El cordero que no te recomendaron no comer

El año que viene bajará la vivienda en promedio para toda España, en términos nominales y en reales, teniendo en cuenta la inflación. Creo que ya no queda ni una sola persona en el Planeta Tierra que no lo vea asín.
Partiendo de los datos de que hay unos 24 millones de viviendas en España y de que el precio medio de esas viviendas (de segunda mano) es de 300.000 euros, podemos hacer los siguientes cálculos:
El precio total de las viviendas usadas en España es de 7,2 billones de euros. Podría comprarse todo el oro del mundo. Tres veces.
Suponiendo que la vivienda bajara un 5% el próximo año, para un propietario de vivienda eso quiere decir que su patrimonio, en promedio, habrá bajado 15.000 euros. Si metemos en el mismo saco a todos los españoles, nuestra renta habrá disminuido en 8.000 euros.
Para una bajada del 7% los que posean un piso habrán perdido 21.000 euros. Y de media, cada español habrá perdido 11.2000 euros.
Para mayores bajadas, mayores sablazos. Pero mientras tanto la gente está preocupada porque en vez de comer cordero le recomiendan comer conejo el día de Navidad.

Precio medio de mercado a fecha de hoy para el cordero de 12,5 Kgs. es de 80.90 € unidad (datos de Murcia).

Para una bajada del 5% en el precio de la vivienda cada propietario estará perdiendo 187 corderos. Uno cada dos días del año.
si-baja-la-vivienda.jpg
Nota: Según algún docto lector de Meneame este artículo:

Está mal escrito, mal razonado y no tiene ni un solo dato real.

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

Un comentario sobre “El cordero que no te recomendaron no comer”

  1. Pero a la gente lo que le duele es lo que tiene en el bolsillo. A la mayoría poco le importa que baje la vivienda y por ello su patrimonio, de todas formas, probablemente no vaya a cambiar de vivienda nunca o en muchos años. Aunque cambie, del mismo modo que la suya ha reducido su valor, también lo habrá reducido aquella a la que opte. Porque no creo que nadie venda su vivienda y no compre otra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *