Pons Asinorum

El hablar, por su facilidad, puede ser imitado por todo un pueblo; la imitación en el pensar, del inventar, ya es otra cosa.

5 formas de perder en ajedrez

Publicado el 22 de febrero de 2009 9 comentarios

Send to Kindle

Hay infinitas formas de perder una partida de ajedrez, aunque lo habitual es hacerlo porque tu rival te da jaque mate (o decides retirarte antes de ese mal trago) o porque superas el tiempo de reflexión de tu reloj (tienes un tiempo determinado para pensar las jugadas; Si lo superas, pierdes). También puedes perder la partida por conductas antideportivas (romperle una silla en la cabeza a tu rival).
Al margen de las anteriores, que yo sepa sólo se puede perder una partida por estas otras razones:
a) Darle al reloj antes de realizar el movimiento.
Un gesto tan inocente en los jugadores poco habituados al reloj es motivo de pérdida de la partida en una competición. Hay que mover y después darle al reloj. Esto es algo mecánico en los jugadores habituales, pero el que por picaresca o error le de primero al reloj, pierde la partida.
b) Que te suene el teléfono móvil.
Los teléfonos móviles están prohibidos en las salas de torneos de ajedrez. Teóricamente el simple hecho de que estén encendidos ya es motivo de sanción. En la práctica la sanción se lleva a cabo cuando el móvil suena y la sanción es implacable: pérdida de la partida.
c) Llegar tarde a la partida.
En ajedrez existe una regla viejísima que establece que se puede llegar a la sala de juego de un torneo hasta con una hora de retraso. Si se llega pasada la hora, el jugador pierde la partida sin opción a empezarla.
Esta regla es motivo de duda entre los jugadores. No hay que realizar el primer movimiento antes de que transcurra una hora.
Supongamos por ejemplo que un jugador llega a la sala de juego cuando han pasado 59 minutos desde que comenzara la sesión. El jugador puede pensar todo el tiempo que quiera su primer movimiento (se le restará de su reloj así como esos otros 59 minutos). Puede estar otra hora pensando si eso le complace.
O incluso puede llegar 59 minutos tarde, decirle al árbitro “aquí estoy” y luego marcharse otra vez, a desayunar, o simplemente marcharse sin aparecer jamás. En este caso su única opción es perder por tiempo, consumir todo el tiempo para la partida.
Esta norma de la hora de cortesía es totalmente arcaica y en el próximo reglamento de la Federación Internacional será cambiada por una más brusca: el que no está a la hora de comienzo, pierde la partida.
d) Realizar una jugada ilegal.
En ajedrez no se pueden realizar “jugadas ilegales”. Es como en matemáticas, que no se puede dividir por cero o hacer una raíz cuadrada de un número negativo.
Sin embargo no deja de ser un juego en que por error se puede dejar el rey expuesto a que sea capturado, o mover la reina como si fuera un caballo, o mil irregularidades propias de mentes enfermas.
Cuando se realiza una jugada ilegal, hay que volver la posición atrás y hacer una que fuera válida. Si el torneo es de partidas rápidas (pocos minutos para toda la partida) el hacer esta jugada ilegal puede ser sancionado con la pérdida de la partida.
Esto no ocurriría en un torneo de “partidas lentas” en que el jugador sería penalizado con tiempo extra para su rival. (El realizar la jugada ilegal es algo que puede desconcentrar del ritmo normal de juego). Sin embargo si estos errores se repiten, hasta tres veces, el árbitro dará la partida por perdida al infractor.
e) No saludar al rival.
Suele ser habitual darle la mano al rival antes de comenzar la partida. Es un gesto honorable, existente en muchos deportes. Con él se trata de indicar que la contienda no tiene que existir más que en los términos de lo deportivo.
Pero en toda competición que se precie hay enormes enemistades personales. En muchos casos los rivales se odian a muerte, no se hablan y se amenazan mediante declaraciones. Uno de los casos más claros es el de Karpov y Korchnoi, que se enfrentaron por el título mundial. Más de andar por casa es la rivalidad (que no sé cómo andará) entre Shirov (nacionalizado español) y Zurab Azmaiparashvili (por motivo de la historia narrada en el link anterior).
En alguna competición se ha indicado expresamente como obligatorio el tener que saludar al rival, dándole la mano. El no hacerlo fue motivo de pérdida de la partida para el búlgaro Ivan Cheparinov ante el inglés Nigel Short. (Estas cosas le pasan mucho a Short porque es un periodista bocazas que sólo sabe crearse enemigos).
De toda esta lista, he perdido por jugada ilegal (d) y he ganado por que le suene el móvil a mi contrincante (b), que el rival llegue tarde (c) y porque haga una jugada ilegal (d).
Tengo pendiente romperle una silla en la cabeza a más de uno, pero lo guardo para mis propósitos de fin de año.

Send to Kindle

Comentarios

9 comentarios a “5 formas de perder en ajedrez”

  1. Hugo
    23 de febrero de 2009 a las 1:05

    Lo de no darse la mano y el vídeo al que se llega desde uno de tus links me ha hecho bastante gracia, es como de niños pequeños. Viendo el percal me temo que los torneos estos deben estar trufados de marginados sociales.
    [Comentario zrubavel: Sí.]

  2. Francisco
    23 de febrero de 2009 a las 10:44

    Interesante y divertido articulo. Es cierto que lo que mas se ve afortunadamente es ganar, perder o empatar las partidas jugando delante del tablero!! En el ajedrez de alto nivel, lo que no es normal es ganar dando “jaque mate” ya que siempre se abandona antes, por aquello del ego personal de recibir el traumatico jaque mate. Al margen de lo que mencionais, evidentemente hay muchisimas anecdotas en cuanto a situaciones que se han dado, incluidas “pataditas por debajo de la mesa” miradas mas que incisivas o recursos mas que ingeniosos, como derramar a proposito la taza de cafe sobre el tablero en pleno apuro de tiempo o estar pensando casi una hora la jugada y al preguntar al jugador ¿como se la penso tanto si era un movimiento obvio? su respuesta fue que lo que estaba pensando era “¿donde habia dejado las llaves de mi casa?” y muchisimas mas…. Os animo a que se repitan los articulos sobre este juego-ciencia EL AJEDREZ, que por cierto no hay ninguna otra actividad, ya sea deporte o no con tanta literatura publicada ya sea libros, revistas etc. Por algo es el juego infinito por excelencia, ya que por mas que uno lo domine siempre queda mucho por aprender.

  3. erral
    23 de febrero de 2009 a las 11:47

    Unos comentarios:
    a) no se pierde la partida por darle al reloj antes de hacer el movimiento. Es una irregularidad que hay que corregir y sancionar, pero no se pierde la partida por ello.
    b) Sí. Se pierde.
    c) Sí. Se pierde.
    d) La explicación que das es la correcta. En ajedrez “normal” se pierda la 3ª vez que se hace una jugada ilegal. En Ajedrez Relámpago (de menos de 15 minutos) se pierde si se completa una jugada ilegal.
    e) De momento no se pierde por no dar la mano al rival, aunque hay una propuesta al respecto.
    Saludos,
    Mikel Larreategi
    Árbitro Internacional

  4. David C.
    23 de febrero de 2009 a las 13:33

    ¿Comer ajo y “proyectarle la acidez” al contrario no es motivo de pérdida? Increible!
    Lo siento, no he podido evitar acordarme de este video :)
    http://www.youtube.com/watch?v=I63o7bUmYoA

  5. Ramunas
    23 de febrero de 2009 a las 14:44

    Me ha sorprendido ver que la direccion web pongas seis maneras de perder y después se titule cinco maneres de perdre,je. Por lo demás, un articulo muy interesante, como siempre.
    [Comentario zrubavel: La sexta manera que se me olvidó mencionar (y tuve que cambiar el título):
    f) Negarse a realizar un control antidoping.
    El caso más famoso es el de Ivanchuk en la Olimpiada de Dresde (Alemania 2008) que significó un vuelco en la clasificación final.]

  6. Hamsterman
    23 de febrero de 2009 a las 18:59

    El de saludar y el del móvil me han sorprendido mucho, el del móvil lo entiendo pero perder por no saludar??? un poco exagerado lo veo.

  7. Axioum
    23 de febrero de 2009 a las 20:00

    Al final, la apelación de Cheparinov y su equipo es realmente patética. Se niega a estrecharle la mano a su oponente, aun conociendo las reglas, y cuando el árbitro le anota la derrota alegan que se ha saltado el reglamento, puesto que antes debería haberle pedido que estrechara la mano públicamente.
    Visto así sí que parece un rabieta tonta entre niños, como comentaba Hugo: me hago el chulito, pero cuando veo que voy a perder la partida por un estupidez, enseguida busco excusas débiles y penosas.

  8. oliver
    2 de enero de 2010 a las 14:59

    desde el momento que hay propuesto “obligar” a dar la mano deja de ser una medida de cortesia, para ser una medida impuesta.

    PD: gripe A.

  9. Sergio
    3 de junio de 2011 a las 7:16

    Bueno, ademas de romper sillas a los oponentes, hay otra forma de perder la partida por conducta antideportiva: gastar el salario en alcohol un dia antes de una partida y luego perder en 5 turnos. Miren esto: http://www.partidaajedrez.info/23330/Michel-Paul-vs-Iliesco-Juan-Traian-1943-01-01.html

Escribe un comentario





Suscribirme sin comentar

Contacto

Si quieres contactar con el autor de esta página, hazlo desde aquí.

Suscribirse (RSS)

Suscribirse (Email)

Buscar