Nuevos ricos

Aunque se ha hablado mucho del atentado del 11M y del veredicto del tribunal, de las penas a los culpables, apenas si se ha dicho algo sobre las indemnizaciones que habrá que pagar.
900.000 euros a las familias de cada uno de los fallecidos. Siendo 191+1 los muertos estamos hablando de 172 millones de euros. Los culpables quizás paguen algunos cientos de euros de sus escasos ingresos. El resto, lo pagará el Estado, o sea: todos.
Lo que me llama la atención sin embargo son las indemnizaciones a los heridos. A los heridos se les ha dividido en 12 categorías. La 12, o de máxima gravedad, la ocupa la chica que quedó en estado vegetativo. Para ella queda una compensación de 1 millón de euros.
En función de la gravedad se va bajando en la escala, hasta llegar al nivel 1, el más numeroso. En este nivel se encuentran desde personas que no necesitaron atención médica hasta aquellos que estuvieron hospitalizados menos de un mes y que en ningún caso tuvieron secuelas físicas o psicológicas.
Para todas estas personas se ha fijado una indemnización de 30.000 euros más 300 euros por cada día que estuvieran hospitalizadas. Y a mi esto me parece una absoluta barbaridad y desproporción.
Porque los que han estado más de 100 días en el hospital y han tenido algunas secuelas (grupo 3) sólo cobrarán 40.000 euros más 300 euros por cada día de hospitalización.
En el grupo 1 habrá algunos farsantes que se habrán levantado un dineral sin hacer nada. Y gente con un arañazo en un brazo o con un corte insignificante. También habrá gente que habrá pasado un mal rato en el hospital.
Pero vamos a ver, que 30.000 euros son cinco millones de las antiguas pesetas. Que se tarda muchos meses en ahorrar ese dinero. Que no puede estar el Estado repartiendo paquetitos de 30.000 euros así como así.
Algunos pensarán que estoy siendo muy cruel. Pero vamos a pensar qué ocurre con las víctimas de accidentes, como los laborales o algunos de tráfico en que el que muere es una víctima. Muchas veces es también el Estado el que paga las indemnizaciones. Pero en esos casos se lo pone bien difícil. La víctima tiene que reclamar de su bolsillo para obtener las compensaciones. El Estado normalmente tiene la obligación de recurrir las indemnizaciones hasta los más altos tribunales. Todo eso se traduce en tiempo y dinero.
La necesidad de contratar un abogado despierta todo un negocio de oportunistas. Normalmente la víctima no tiene apenas dinero. Cierto es que puede recurrir a la justicia gratuita pero en un caso así puede ser garantía de perder el caso. Lo que suelen hacer muchos de estos abogados es ofrecer un acuerdo a la víctima. Ellos cobrarán sólo una parte de la indemnización, normalmente un buen porcentaje.
Entre ese porcentaje y la defensa férrea que hace el Estado a sus propios intereses (que son los de todos nosotros) lleva a que la pobre víctima muchas veces obtenga una pírrica compensación.
Uno de los casos más famosos es el de los afectados por el colza. Litigaron durante más de una década en condiciones económicas realmente penosas y la mayoría de las indemnizaciones llegaron cuando los afectados ya habían muerto.
Este es el caso general. Pero el 11-M es terrorismo y ante eso no se reparan en gastos. El Estado se encarga de todo y paga con manos generosísimas.
Aún en otros casos de terrorismo puede verse cómo el Estado no ha sido ni de lejos tan generoso en sus indemnizaciones. En este artículo narran los importes que obtuvieron personas que quedaron inválidas o casi a causa de atentados. Las cantidades que recibieron fueron casi las mismas que aquellos que sufrieron “heridas que no requirieron de hospitalización o de haberla inferior a 30 días y sin secuelas físicas o psicológicas”.
30.000 euros para una persona que casi no ha sido una víctima es una absoluta desproporción. Y no voy a entrar en los 900.000 euros por las víctimas, que no hay dinero suficiente que compense una vida humana pero 900.000 euros son también muchos euros.
Pero bueno desde este blog aprobamos todas las decisiones judiciales, estamos de acuerdo con todos los veredictos de los tribunales aunque a veces sean contradictorios, condenamos el terrorismo y la piratería. Y estamos a favor de todos los partidos políticos del mundo.

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

3 comentarios en “Nuevos ricos”

  1. No tengo muy claro lo de que las indemnizaciones las pagemos entre todos… en fin es (de nuevo) mi principio de incrementalidad (que pesao soy, a ver si ahora puedo publicar que en el de remora no me dejaba ni pa tras y me daba las gracias hugo y me mandaba a otro blog)
    [Comentario zrubavel: Siento que no hayas podido mandar el comentario. Para proteger esto del spam he puesto algunas medidas que tal vez son demasiado restrictivas. Por si acaso evita poner muchos links y páginas web o mail falsos (en tu caso esto no debería ser problema).]

  2. Eres el primero al que oigo hablar de este tema en el juicio del 11m. Hasta el pp y el psoe han estado de acuerdo (ni lo han comentado, si quiera)))
    Normalmente hablar de dinero es de mal gusto. En este caso, más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *