Cambiazo de hora

Mientras nuestros cuerpos se recuperan aún del reciente cambio de hora, podemos sentir un enorme alivio al pensar que una hora no es nada. Y es que en la Historia han existido radicales ajustes de hora, como el cambio al Calendario Gregoriano en que hubo un salto de 11 días.
Esa modificación fue tan traumática que sólo fue asumida de forma gradual por los distintos países, tardándose siglos en llegar a un equilibrio universal.
Pero tan recientemente como el 21 de agosto de 1993, los habitantes de la isla Kwajalein, en el archipiélago de las Marshall, sufrieron uno de esos pocos cambios de hora absolutamente radicales. En este caso, se da la curiosa circunstancia de que las Islas Marshall se encuentran justo sobre la línea de cambio de día. Y el condicionante de que la isla de Kwajalein no compartía no horario sino día con el resto del archipiélago (al preferir el horario de los Estados Unidos por ser base militar de ese país).
Así, Kwajalein tenía un día de diferencia con el resto de las islas. Y ese 21 de agosto de 1993 se realizó el cambio al horario estándar del archipiélago. Con el traumático resultado de perder un ¡Sábado entero!
Como cuenta este artículo del New York Times, los habitantes de esta isla se acostaron un viernes y se levantaron un domingo.
Via: Zonas horarias, en la Wikipedia.

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

Un comentario sobre “Cambiazo de hora”

  1. Pues como el día que un pais musulman adopte el calendario cristiano o viceversa, que saltarían 5000 años para alante o para atras. Que luego se escandalizan con el efecto 2000 y demas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *