Otros mundos

De pequeño no tenía muchos libros en casa y la única colección decente que tenía a mano era la de «Otros Mundos» de Plaza y Janés. Esta colección de libros trataba sobre lo paranormal, lo sobrenatural, las ciencias ocultas y los OVNIS.
En contra de lo que pudiera pensar cualquier autoproclamado escéptico muchos de esos libros eran bastante buenos. El mayor fracaso para la ciencia es la falta de buenos escritores de divulgación. Pocos científicos tienen grandes conocimientos y facilidad de palabra para expresar en términos comprensibles pero sobre todo interesantes estos conocimientos.
Sin embargo, entre los escritores de «ciencias» ocultas hay muchos muy buenos. El mismo denostado J.J. Benítez es uno de ellos. En lugar de tratar de purgar sus errores, los cientifistas se esmeran en batallar contra el rival, sin limpiar en casa los trapos sucios.
Aunque muy famoso y superventas, Una historia del tiempo de Hawking es un libro bastante mejorable. Muchos lo han comprado y no lo han terminado. Y es impensable: Tienes toda la física del Universo a tu alcance, una ciencia que ha llegado increíblemente lejos en sus avances, y no puedes evitar hacer un tostón en algunos capítulos.
Por otro lado sin embargo, J.J. Benítez era capaz de hacer que te interesaras por unas piedras que habían aparecido en Suramérica, de posible origen extraterrestre. Y no porque dijera que eran de otro planeta, porque ni con catorce años me lo creía, sino porque era capaz de hacerlo entretenido, como una historia. Sin hechos científicos, sin apenas argumentos creíbles. Con unas pocas fotos, J.J. Benítez es capaz de escribir un libro mejor que los de divulgación científica.
Hay libros científicos de éxito en casi todas las ramas pero la mayoría son como el Internet actual, apenas si son capaces de enumerar una serie de curiosidades ingeniosísimas y sorprendentes de la muerte. Pero sin ilación, sin coherencia. Casi siempre hay un punto en que se olvidan del lector y tiran palante dejándolo a mitad de camino sin preocuparse por él.
En mi opinión se puede escribir ciencia sin aburrir y sin la retahíla de curiosidades. Uno de los libros más bien escritos que recuerdo haber leído es el apartado de Química de Isaac Asimov de su famoso Introducción a la Ciencia. Pero la parte de la física era intragable y otras eran relativamente flojas.
En general los libros de divulgación científica son para gente a la que ya le gusta la ciencia, no son para convertir a personas en amantes de la ciencia.
De los libros de ciencias ocultas aprendí muchísimo. En general son libros sobre ciencias sociales. Muchos dan por hecho mamarrachadas, pero aportan información verdadera. Por ejemplo, hay uno sobre «El enigma de Saint-Germain». Es un tipo que supuestamente era inmortal y tratan de mostrar evidencias de su paso a lo largo de la historia. Aquello no se tiene en pie por ningún lado, pero el esfuerzo narrativo es bueno y al final uno aprende un montón de datos sobre la Historia. Me imagino que la gente más corta de luces acabará creyéndoselo todo. Pero esa misma gente es la que leerá La falsa medida del hombre de Jay-Gould y no sacará nada en limpio, si es que es capaz de terminarlo.
Sólo se escriben libros de ciencia para niños y luego se da un salto tremendo en el nivel. Gran parte de la culpa de la poca popularidad de las ciencias se le debe a la ausencia de verdaderos libros de divulgación.

II

Uno de los motivos por los que siempre me quejo cuando se trata de llevar a la hoguera a todas las pseudociencias es que no se distinguen niveles.
Un quiromante es un farsante. Punto y aparte. En la vida real, hay quiromantes que se lo inventan todo, hay gente que se ha leído un libro y ya es quiromante. Y hay gente que se ha dedicado toda su vida a estudiar esta pseudociencia. Puede que no haya llegado a ninguna conclusión verdadera, pero no deja de ser una persona que ha profundizado lo suficiente en un tema como para que merezca la pena oírle hablar.
Luego uno que ha hecho tres asignaturas en el Instituto de física y se haya leído cuatro artículos de la Wikipedia se cree el mayor conocedor de la verdad por haber abrazado la auténtica fe.
Si digo que respeto al quiromante de formación pensarán que ya voy con todo el kit: que creo en los OVNIS, en la imposición de manos, en la acupuntura, en la reencarnación y en el vudú. Y puede que hasta en el diseño inteligente.
No olvidemos que la ciencia abarca conocimientos que antes de ser demostrados, caen dentro del territorio de la pseudociencia. La hipnosis era de charlatanes y ahora sirve para dejar de fumar. Las drogas de chamanes eran tomaduras de pelo sugestivas y ahora son productos químicos de nuestros medicamentos. No se puede insultar al conocimiento humano que no está aún sistematizado.

III

La colección de Otros Mundos era bastante buena para ser de los años 70. Gracias a ella aprendí a respetar la pseudociencia aunque no crea en ninguna de ellas en concreto. Quería escribir esta entrada para recalcar el hecho de que dentro de lo que no es verdad, hay niveles. Si escribo un libro sobre lecturas de posos de café, todo será una enorme mentira. Si lo escribe una abuela que lleva 50 años dedicándose a eso, probablemente tampoco sea nada verdad, pero será otro tipo de mentira. Y a buen seguro tiene posos de verdad.
Algunos libros de ciencias ocultas han tenido mucha trascendencia que escuece a los defensores de la ciencia verdadera. El antes mencionado J.J. Benitez ha vendido más libros que Punset, que sólo tiene la virtud de ser breve.
Por culpa de lo antes citado, es muy difícil encontrar buenos libros sobre ciencias ocultas. Un mal libro de Horóscopos chinos es una lectura peor que el Vademecum de 1987. Pero algunos buenos sí que hay y si los conoces te agradecería que dejaras un comentario:
Fulcanelli: El enigma de las Catedrales.
Fullcanelli es un personaje de la historia reciente. Adquirió una enorme popularidad a comienzos del siglo XX, hasta el punto de que se le menciona en el famoso (y brillante) Rayuela de Cortázar. También Frank Zappa tiene un solo de guitarra llamado Who was Fulcanelli?

Durante su vida pública fue amigo de los grandes estudiosos, en especial, Gurdieff, su secretario Ouspenky de Rusia, Krishna Murti de la india, Bergson, Nietzche, Alister Crowly y su «Golden Gate» de Londres, Haustanfen de Berlín, Tomas Mann, Fulton, Nabokov, Wells, Ray Bradbury, Art, Borges, Quiroga, Almafuerte, etc., etc.

De los varios libros que escribió, sobresale uno que todavía sigue siendo comentado, donde esboza una teoría verdaderamente fuera de lo común, nunca vista, descomunal, lo más atrevido que nunca se publicó: «El Misterio de las Catedrales», donde presenta sus estudios sobre los arquitectos que hicieron ejecutar durante la edad media esos monumentos maravillosos de hasta doscientos metros de altura en medio de un paisaje primitivo y rústico (chozas, calles de barro, etc.), que fueron las iglesias góticas.

Podemos pensar que Borges, Bergson, Nietzche, Thomas Mann, Wells, eran unos incultos o con pocos conocimientos científicos (sobre todo Bergson).
El enigma de las catedrales es un libro extraordinario, muy adelantado a su tiempo. De él beben numerosas intrigas pseudohistóricas actuales que venden libros como churros.
Posiblemente se trate del autor de ciencias ocultas más importante de la Historia.
La rebelión de los brujos, de Louis Pauwels y Jacques Bergier.
Un libro de divulgación pseudocientífica de enorme éxito en su tiempo. Según la Wikipedia, vendió más de 800.000 ejemplares. Se trata de:

Una visión general de lo oculto y los trabajos de Charles Fort. La rebelión de los brujos fue muy influyente en la forma de presentar las ciencias ocultas a un público más amplio y provocó la aparición de muchos libros que imitaron su estilo.[…] El libro es una mezcla de ideas que van desde el ocultismo nazi hasta los fenómenos paranormales.

El libro tuvo una secuela, «El retorno de los brujos», por los mismos autores. Bergier era un simple charlatán a los ojos de los excépticos, aunque dice la Wikipedia de él:

Con dos años se leyó su primer periódico y con cuatro leía con fluidez el ruso, francés y hebreo. Era un lector rapidísimo. Hasta su muerte solía leer entre 4 y 10 libros diarios.

Alejandro Jodorowsky. La vía del tarot.
Jodorowsky es una de las personas más brillantes de nuestro tiempo. Lástima que tenga que morir para que se le reconozca todo su talento. Es brillante en los platós de televisión. Un buen escritor, guionista de cómics de éxito, director de cine. Y un grandísimo experto en Tarot.
Según cuenta la Wikipedia:

Reconocido como uno de los mayores expertos mundiales en investigación del Tarot, Jodorowsky empleó quince años en reconstruir el Tarot de Marsella en su forma original.

No he leído este libro pero sí que le he visto en televisión hablando sobre él y me he quedado convencido de que sabe lo que es el Tarot.
No es más que un lenguaje que permite poner en comunicación a dos personas, a través de las cartas. Y para lo que menos sirve es para adivinar el futuro.
Artículos relacionados:



♦ Los escépticos
♦ Parapsicología


Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

15 comentarios sobre “Otros mundos”

  1. No sé si meterla en el saco de los pseudocientíficos pero yo hace años vi un documental protagonizado por Elaine Morgan, que era una escritora ancianita que se paseaba por todo el mundo pregonando el origen acuático del hombre.
    Lo curioso es que buscando información en Internet para escribir el comentario he descubierto que la la teoría, aunque probablemente falsa, está muy bien documentada, por ejemplo en lo artículos en la Wikipedia inglesa y en la española.
    Aconsejo leer la teoría, a mí me parece deliciosa.

  2. Te recomiendo el programa de televisión de los magos Penn & Teller «Bullshit!!», es un progroma de divulgación cientifica + humor, con la excusa de echar por tierra creencias comunes de nuestra sociedad desde el ecologismo hasta los ovnis.

  3. Jodorowsky me cae bastante simpático; tiene interpretaciones realmente originales sobre algunas cosas, y eso es un gran punto a su favor.
    «El enigma de las Catedrales» me suena que me lo han recomendado en otra ocasión, así que merecerá la pena buscarlo. De momento estoy muy complacido con tus recomendaciones.
    En cuanto a libros de divulgación, me parece extraño que no hayas mencionado «Cosmos», de Carl Sagan (el libro; no la serie de TV). Me lo regañó un amigo hace cosa de un año y me hizo feliz: es sobre todo ameno, bien desarrolado, y resulta un trabajo divulgativo excelente.
    Si me dices que no lo has leído, permíteme que te lo regale yo a ti.
    [Comentario zrubavel: Quizás he exagerado con los libros de ciencia. Los que se mencionan en el texto son muy buenos y de Carl Sagan he leído cuatro o cinco, ha sido uno de los mejores escritores de divulgación de la historia. De Carl Sagan incluso escribí una entrada hace algún tiempo.
    Cosmos lo saqué de la biblioteca hace mucho tiempo y no me gustó demasiado. La serie de televisión la descargué del Emule y vi el primer episodio hace poco tiempo y me pareció que a pesar de lo antigua seguía teniendo suficiente calidad.
    Muchas gracias en cualquier caso.]

  4. David, creo que tirar por tierra el ecologismo es como querer tirar por tierra el socialismo, el capitalismo o el liberalismo.
    En cuanto a la divulgacion cientifica, existe un problema que yo creo que es bastante serio: el lenguage de expresion de la ciencia (en concreto de la fisica) son las matematicas y las matematicas no son nada intuitivas, con conceptos dificiles de relacionar con cosas del dia a dia.
    Un buen divulgador debe ser capaz de crear esas relaciones, para que los lectores puedan tener una percepcion de los conceptos y eso es verdaderamente dificil si lo quieres hacer sin mentir.
    [Comentario zrubavel: Estoy en total desacuerdo con lo que dices, la mayoría de los científicos usan las matemáticas sin entender todo el trasfondo que hay sobre ellas y no pasa nada. Se creen las fórmulas y las usan pero no pierden el tiempo en comprobarlas. ¿No se puede explicar los resultados sin tener que mostrar demostraciones? Eso es lo bueno de la ciencia, que no tiene que demostrar nada al gran público, le bastaría con enunciar los resultados.]

  5. Mi estimado Naide:
    la diferencia entre el ecologismo y el socialismo/capitalismo/liberalismo etc. es que las últimas tienen una ideología basada en creencias Racionales (siempre habiedno partido desde el utopismo, sí, pero llevadas a un plano realista) y el ecologismo, en su gran mayoría no lo tiene. No soy gran fan de Penn and Teller, pero debo de admitir que son bastante racionales en sus planteamientos; en el caso del ecologismo, atacan el ecologismo radical y estúpido, injustuficado… ese ecologismo basado en mentiras dogmáticas distribuidas tan avidamente por organizaciones como Greenpeace.
    Zrubavel: tienes un problema de concepto: quienes usan las ciencias SIN entender las matemáticas no son científicos; son ingenieretes (ojo, diferentes a los ingenieros) incluso dentro del gremio ingenieríl hay ingenieros ingenieretes e ingenieros científicos.
    La gran diferencia es que unos son completamente utilitarios y van por el formulazo; están interesados en el resultado, no en el desarrollo. Otros buscan comprender el fenómeno de estudio, se cuestionan cada paso y se enorgullecen de equivocarse; ESOS son los científicos….
    Por desgracia, es cierto, la ciencia está llena de ingenieretes, pero normalmente sus investigaciones pasan desapercibidas, pues solo hacen confirmaciones y no proponen nada nuevo.
    Saludos.

  6. Querido Zrubavel,
    Dejé ayer un comentario que me temo se perdió en las aguas del mar askimet.
    ¿Crees que podrías rescatarlo y ponerlo por aquí?
    Gracias de antemano.
    [Comentario zrubavel: No sé qué ha pasado porque tenías puntuación muy positiva (+3) ni me fijé que tu comentario se había quedado en «pendiente de aprobar». Para la próxima vez se ponen menos links o ponlos entre paréntesis y te los arreglo yo.
    Disculpa las molestias.]

  7. sere breve: para mi «creencias racionales» carece de sentido, como mucho existen «creencias contrastables». (BTW me considero un liberal)
    Zubravel, un par de cosas:
    * creo que te gusta el ajedrez, te imaginas describir una partida por el resultado final… te pierdes la belleza del camino. Lo mismo pasa en ciencia.
    * Puntuacion!! como que puntuacion!! donde tengo que mandar un SMS para tener mas puntos que me fundo la cuenta bancaria ya.
    [Comentario zrubavel: No estoy de acuerdo. Un error muy común y difícil de erradicar es el pensar que lo que nos gusta a nosotros es lo mejor de una cosa. Por ejemplo, lo mejor de las matemáticas son los resultados. Mira como flipa el bueno de Alvy con el límite de una sucesión cuya demostración es relativamente sencilla. Para un matemático el resultado es lo de menos. Para un aficionado, lo único.
    En ajedrez, de hecho, hay un sinnúmero de aficionados que disfrutan con las posiciones de jaque mate, sin preocuparse demasiado por su origen.
    Ese afán por la demostración a toda costa destroza demasiadas buenas historias.]

  8. zrubabel, no me digas que puntúas a los comentaristas!!!!! qué hombre más metódico-cartesiano
    ¿qué puntuación tengo yo? ¿es mucho preguntar????
    [Comentario zrubavel: Pues tienes un 1.33
    Tenéis unas ideas sobre mí bastante equivocadas. La puntuación la asignan automáticamente los filtros antispam que tengo instalados con Movable Type.

    Puntuación de Lendermain
    ]

  9. Gracias ;-)
    Creía, por otras veces que había tenido problemas, que no había que llegar a los 5 enlaces.
    No tentaré a la suerte, la próxima vez si te parece usaré la fórmula de «palabras del link» en negrita y a continuación el enlace entre paréntesis.

  10. Eso de que no haya divulgadores buenos…lo que pasa es que la gente sólo conoce a Hawking y Punset, y normal, pues ninguno de los dos es buen divulgador. Léete libros de Richard Dawkins, Martin Gardner, Douglas Hofstadter, Steven Pinker y luego me cuentas.
    [Comentario zrubavel: Por los apellidos sospecho que ninguno es de Cuenca. ¿En España no hay divulgadores buenos o me confirmas que sólo hay cuatro o cinco en un mundo de miles de libros de ciencia?]

  11. Te nombro los que más me gustan a mí, que además son bastante conocidos. Por probabilidad, ninguno ha nacido en Cuenca. Y creo que mejor haber puesto cuatro o cinco que una lista infumable de 100 autores. Pero si tanta avidez de divulgadores tienes, puedes comprarte todos los libros de la colección Drakontos y Metatemas, suelen tener una gran calidad. No sólo he leído los libros de esos cuatro autores.

  12. «Mira como flipa el bueno de Alvy con el límite de una sucesión cuya demostración es relativamente sencilla. Para un matemático el resultado es lo de menos. Para un aficionado, lo único.»
    Pues este ejemplo que has puesto me ha gustado bastante, lo de «demostración bastante sencilla» eso es si no lo has intentado tu solo por tu cuenta. Euler era un genio, y los genios son los que, como diria un amigo, «anticipan lo evidente».
    [Comentario zrubavel: Aristóteles era un genio aún mayor y ni se enteró de la Ley de la Gravedad o la Teoría de la Relatividad pero eso no excusa que a cualquiera de nosotros estas cosas nos resulten hoy en día sencillas. Y no precisamente porque fuéramos capaces de descubrirlas por nosotros mismos, pero están más que asimiladas.]

  13. Desde entonces, este método ha proporcionado evidencia de más de 120 sistemas planetarios en torno a otras tantas estrellas, algunos de ellas con varios planetas. La detección favorece encontrar planetas grandes (en torno a la masa de Júpiter, que es 318 veces la de la Tierra) y que orbiten muy cerca de ellas.

  14. ya se pueden leer algunos libros de la coleccion otros mundos gratis, desde la pagina http://www.coleccionotrosmundos.org

    Los libros disponibles son:

    Los extraterrestres en la historia de jacques bergier

    El Libro de lo inexplicable de jacques bergier

    La rebelion de los brujos de Louis Pawels y JB

    Los grandes inspirados de Paul Arnold

    Los secretos de la atlantida de Andrew thomas

  15. Mis primeras lecturas fueron también sobre todos esos temas de misterio, sigo interesado pero ya con la mirada del escéptisismo mi tema favorito de seudociencia es la criptozologia y muy especialmente el misterio del yeti, los almas de Siberia o el oranpelder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *