La torre del Orden

Dominando el puerto de Boulogne-sur-Mer se encuentran los restos de un antiguo faro romano: La Tour d’Ordre{Link en francés} (La Torre del Orden).
faro_dover.jpg
Situada al norte de la Bretaña, esta región francesa tiene el dudoso honor de poseer lo que queda de uno de los monumentos más sorprendentes de la Historia de la Humanidad.
Construido entre los años 39 y 40 de nuestra era, la torre era un supuesto faro romano, construido por el emperador Calígula.

De un emperador se podía aceptar que fuera tanto cruel como excesivamente bondadoso, que tuviera apetencias sexuales desmedidas o que fuera afeminado; sin embargo, lo que era inconcebible es que fuera una nulidad como líder militar.

Calígula fue uno de los peores militares de la Historia de Roma. En la descripción de sus hazañas Suetonio no tiene reparos en resaltar su cobardía, su ineficacia y la desfachatez con que despachaba las operaciones militares.
Dice de él Suetonio que sólo emprendió una campaña militar, contra Adminio el hijo del rey de los bretones. Con un despliegue de medios totalmente desmesurado e innecesario venció a este príncipe. Sin embargo:

Entonces, cual si hubiese subyugado toda la Bretaña, escribió a Roma pomposas cartas, y mandó a los correos que fuesen en carro al Foro y al Senado, y no las entregasen más que a los cónsules y en el templo de Marte, en presencia de todos los senadores reunidos.

La Torre de Orden sería el símbolo de la mentira de su conquista. De forma apresurada mando contruir una torre altísima en una ubicación privilegiada para zarpar rumbo a Inglaterra.
La idea de la torre era simular un faro para hacer creer a las generaciones posteriores que Calígula había desembarcado en Inglaterra.
Pocos monumentos existen en el mundo como este, se trata de un monumento falso, creado con la única idea de emponzoñar la Historia. Quien sabe qué habría sido de la imagen que ahora tendríamos de Calígula si no llega a ser por el testimonio de Suetonio. No se conformaba con engañar a sus contemporáneos sino que hizo lo posible por hacer lo mismo con las generaciones venideras.
El faro romano de Dover, una de las construcciones británicas más antiguas que existen, fomenta esta confusión. De características similares al edificado por Calígula, se encuentra justo al otro lado del Canal de la Mancha y aunque su datación es complicada, la tendencia es a hacerlo coincidir en el tiempo con la Torre del Orden francesa. Sin embargo la teoría más optimista sólo se atreve a decir que es del año 50 – esto es siete años después de la llegada de Calígula a Bretaña – mientras que hay quien cree que puede ser hasta del año 138.
Quiso el destino que la Torre del Orden, esta particular Torre de Babel francesa, tras ser varias veces remodelada y reutilizada se destruyera por completo en 1644. Aún quedan algunos restos testimoniales en la región de tan macabra construcción humana.
Notas:

  • La imagen que se muestra es la del faro de Dover, pues la Torre del Orden quedó destruida por completo.
  • La idea de que Calígula pretendía falsear la historia es expuesta por Anthyme Saint-Paul en su libro Histoire monumentale de la France

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

2 comentarios sobre “La torre del Orden”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *