alimentos son otro tema fuera de las habituales conversaciones que tienen bastante interés. La mayoría de la información que vemos en los envases, salvo el autobombo y los dibujos de familias felices, es información obligatoria que exige el gobierno de la UE. Así, las fechas de caducidad también vienen establecidas. Los gobiernos establecen unas marcas mínimas, y máximas, dependiendo del caso. Así, al fabricante no le interesa que su producto tenga que moverse de las estanterías del supermercado a los dos días de haber llegado, no les resultaría rentable. Pero los gobiernos no se fiarían de que los fabricantes tomaran riesgos innecesarios y aseguraran que su producto resistiría durante jornadas imposibles de cumplir. Así, la fecha, suele estar prácticamente establecida por el gobierno pertinente.
Estas fechas varian dependiendo del producto. Algunos, como la carne, apenas soportan un par de días. Otros aguantan jornadas inusitadas. Las latas suelen dar registros increíbles. Cuando Napoleón convocó un concurso para mejorar las condiciones de mantenimiento de los alimentos, no podía imaginar que el producto ganador marcaría tales registros. Me voy a la cocina y echo un vistazo: una lata de cocido para una comida de supervivencia que agantará hasta el 2008. Una tétrica lata de tomate triturado que en el 2006 estará más fresco que una lechuga.
Leí en un foro en cierta ocasión la opinión de una persona que se preguntaba cuál era el producto con la fecha de caducidad más avanzada. Él había comprado una crema en la farmacia y según versaba esta, debería estar en unas condiciones óptimas hasta casi el final del siglo XXI, lo cual no deja de asombrar, inquietar y preocupar.
Si lo pensamos, el establecimiento de estas marcas es algo imposible de precisar. Una empresa de tomate, en pleno funcionamiento, decide sacar un producto nuevo. Lo montan, lo embalan y esperan 5 años hasta que ven que es a partir de esa fecha cuando se descompone. Tampoco pueden acelerar el proceso, decir que si tras 2 meses el grado de deterioro es del x por ciento a los 4 años será de un múltiplo de x. Tampoco se puede simular el deterioro ambiental de 4 años de tiempo. Supongo que, en cierto modo y, hasta donde la normativa lo permita, las fechas serán establecidas un tanto al azar.
Vistas así las cosas, resulta interesante ver que hay productos que no tienen fecha de caducidad, como la sal que tengo en casa. Pero más interesante es considerar hasta que punto podemos saltarnos las reglas de la caducidad con los productos que si la tienen. Como antes argumentaba, el deterioro ha de ser gradual. Dependiendo del producto, esta gradación será tolerable o no. Personalmente creo que hay que utilizar esa fecha como una cifra orientadora.El pan de molde caducado se pone verde pasados pocos días de la fecha crítica. Otra cosa sería hablar de si ese verdor es peligroso o no. En cualquier caso, el más básico de los productos se nos ha vuelto fino. La carne pasada es incomible y hasta peligrosa. Pero otros productos, en mi opinión, pueden permitir que olvidemos la fecha fatídica.
Los yogures no dejan de ser leche en mal estado, leche que ha sido atacada por una bacteria. ¿Qué bacteria ataca a otras bacterias? así, se puede establecer el postulado más teórico que práctico, de que el yogur no puede caducar. En la categoría de productos incaducables añadiría algunos otros.
Las especias en general no caducan. Pueden perder sus cualidades, pero no por ello se vuelven malsanas o peligrosas.
Los congelados no caducan, otra cosa es que si los descongelas tras varios años tengan alguna propiedad nutritiva o no, en cualquier caso, deberían ser comestibles sin problemas.
Las galletas no caducan. Cualquiera que haya leído una novela de aventuras sabe que eran el pan nuestro de cada día en las interminables travesías marítimas. Si en el pasado resistían, ¿por qué no habrían de hacerlo ahora mucho más, con el avance tecnológico y la profusión de conservantes?
Mi madre afirmaba que las medicinas no caducan. Al ser compuestos altamente elaborados, su abundancia de productos químicos hace pensar que es absurdo que hayan tenido reparos en echarles un par de potingues más para que el mejunje aguante unos añitos más.
Agradecería vuestros comentarios sobre productos que creáis que no caducan apenas, si es que comulgáis con la exposición presentada.

Send to Kindle

Comentarios

19 comentarios a “Caducidad”

  1. Alejandro
    15 de abril de 2004 a las 8:34

    Primero que nada te felicito por esta excelente reflexión sobre la caducidad y su “caducidad”. Ahora no se me ocurre un producto sin-caducidad, pero sí viene algo a la mente regreso para ponerlo.
    Muchos Saludos

  2. el hombre máquina
    16 de abril de 2004 a las 0:50

    Y yo me pregunto ahora, sin pensarlo demasiado: ¿sólo tienen fecha de caducidad los productos comestibles?
    Bueno, los medicamentos (como cremas) no se comen y bien llevan fecha de caducidad pero ¿y un boli bic? ¿También caduca no? ¿O es que va a resistir más allá de la vida de las pirámides egipcias?
    O las pilas, o las cámaras de vídeo, o las libretas de folios…
    Estoy de acuerdo, como todo el mundo supongo, que las fechas de caducidad más que nada son orientativas. Me he comido flanes con semanas y semanas caducados que tenían buen aspecto. Y sabían bien.

  3. claudia vega
    26 de abril de 2005 a las 15:51

    Me interesa saber en que se basan en poner fechas de caducidad sólo en algunas marcas de cremas y en otras no, aún teniendo los mismos ingredientes, ¿Tendrá que ver la parte de comercialización y proteger ventas a largo plazo? sin importar los efectos colaterales en usar productos con fechas de fabricación de muchos años antes. ¿Existe algún reglamento o norma nacional que tenga concretamente que se deba cumplir en poner las fechas de cad.en cosmeticos?

  4. yogurin
    31 de mayo de 2006 a las 21:04

    a un yogur caducado no es que le ataquen bacterias, sino que las bacterias que tiene lo fermentan. en los yogures la fermentacion no se detiene, el yogur se va deteriorando a lo largo de 4 semanas. al final de ese tiempo se queda muy ácido. por lo tanto al de 4 semanas caduca

  5. GWENDOLYNE
    24 de octubre de 2008 a las 14:20

    excelente informacion te felicito ya que me sirvio bastante

  6. sonia
    2 de marzo de 2009 a las 19:12

    hace 3 años compre unas flores secas en egipto a modo de tisana sabe alguien si me la puedo tomar tranquilamente?

  7. clauia
    3 de marzo de 2009 a las 19:34

    un producto alimentico que esta caducado, no presisamente quiere decir que su sabor sea diferente o que las bacterias ya esten actuando degradando el prodcto; loq ue principalmente indica esque a partir de la fecha de caducidad la compañia que elabora los productos alimenticios no garantizan su efectividad, (por ejemplo: algun tipo de yogut o leche que contenga vitaminas o regularores intestinales o lago asi, psado el tiempo de caducidad no e s probable que esas caracteristicas un se conserven). peor claroq ue si pasn meses y meses, pues el producto definitivamente “no sirve”

  8. MA ELENA
    28 de abril de 2009 a las 1:25

    varios cientificos cubanos afirman que un alimento o medicina deja de ser bueno hasta que pierde sus prepiedades o se contamina. y que la caducidad son patranas de consumismo e intereses economicos. gracias

  9. MARIA ALDI
    15 de enero de 2010 a las 13:33

    TENGO POTES DE HIERVAS COMPRADAS EN LA DIETÉTICA. ESTAN CADUCADAS. PUEDO TOMARLAS???

  10. MARIA ALDI
    15 de enero de 2010 a las 13:34

    TENGO POTES CON HIERBAS MEDICINALES U OTROS PRODUCTOS DIETÉTICOS. ESTAN CADUCADOS. PUEDO TOMARLOS????
    QUE ALGUIEN ME CONTESTE.

  11. maria eugenia
    19 de marzo de 2010 a las 1:03

    Hola quiero saber cuanto dura una torta de elote por que quiero vender,pero nose cuanto dura en anaquel. por que tiene huevo, mantequilla, queso, elote, productos que si se desconponen pronto. si alguien me ayuda se los voy a gradecer mucho

  12. Jordi Sanchez
    25 de mayo de 2010 a las 7:11

    Un producto que no caduca es la miel.
    Por lo que hace a los medicamentos deciros que su caducidad no es por que hagan daño sino que pierden potencia. Es decir que una aspirina caducada no os hará daño sino que solo hará un 90% de su totalidad de efecto.
    También comentar que el hecho de las hierbas, va en función de la exposición al aire, humedad y aspectos climatológicos que tenga. Si están en un bote bien cerradas pueden aguantar muchos años.

  13. otniel
    16 de junio de 2010 a las 2:04

    Deseo producir un turron de maní molido para vender,pero como secante para la mescla,utilizo pan rallado,¿como saber,o al menos acercarme a saber su caducidad ya terminado?

  14. Natali T
    11 de agosto de 2010 a las 21:19

    HOLA ME INTEREZA MUCHO EL TEMA YA QUE ESTOY VOY EMPEZAR HACER MI TESIS SOBRE “EL TERMINO DE CADUCIDAD DE LOS PRODUCTOS”

    Y MI PREGUNTA ES DONDE PUEDO CONSEGUIR INFORMACION????
    PORFAVOR M URGE MUCHOO AGRADESERIA SU AYUDA

    GRACIAS

  15. David
    12 de abril de 2011 a las 9:43

    hola , al hilo de los yogures, yo tengo una teoria ke me gustaria compartir, es verdad ke los lacteos fermentan y es por eso ke creo ke es el producto en el ke mejor podemos adivinar si caduco, kien no hecho un trago de leche y lo mando pala pila mientras abria desesperadamente el grifo para kitarse ese sabor a lacteo cortado, rancio, ke te proboca la sensacion de…. esta leche ya no vale. cuando era mas joven ,menos esperto y mas travieso, nos colabamos en una fabrica, y nos llevavamos los cacaolats y una especie de seven up, el caso es ke los segundos tenian las chapas oxidadas por fuera y los primeros, ke es el caso ke nos interesa, estaban caducados OCHO AÑOS, en un bar nunca lo hubiera aceptado , pues tenia unos grumitos blancos, aunke el sabor era bueno y… como eras “gratis” nos sabian a gloria, el caso eske aki sigo y desde entonces sostengo ke los productos lacteos, solo caducan, cuando amargan, el problema es ese 1º trago de comprovacion…

    gracias por llegar asta el final de mi reflexion,

    por cierto encontre este rincon por ke haciendo limpia en mi cocina, vi ke las especias, alguna esta caduca de hace hasta 3 años, esas iran a la basura, si fueran lacteos… les daria el veneficio de la duda.

  16. Federico Hernandez H.
    20 de julio de 2011 a las 17:27

    Gracias por tus comentarios David, solo corrige mas tu ortografia.

  17. Roberto R.
    20 de enero de 2012 a las 10:39

    Si señor excelente reflexion que no ha hecho mas que comfirmar mis sospechas, los alimentos congelados no caducan.

    Un alimento que no caduca y es imposible que lo haga jamas es el vinagre pues ya lo hizo antes de ser lo que es.

  18. CBA
    20 de marzo de 2012 a las 12:45

    He llegado aquí preguntando, como no, si las especias caducan, porque estoy haciendo limpieza de cocina, jeh.
    El artículo resuma sentido común por todos los poros.
    Entiendo que los alimentos, como tantas otras cosas tienen caducidad,y reconozcamos que cada vez son más. Algunas incluso que nunca hubiéramos pensado.
    Creo que es una norma que deben cumplir los fabricantes, pero es también un signo de que la caducidad o más bién la obsolescencia programada es el mal endémico de nuestro tiempo. Les invito a ver el documental de “comprar, tirar comprar” que lo explica muy bién. Un saludo

  19. CBA
    20 de marzo de 2012 a las 12:46

Escribe un comentario





Suscribirme sin comentar

Contacto

Si quieres contactar con el autor de esta página, hazlo desde aquí.

Suscribirse (RSS)

Suscribirse (Email)

Buscar