La usabilidad de la Wikipedia

El software libre se opone al privativo en muchas cosas. Una de ellas es la forma de trabajo. En el primero no hay una jerarquía definida a priori, la calidad del trabajo es la que estructura el propio desarrollo. Los que mejor trabajan y más se implican acaban coordinando el proyecto.
La Wikipedia es el proyecto de software libre más conocido por los profanos. Quizás decir «software libre» sea muy incorrecto y habría que hablar de «información libre» pero al final bajo el trasfondo de artículos y noticias hay un montón de informática, de plantillas, de líneas de código.
Lo bonito del software libre no es que sea democrático, sino que es meritocrático. El que es bueno lo tiene que demostrar con sus aportaciones. En los proyectos privados se establece una pirámide en la que a veces es difícil escalar.
Muchas veces los puestos de esta pirámide vienen determinados por la educación. La gente que tiene menos estudios ocupa la base, siendo controlados por gente de Formación Profesional. Estos tienen por encima a diplomados y éstos a licenciados. Encima de todos un tipo de Master. Y luego un político…
Con el trabajo libre, según tengo entendido y podría estar equivocado, lo que cuenta es lo que traes. Si arreglas lo que otros no han sabido arreglar, estás por encima de esos otros. Nadie te va a pedir documentos sino resultados. Parece un sistema más democrático.
En el caso de la Wikipedia se nota que este sistema tiene también sus defectos. Porque aunque se respeta la opinión de todos, aquellos con menos conocimientos tecnológicos quedan relegados a un segundo plano. Hay millones de personas con amplísimos conocimientos dispuestos a aportarlos en la Wikipedia, pero en contra de lo que pudiera pensarse no son capaces de entender el sistema de edición de los artículos.
Y esto me recuerda un mensaje implícito de Linux: si algo falla con Windows es culpa de Microsoft. Si falla con Linux, es tu culpa. Porque no has sabido encontrar el parche, el driver, la versión compatible, el artículo del foro donde se desvela ese misterio. Porque no has cacharreado lo suficiente. Porque no lo has arreglado tú mismo.
Tan injusta como la estructura piramidal de los titulitos es la estructura implícita en que se exigen conocimientos informáticos amplios. Hay editores de Wikipedia que se pueden descargar, hay proyectos alternativos para facilitar la conversión del Wikitext en HTML y en texto formateado. Pero para llegar a ellos hay que saber de que va todo esto. Hay que haber perdido primero algunas horas editando otras entradas.
Y a mi eso me parece lamentable. Porque aunque la entrada sobre Java puede ser una pequeña obra de arte, las numerosas pequeñas imprecisiones del artículo de Pompeyo serían fácilmente arregladas por mi anciano profesor de latín. Pero él no sabe cómo corregir en la Wikipedia.
Sí, para mí es casi trivial. Pero hay que saber ver con los ojos de los otros. Cómo puede entender mi profesor lo que significan las triples comillas simples de:
»’Pompey the Great»’
La respuesta que se suele dar es descartar al iletrado tecnológicamente. Si no es capaz de entender eso no nos interesa su opinión. Y lo que venía a decir es que hoy en día la Wikipedia no es lo suficientemente fácil de usar. El editor es casi el mismo que hace tres años. Ahora que tanto se habla de usabilidad resulta que uno de los portales más importantes del mundo no tiene que regirse por esos principios.
Hace unos días, buscando una información, me topé con un fotógrafo gallego que había colado su curriculum en la Wikipedia inglesa. Me llamó la atención porque era un artículo extensísimo y bien formateado pero que no tenía equivalentes en otros idiomas. El artículo llevaba seis meses campando a sus anchas y aquello olía a podrido a kilómetros. Eché un vistazo y no vi un botón para denunciar el posible fraude. No digo que exista o no el botón, lo que digo es que yo no lo vi. Y como no voy de sheriff por el mundo, pues lo dejé estar y ahí seguirá ese egregio fotógrafo. Como mis conocimientos tecnológicos no eran adecuados, mi posible colaboración se perdió.

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

4 comentarios sobre “La usabilidad de la Wikipedia”

  1. Pero no esperes que lo corrijan o que te escuchen, porque tu y los que no lo cogemos a la primera (ni a la segunda) somos unos incultos de pacotilla.

  2. Es cierto lo que comentas, vale que no soy ningún lumbrera y esto de las nuevas tecnologías no se me da nada bien, pero se supone que en la Wikipedia están invitados a participar todas las personas que puedan aportar algo, y resulta que los mejores expertos en todas las materias que no tengan que ver con la informática no saben ni lo que es un enlace HTML.
    Me extraña que la Wikipedia tenga tantos artículos dada su mierda de sistema que la hace más liosa que los Fotologs.

  3. Estoy de acuerdo en que la usabilidad de wikipedia deja bastante que desear, deberia existir un editor WYSIWYG como los que hay para otros entornos. Sin embargo su propia naturaleza permite que alguien con conocimentos tecnicos limitados (el profesor de latin) ponga lo que sepa «a pelo» donde crea que debe ir, despues otro puede limitarse a dar formato.
    Por cierto, Quien era el fotografo? y lo que mas curiosidad me causa, como llegaste a un articulo, que posiblemente no tenga ningun enlace apuntando a el?
    [Comentario zrubavel: Pues creo que era buscando algo sobre subastas, pero mejor hablamos del buscador de la Wikipedia otro día. Y del fotógrafo ni me acuerdo.]

  4. La Wikipedia no es lo suficientemente fácil de usar, eso es cierto. Pero aunque sepas usarla… es un auténtico latazo. Resulta tan pesado que a mucha gente (y me incluyo) le quita todas las posibles ganas de aportar cosas.
    PD: Algo con lo que yo contribuiría gustoso, por ejemplo, son fotos, que tengo a porrillo. Pero con eso sí que tropiezo: cada vez que trato de insertar una, algo acaba descacharrado :-(

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *