Burbujitas

Diversas opiniones sobre la situación de la vivienda en España, que expresé en su momento en el foro de la vivienda de Idealista: Comportamientos en burbujas.
Encontrado en un foro:

Terra es una empresa que en el futuro va a dominar en el mundo de internet en España y sobretodo en Latonoamerica, y esto es lo más importante porque Latinoamerica es un mercado con un alto potencial que en el futuro va a tener que decir mucho. Además la compra de Lycos le ha dado muchos clientes. Lejos quedan esos tiempos de Marzo de 2000 en donde llegaron a 157 euros, pero no os preocupeis, porque aunque no creo que vuelvan a esos valores seguro que de aquí a Marzo llega a los 40 euros y antes de verano supera los 80. Esto quiere decir que desde su mínimo de 10 y pico hasta 80 es una revalorización del 800 por ciento, asi que ya podeis poneros a comprar terras como locos que estan regaladas. Yo compré a 11, 5 y ya gano el 53 por ciento pero hasta que no se pongan a 80 no vendo y eso no va a tardar mucho, no pillé el primer pelotazo, pero el segundo seguro que sí.

(Las acciones de Terra fueron excluidas de cotización a unos 5, 25 euros).
Esto es lo que se decía de Terra en el año 2000, después de la burbuja tecnológica.
Cuando una burbuja explota no viene un tipo a avisarte, ni sale en los periódicos. Las fechas de crashes salen impresas en los libros de historia, nunca en los periódicos como noticia del día.


Muy bien visto, las compras de pisos son compras con un nivel de apalancamiento muy elevado, similar a la crisis del 29, en que la gente se arruinó no porque los valores se depreciaran, sino porque habían comprado las acciones a crédito.
El sistema permitía comprar acciones dejando como garantía las propias acciones, y simplemente pagando un 10% . Cuando los valores bajaban, se exigían más garantías, el que no podía ponerlas perdía los valores (amén de quedar pendiente de cobrar sobre sus bienes todo lo que se pudiera) . Después, los valores se vendían a precio de mercado. las ventas a mercado son las que hunden una cotización: Vendes algo por lo que te den, sin importarte si es mucho o poco.
Creo que esto no tiene mucho que ver con la situación actual, porque la gente no compra los pisos a crédito, ni paga una parte pequeñísima de ellos, teniendo como garantía el propio bien.
La mayor ventaja que le encuentro a ahorrar es que acabas teniendo menos problemas en la vida.
Si se te rompe el coche y no tienes un duro en el banco, tienes un gran problema. Si no es así, no deja de ser un mal rato que se pasa.
Un golpe y se te cae un diente, teniendo dinero en el banco lo puedes arreglar más o menos pronto, de otra forma a sufrir mellado.
No sólo los problemas duran menos y se relativizan, también disminuyen las preocupaciones. Si tienes dinero para pasarte un año en blanco (sin cobrar un céntimo) caso de llegar a esa situación límite no tienes por qué pensar en el suicido o incluso puedes plantearte hacer algo en ese año – año sabático, escribir un libro, intentar montar una empresa, total, que sólo se vive una vez.
Si algo tan grave no puede afectarte, entonces estás viviendo realmente bien. Ese es el verdadero carpe diem, no el del pan para hoy y hambre para mañana.

Un comentario en “Burbujitas”

  1. En el último párrafo explicas, gratis, el secreto de la felicidad. Cuanto ignorante debería saber que es mejor tener un colchón permanente (a partir de 12000 € se consideraría interesante, 30000 € lo ideal) que meter ese dinero en la entrada de un piso con su consiguiente hipoteca. Las ventajas que comentas son el secreto del éxito, sin duda. Para muestra, un ejemplo de algunos casos de gente que vive al límite (y no me refiero a sexo, drogas y rock n` roll). No perderse lo que cuentan de unos que se meten hasta las cejas en una multipropiedad…
    http://www.elpais.es/articulo/elpdompor/20060430elpdmgrep_1/Tes/
    Aunque nadie lo crea, “lo inesperado” no tarda en llegar
    [Comentario zrubavel: Espeluznante página la que indicas. No creo que pueda dormir esta noche.
    Gracias por el link, excelente complemento.]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *