Google es infalible


Si cuando buscas algo en Google no lo encuentras hay tres posibilidades:

  • Que no lo hayas buscado bien.
  • Que no exista.
  • Que sea culpa de que los creadores de la página no han sabido posicionarse bien para determinados criterios de búsqueda.

Pero Google nunca puede equivocarse.

Cuando recibes publicidad contextual en tu cuenta de correo pueden pasar las siguientes cosas:

  • Que la publicidad tenga que ver con el mensaje que estás leyendo, pero no te interese.
  • Que la publicidad tenga que ver y te interese, pero no tengas dinero.
  • Que la publicidad tenga mucho que ver pero no te des cuenta del anuncio.

Lo que nunca puede ocurrir es que la publicidad sea inadecuada. Ahora bien, en el ejemplo que muestro, ¿Alguien es capaz de imaginar un contexto en el que esos cuatro anuncios tengan razón de aparecer? En mi opinión al menos a tres de los anunciantes Google le ha tomado el pelo, cobrándole por la impresión de esta página.
Nota: Este artículo es del 2007, no os sorprenda que no salgan los mismos resultados para la misma búsqueda. Aunque no deja de ser válido lo dicho.

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

Un comentario sobre “Google es infalible”

  1. La otra posibilidad es que Google no tenga ningún anuncio contextual con el mensaje que estés leyendo por lo que te mete de relleno alguno de un anunciante con un tope mensual muy alto.
    Google no cobra por impresión si no por cada clic. El anunciante establece un límite mensual que está dispuesto a pagar, una vez alcanzado Google simplemente deja de poner ese anuncio. Así que supongo, y esto ya es una suposición porque no sé que criterio tendrá si no tiene nada realmente contextual, que trata de meter aunque sea de relleno anuncios con límites mensuales altos o que estén lejos de llegar a su límite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *