¿Tan valiosos son los links?

Vaya por delante que es un honor que Alvy de Microsiervos haya citado el anterior artículo sobre los diccionarios inusuales.
Ese mismo artículo me servirá para exponer algo que quería decir pero que necesitaba de un ejemplo claro.
diccionarios-inusuales.png
Que quede claro que no es más que un ejemplo. Partamos de una página que tenga muchos visitantes (como Microsiervos o Meneame) y una más modesta, como la mía.
Alguien ha enviado el anterior artículo a Meneame con lo que tenemos una muestra perfecta. Una noticia en Meneame se refiere a un blog modesto. Un blog importante se refiere a ese mismo blog. En ambos casos aportan links claros e impecables sobre las palabras clave.
Sin embargo, una búsqueda en Google sobre las palabras «Diccionarios inusuales» arroja en primer lugar a la página del blog principal. En cuestión de tiempo Microsiervos perderá su segunda posición y yo la cuarta. Quedaremos entonces:
1º Microsiervos
2º Pons Asinorum
4º Meneame
Y ahora viene el punto. Es indudable que desde el punto de vista humano el aparecer en Microsiervos o Meneame favorece el conseguir nuevos lectores, obtener aún más referencias y un boom de visitantes temporal. Y eso es beneficioso.
Pero a largo plazo, todas las visitas que lleguen a través de Google irán primero a la página de Microsiervos (en este caso no es un problema porque si quieren ampliar información tendrán que pasar por la mía, pero no siempre es asín).
La combinación de palabras del ejemplo es un poco inusual y quizás reciba diez visitantes a través de Google en lo que me queda de vida. Pero está claro que aunque los links de páginas de calidad benefician mucho en el corto plazo, en el largo pueden incluso perjudicar.
Y es que aunque no sea un link en sí mismo, el posicionarse en el primer lugar de Google para un combinación de palabras es lo que da de comer en el largo plazo. Ese es el referred más valioso que existe.
Imaginad por ejemplo que la entrada que ha sido tan bien referenciada tratara sobre la consola de Nintendo y yo tuviera publicidad en mi página. En este caso apenas recibiría visitantes de Google, que son los que dan dinero porque son proclives a pinchar en la publicidad. Y podría estar perdiendo mucho dinero (bueno, mucho es mucho decir).
Cierto es que para combinaciones de palabras «interesantes» yo no podría soñar con aparecer en las primeras posiciones del buscador si no fuera porque he tenido buenos links. Pero también es curioso que el concepto inicial de Google de «autoridad basada en el número de links» esté desvirtuado por completo.
En este caso, a bulto, yo tendría dos links más que Microsiervos y Meneame, pero ambos tienen otro tipo de autoridad que hace que aunque el artículo sea mío, la primera posición sea para otro.
Otro punto interesante es el famoso «Via». Si la gente que vea la página de Microsiervos entiende que el artículo es bueno, podría ponerles links desde sus respectivas páginas. Pero si citan la fuente desde donde han llegado a la información estarán dando un link al blog grande y otro al pequeño con lo que en casos de muchas referencias el primer puesto dentro de las búsquedas seguirá siendo para el blog principal.
Cierto es que aportar un link con las palabras «importantes» es más valioso que un link con el texto «Via», pero al final Google no es tan impecable haciendo sus cuentas.
El concepto de autoridad de una página es tan importante que la idea de links queda en segundo lugar. Probablemente habría obtenido más visitas sobre ese artículo si no me hubieran referenciado.
Afortunadamente la autoridad tampoco se mide en el número de visitantes, asín que gracias por vuestros links.

One comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *