Albania

Alguien dijo una vez «Dichoso el país cuya historia es aburrida». Me cuesta recordar el autor de la frase, pero ineludiblemente me viene a la cabeza Suiza, que evitó la mayor catástrofe del siglo XX, y aún le saco provecho. Su naturaleza montañosa motivó que en el pasado fuera considerado más un estorbo a mitad de camino que una interesante conquista. Pudo salvarse de los constantes repartos de poder que se daban a su alrededor, hasta permitirse en la actualidad dar la espalda a la ONU. Me sorprendió enterarme que este correcto país no formaba parte de la gran organización, hasta que recientemente, por referéndum, se decidiera su inclusión. Consiguieron dar la vuelta a la tortilla, de pasar a ser el gran olvidado por los poderosos a no querer saber nada de ellos.
Repasando mi solitario tomo de la enciclopedia, tratando de engañar al sueño, me topé con la entrada de Albania. Después de leerla, entiendo que este país se encuentra casi en el polo opuesto a Suiza. En Albania, todo son problemas.
En el pasado, se encontraba demasiado cerca de todas partes: de Grecia y de Roma, aún del Imperio Persa. Cambió de manos con mayor facilidad que la falsa moneda. Después de la caída de Roma aún pasó por diversas manos, resultándome especialmente curiosa la época de dominación búlgara. Y es que siempre pensé que este país resaltaba por su anonimato. Así, su identidad es demasiado ecléctica. Tocado por diversos alfabetos: el occidental, el cirílico, el árabe y el griego, su idioma debe ser una pesadilla. Para colmo de males, existen dos dialectos principales, que parece ser difieren bastante. Según cuenta, no existió apenas literatura albanesa hasta comienzos del siglo XX, y es que con tal follón, cualquiera se aclara.
El país es tremendamente pobre y practica una economía de subsistencia. Sin embargo, hasta 1970 su principal suministrador de exportaciones era China, lo cual no deja de ser sorprendente.
Así, pude poner en práctica aquello del nunca te acostarás sin saber algo más.

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

3 comentarios sobre “Albania”

  1. A mí me han dicho que en los últimos años, unos 20 o 30 creo, tuvieron/padecieron una dictadura muy fuerte que provocaba muchos problemas. En la actualidad Barcelona está «llena» de mafiosos albaneses que tienen montada una red de trata de blancas que es lo peor de lo peor… pobres chicas.

  2. Mira, no quiero contradecir lo que usted expone en su articulo sobre albania, solamente decir un cosa, lamento su poca informacion sobre albania, y tambien su mala intencion a la hora de escribir este articulo. La historia de albania es muchisimos mas rica que usted piensa. Tienes que leer un poco mas sobre eso.Simplemente te dire dos cosas.
    El idioma albanes es un idimo muchisma mas vieja que el castellano. Ultimamente se ha descubierto una piedra que data el siglo III que segun dicen estan escrito parte de la Biblia. Dicha piedra esta en el Vaticano y lo estan analizando. Por ultimo debo recordar que El famoso Skanedrebeg que por su lucha contra el impierio otomano en el siglo 14 les otorgaron el titulo de atleta de cristo por el vaticano, y hay libros escritos en el albanes de esta epoca incluso antes de esta epoca.
    Acabo lamentando su corta vision y su manera malintensionada de escribir un articulo sobre algo que no conoces.

  3. La frase que citas: «Dichoso el país cuya historia es aburrida», tiene como autor al pensador francés Montesquieu.
    Sin embargo, la cita no es exactamente así. Se trata de dos citas que versan sobre lo mismo:
    1. «Feliz el pueblo cuya historia se lee con aburrimiento»
    2. «Dichosos los pueblos cuyos anales son aburridos»
    Aunque hayan pasado 4 años desde la creación de este post, nunca te acostarás si saber algo más ;-)
    Fuente.
    [Comentario zrubavel:
    Gracias. Y es a es la razón por la que dejo los comentarios abiertos tanto tiempo.]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *