La importancia de llamarse Kennedy

Es muy notoria la presencia de miembros de la familia Kennedy en importantes estamentos de la política americana.
Resulta curioso sin embargo que en los orígenes en que se forjara esta saga de políticos, amparados en costosas campañas electorales costeadas por Joseph P. Kennedy, ya el propio hecho de llamarse Kennedy se convirtió en una ventaja.

El caso más flagrante es el de John Francis Kennedy, un empleado de la fábrica de Gillette en Massachusetts que no tenía ninguna relación con los miembros de esta egregia familia. En 1954 ganó las primarias del partido demócrata y luego la elección ante los republicanos para el puesto de Tesorero del estado de Masachusetts. Hay consenso al señalar que el único motivo por el que ganó ese puesto fue por la coincidencia de su nombre (John F. Kennedy, como el futuro presidente y por entonces Senador del estado de Massachusetts).

John Francis Kennedy no dudó en colocar de inmediato a algunos de sus amigos en puestos políticos. Lograría la reelección en dos ocasiones, hasta que finalmente decidió presentarse al puesto de gobernador de Massachusetts (el equivalente a presidente autonómico en España). Esto ocurriría en 1960, con John Fitzgerald Kennedy ocupando la presidencia de los Estados Unidos.

En estas elecciones de 1960, alertados por la importancia de llamarse Kennedy, comparecieron seis John Kennedy que nada tenían que ver con la prestigiosa familia compitiendo por puestos de importancia en el gobierno de Massachusetts:

  • John Francis Kennedy, de Canton al que el puesto de Tesorero le sabía a poco y aspiraba al de Gobernador.
  • John B. Kennedy, de Saugus. Aspirando al vacante puesto de Tesorero.
  • John M. Kennedy, de Boston. También aspirando a la Tesorería.
  • John Kennedy de Braintree, aspirando al puesto de comisario del condado de Norfolk
  • Otros dos John Kennedy’s (de Everett y de Plymouth) aspirando a puestos en el Parlamento de Massachusetts

Esta irracionalidad, en la que basta con llamarse como un político famoso para tener opciones de hacer carrera política, se ha visto reflejada posteriormente en algunas películas. Pero el antecedente es bien real.

Fuente: Wikipedia, artículo sobre John Francis Kennedy.
Vía: People’s Almanac, The 20th Century (es un libro).

Disclaimer: No tengo familiares directos en la saga Kennedy.

One comment

  1. Ya he perdido la cuenta de las veces que ha aparecido referenciado «People’s Almanac» en el blog.

    Definitivamente voy a tener que comprar ese libro.

    [Comentario zrubavel: Pues haces bien, ya que el autor tiene un estilo muy bueno; como se vende en la contraportada es «La Historia del siglo XX, quitando las partes aburridas». Aunque no sigue el formato estándar, sino que divide todo en categorías y subcategorías y al final en historias concretas. Es una forma excelente de presentar el material. Lo malo es que si lees el libro verás que todo el blog es contenido copiado, mal traducido, mal resumido.]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *