Otros diez consejos inusuales para escribir un blog

Todo el mundo escribe su lista de perogrulladas sobre lo que hay que hacer para escribir un blog o dejar de hacerlo. Lo gracioso es que a los que lo suelen escribir les ha quedado mucho por aprender. Voy a intentar cometer ese mismo error, pero dando algunos consejos no tan típicos y con los que quizás no estés de acuerdo:
a) Si no sabes qué escribir, no escribas.
Cada post cutre que escribas estarás más cerca de que un lector que descuidadamente haya caído en tu blog te rechace con un simple click. Cuando alguien tropieza con un blog, no lee más de tres entradas para hacerse una idea ( si lee más es porque ya le ha gustado ). Si dos de esas tres son flojísimas, tu blog pasará al olvido.
Sobran blogs en Internet, y basura ya ni te cuento. Si no tienes nada bueno que decir, cierra el pico, por el bien de los demás y el tuyo propio.
b) No cuentes demasiadas historias personales.
Si dices que te has peleado con tu novia y mucha gente te responde diciendo que está contigo, no deberías sentirte ni un ápice mejor. Toda esa gente no movería ni un dedo por ayudarte y agradecen que sólo te conozcan por la red. A todos nos gustan las historias personales de los demás, pero eso no quiere decir que nos importe mucho esa gente.
Si tatuarse un “Amo a Nerea” puede traer problemas con las futuras novias, las entradas en un blog no son ninguna ayuda. Si hablas sobre una novia antigua y luego no lo haces sobre la actual, o al revés, cualquier actitud irracional puede desencadenarse.
Podrás sacar algunos beneficios en el corto plazo, ganando puntos para a lo mejor llevarte un achuchón, pero de eso no se vive. Habla lo justo de vida afectiva, aunque tengas uno de esos blogs que sólo leen tus amigos.
Quizás mi blog favorito ever es el de Sanchiguarro, que es una triste historia de amor truncada, que provocó el cierre del blog ante el ridículo, llevado con una entereza admirable. Pienso que el autor es un primera espada y un gran tipo, pero ahí queda todo.
Nunca firmes tu blog con tu nombre y apellidos, salvo que pretendas ganar algún crédito con el blog (como dar conferencias o dártelas de que sabes de algo en el mundo real). La gente se pasa el día metiendo nombres y apellidos de amigos y conocidos en la barra de Google. Y luego quitar cada uno de esos links que no te gustan puede costarte muchos burofaxes.
c) Más visitas no significa un blog mejor.
No te creas que porque de repente tengas más visitas que antes, o porque te hayan puesto algún link en un sitio “importante” y de pronto la gente se pase por tu página, tienes un blog mejor. De hecho una gran parte de los blogs que tienen muchas visitas apestan. Algunos de los mejores blogs de Internet son totalmente desconocidos, y algunos de los que más visitas tienen dan vergüenza ajena.
Tener un buen blog tampoco te convierte en una gran persona, y viceversa.


d) Si pones un todo a 100 no esperes que un día entre Claudia Schiffer.
Un parte importante del blog son sus comentaristas. Si tienes un blog familiar, serán tus amigos y padres los que dejarán los comentarios. Pero según la temática que abordes y sobre todo cómo lo hagas, te encontrarás con unos comentaristas u otros.
Los comentaristas aportan contenido, y el contenido vale dinero. Uno de mis post más visitados es el de trabajar en el DIA%, del que no escribí más que un par de líneas. Todas las visitas las atraen los comentarios que han dejado los empleados que han pasado por esa empresa. Esas visitas pinchan en mi publicidad y gracias a los ingresos me pago la hipoteca.
Muchas veces los comentaristas te corregirán, y a veces tendrán más razón que tú. Algunos blogs sólo merecen la pena por los comentaristas que tienen – sobre todo los A-class (blogs famosos).
Trata de evitar que el blog se te llene de gentuza, los comentarios pobres deterioran la calidad de tu página. Expulsa a esos comentaristas a patadas sin contemplaciones, lo bueno de un blog es que tú pones las reglas y no tienen por qué ser las mismas que aplicarías en el mundo real.
Cuando uno lee buenos comentarios se corta de escribir como un retrasado y para decir “Cool site!” mejor es quedarse callado. La única forma de premiar a un buen comentario no es haciéndole la pelota al comentarista -que en muchos casos será un pederasta en la vida real – sino dándole una buena réplica, en el apartado de comentarios, o con otra entrada, hay que mantener una lucha de nivel. Si me comentáis con fundamento me trabajaré más las entradas (para que os cueste más trabajo rebatirme y cuando lo hagáis sea mucho mejor).
Escribe bien para recibir buenos comentarios, deja que la gntuza se baya a otrs blgs.
e) No dejes feeds completos.
Los feeds (lectores de noticias aplicados a tu página) completos serían estupendos en el mundo de color de rosa. Pero no es el caso, y España siempre menos. Cualquier tarado puede escribirse un pequeño programa que copie todo el contenido de tu página aprovechando que sigues las recomendaciones de los gurús. Los feeds son un enorme cartel en la frente pidiendo un “Copiame”. Ahora mismo los robots que copian post son un problema menor, pero estamos en la infancia del reemplazo al spam.
Copiar el contenido de una página de forma automática es un juego de niños, pero cuando tienes feeds completos, es casi de bebes.
f) Cuidado con lo que copias.
Aunque la mayoría de lo que se escribe en blogs es basura, es basura con derechos de autor y deberes legales.
Si hablas mal de una inmobiliaria un día pueden mandarte un preaviso de denuncia si se dan cuenta de lo que has publicado buscando en google “trucos para vender un piso con aluminosis“.
El copyleft es muy moderno y si te las das de moderno deberías poner tu blog bajo esa licencia. Luego no lloriquees si cualquier otro blog te copia una entrada entera, para luego dejarte un link minúsculo al final del artículo.
La copia de contenidos en los blogs es un enorme problema, porque aunque el autor haya indicado que “ha usado tu texto” (y las combinaciones de teclas Control +C, Control + V y Delete) a los ojos de Google, o cualquier otro buscador, no hay forma clara de distinguir el original de la copia. En muchos casos tu texto quedará como el plagio, lo que no sólo hará que no aparezcas en las búsquedas que se hagan sobre aquello que escribiste. Es que además Google te pondrá una crucecita como “posible plagiador”. Cuando juntes varias, desaparecerás de la faz de la Tierra.
Crear un blog basado en “cosas curiosas que me he ido encontrando por ahí para que lo vean mis colegas y se descojonen con lo mismo que yo” está demasiado visto. Lo peor son los blogs que se dedican exclusivamente a eso. Las cosas curiosas ya aburren, son siempre lo mismo. El hombre que muerde a un perro es una historia que ya no interesa a nadie.
Si algo que has encontrado por ahí te ha parecido interesante ten los nervios suficientes como para no copiarlo en tu página. Cuando digo copiar me refiero a todos esos términos eufemísticos que están muy de moda: citar, indicar, señalar. Una cita es cuando tomas un par de párrafos de un libro. O un par de frases de un artículo. Copiar más del 50% de un artículo es plagiar y copiar más del 25% es copiar. Sí, yo también he copiado muchos artículos, no soy un ejemplo a seguir y aunque escriba esto no pretendo serlo.
Y si vas a copiar, se generoso. No dejes los links de las referencias al final, porque esa es una forma excelente de decir “yo ya hice mi parte” pero también de asegurarte de que nadie leerá las referencias.
Si estoy comentando las diez mejores películas que se han rodado en Noruega, y tras haber indicado las películas te dejo links para ampliar información, ¿Quién va a leer esas referencias? El lector ya está empachado y no le interesa nada más sobre Noruega, al menos en los próximos dos años.
No hay que haber hecho un master en posicionamento web para saber que si damos un link a una página lo podemos hacer de muchas formas, algunas ayudarán a la página de destino, como buscador de vuelos baratos y otras no tanto, como buscador de vuelos: picha aquí.
Sinceramente, la forma en que alguna gente “importante”, algunos grandes bloggers, pone los links externos, me da ganas de vomitar.
g) No cuentes nada que dentro de un mes no interese a nadie.
Evita por amor de Dios las siguientes temáticas: ETA, lo tontos que son en Estados Unidos, Linux, SGAE, Diseño inteligente, I-phone, gadgets, redes wireless, Colegio de Ingenieros Informáticos, biodiésel. Te puedo asegurar que se ha dicho todo lo que podía imaginarse sobre todos esos temas, varias veces y en varios idiomas. Haz algo bueno en tu vida, no contamines más Internet con toda esa cháchara repetitiva.
No copies noticias curiosas. Si no tienes nada que aportar limítate a indicar el link, un blog debe ser un espacio personal, no un vertedero de ideas ajenas.
Las noticias del día las dan mejor los periódicos que tú mismo. Si por ejemplo quieres hablar sobre que han exculpado a Otegi de los cargos de enaltecimiento del terrorismo, no te limites a decir que te parece mal. O que la justicia no funciona. En este caso la culpa no es del juez, sino del fiscal que retiró los cargos. El fiscal es un cargo que los políticos designan a dedo. Di que te parece mal la imagen de cumplimiento de la legalidad ficticio en que nos encontramos. Trata de ir más lejos, buscando ejemplos similares, como el del fiscal que archivó un caso por corrupción urbanística. Y luego dale una vuelta de tuerca, con un video de Youtube en el que un político famoso dice aquello de “se han seguido las reglas del juego, la Justicia da un veredicto y a los políticos, en un estado democrático no nos queda sino respetarlas”.
Ve más allá de lo evidente, pon un video similar de la época democrática del nacionalsocialismo alemán. O prepara un montaje con el video de antes usando al niñato del metro de Valencia. Nunca te quedes en la superficie.
Sí, todo esto implica trabajar y muchas veces perder varias horas para acabar haciendo algo que es una puta mierda. Pero de esa forma hay una pequeña probabilidad de que no sea una puta mierda. De la otra forma has estado cinco minutos de tu vida empleados en algo que sabías que no valía para nada. No sé qué es peor.
h) No hagas un blog, haz una página personal.
Aunque ahora el término de página personal nos suena a la época de Geocities, y el blog a modernidad y buenrollismo, las páginas personales han aportado mil veces más al actual internet que los blogs. Los blogs son puro diseño y vacuidad de contenido. Las páginas personales eran diseño inexistente y, a veces, contenido para aburrir. Deja tu opinión, no la de los demás, si todavía no tienes una, lee, infórmate. Y luego, cuando la tengas, empieza a escribir.
i) Crea.
Haz un estudio original. Cuenta uno de tus patéticos sueños, o lo que hiciste ayer. O tu opinión sobre el mejor horario en que podrían emitir Humor Amarillo. Recopila información inconexa. Pero por favor, copia lo justo. La cantidad justa que una entrada debe copiar es aquella que pueda copiarse digitando las palabras de forma manual.
Asume que casi todo lo que crees acabará siendo un patética expresión de un ser mediocre. Y luego, continua.
j) Aprovéchate del medio
Esto no es un móvil, pero tampoco es un libro. Si te das cuenta de que había faltas de ortografía, corrígelas a posteriori. Si algo no era cierto, bórralo. Si un comentarista aumenta la información, pues puedes subir su aportación al contenido del mensaje, sin tener que poner una señal indicando que el texto está enmendado. Si te arrepientes de lo que dijiste, puedes hacer que la entrada desaparezca de la faz de la Tierra. Puedes aumentar una entrada que se te quedó corta, o tras ampliar información. Se flexible, y si cambias de opinión, puedes corregir el blog, sin tener que pedir disculpas a nadie, esa es la ventaja sobre tener un blog o ser un comentarista profesional.

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

7 comentarios en “Otros diez consejos inusuales para escribir un blog”

  1. Pues yo, así a ojo, me salto a la torera cuatro o cinco de tus consejos, comenzando por lo de firmar el blog con mi nombre y apellidos (una de las escasísimas ventajas de tener una “profesión liberal”: no tener que rendir cuentas a nadie).
    Al menos, cumplo con la de tener un par de ‘comentaristas de calidad’, que me hacen elevar un poco el nivel de autoexigencia (por más que mi blog no tenga ninguna pretensión y no pase de un entretenimiento/desahogo).

  2. Yo comence un blog y enseguida me di cuenta de que no es lo mio. Asi que he cambiado su filosofia y lo he dejado como blog secreto, donde digo lo que me da la gana y espero que nadie lo lea (lo cual puede parecer paradojico y lo es).
    Por otro lado cuando quiero que otros lean alguna opinion mia sobre algun tema me voy al blog que considero mas adecuado y que valga la pena y alli dejo un comentario. Tengo un blog distribuido y garrapatico.

  3. Y diez para no empezar (de nuevo) a escribir un blog. Cada vez que la tentación de hacerlo sea muy fuerte, recurriré a esta entrada. Gracias.
    Respecto al genial y tristemente muerto Sanchiguarro, no sé si tendrás información de primera mano de la que yo carezco, pero siempre me ha dado la impresión de que todos los personajes eran inventados.
    Lo de copiar me parece personalmente inconcebible; ya lo detestaba cuando escribía en Ciao.es.

  4. Pues a mi ya no me motiva mucho lo del blog. Sinceramente, me lo paso mucho mejor leyendo los blogs de otros. O con los foros! los foros son una risa y un despelote.
    A mi me gustan los textos de esta pájilla personal porque aprendo cosas divertidas y diferentes, de esas que no te ayudan a ganar al trivial pero si te ayudan a quedar como un pedante ante la chica del pub de salsa que acabas de conocer.

  5. Olvidas a los que tenemos un blog por eso; por ser patéticos. no escribimos cosas interesantes, no escribir periódicamente(o más bien, escribimos periódicamente por periodos) subimos una serie de sinsentidos que a nadie le importan; a mí me importan (y lo más raro es que siempre habrá gente que se sienta identificada con post que solo tiene un sentido personal).
    no queremos pagar la hipoteca y no nos importan o que digan blogs importantes; el Iphone nos vale madres y lo que diga alt1050 o macrosiervos, o tangasverdes o nacho escoltar no tiene la menor importancia.
    somos los que escribimos para nosotros, no para generar visitas. yo sé que soy patético y que mi blog es patético, aún así cumple algunas funciones básicas:
    1) el blog liga; Ahora cualquiera tiene un blog, pero en 2004, cuando eramos pocos, decir que tenias un blog y pasar la dirección, y que tuviera un header en flash era atractivo; cuando le dabas el URL a una chica y veía que tenías textos “profundos” en él, ganabas puntos… y ni qué decir de cuando podías escribir textos vagos sobre “ella” (no tenias que decir el nombre así, cualquier chica podía asumir que “ella” era ella).
    aunque suene triste, varias relaciones mías salieron de gnt a la que primero le gustó el blog y luego le gusté yo.
    2) el blog me da un buen pretexto para hacer una fiesta anual celebrando su fundación; Tu lo sabes, la mayoría de la gnt no tiene una verdadera idea de como va el rollo; consideran que al igual que una empresa, la antigüedad de un blog habla de su calidad y su éxito…. nada más alejado de la realidad.
    3) el blog manda mensajes velados a quienes me conocen; si me siento solo y con ganas de recibir ánimos, no tengo que que ir a pedirlo, comportarme cliché con mis amigos, tan solo lo escribo en el blog. así yo no fui a pedir ayuda, pero esta llegó; el supuesto de que en blog le escriba nadie esconde el hecho de que le escriba a todos.
    4) el blog me hace interesante; “¿tienes una página de internet? ¿subes fotos y videos, además de textos reflexivos? oye, que bien, eres profundo Y tecnológico” (creo que esto ligado con el punto No. 1)
    5) el blog es una excelente ventanilla de quejas. así, tan cual.
    6) el blog es un archivo de mis cambios a través de los años; releerlo me da una excelente idea de lo que me ha pasado, y me ayuda a no-olvidar cosas que por comodidad u orgullo tiendo a a hacerlo.
    Je. y todo eso sin querer hacer un buen blog.
    [Comentario zrubavel: Pues tienes mucha razón.]

  6. Vaya pensaba escribir un blog, pero al leer parte del tuyo me di cuenta que mejor, para decir gilipolleces ya estas tu, asi que sigue tu, que asi me parto yo

  7. Es una buena entrada!!, y buenos consejos, la verdad es que yo tambien odio cuando copian, pero tambien lo he hecho, sobre todo en los inicios (jejeje llevo una semana con mi blog jejeje), pero bueno si mis amigos se molestaron en escribirlo lo mejor es dejarles un comment coqueto, diciendoles lo que uno piensa ya sea para animarlos o para que dejen de hacerlo jejeje. Suerte.
    By Chuck

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *