Underdog

Hace ya varias semanas publicaron un significativo estudio en Freakonomics. En él habían analizado la probabilidad de vencer en un partido, condicionada a la diferencia de puntos entre los dos equipos al descanso.

El análisis da el obvio resultado de que cuanto mayor es la diferencia de puntos, mayor es la probabilidad de ganar. Sin embargo tiene algo de destacable y es que cuando la diferencia es de sólo un punto, se produce una singularidad.

baloncesto-punto-diferencia

En el momento en que un equipo se marcha a los vestuarios con un punto de ventaja, se convierte en el favorito, pero es un favorito de pacotilla. Su pírrica ventaja tiene que tener un efecto psicológico negativo porque paradójicamente los equipos que van perdiendo de un punto antes de la segunda parte acaban ganando el partido con mayor probabilidad.

La utilidad de este estudio es clara: si eres una persona tan patética como para apostar en partidos de baloncesto en vivo, seguramente la apuesta a favor del equipo que va perdiendo en el descanso, en este caso concreto, te puede llevar a ganar pasta.

En los deportes es lamentable el esfuerzo de algunos equipos por no asignarse el papel de favoritos. En las ruedas de prensa se ponen a lloriquear justificando que aunque se ven sobradamente capaces de ganar, no son los favoritos. En cierto modo el creer que puedes ganar a veces es un obstáculo en la consecución del objetivo. Sobre todo porque el equipo rival estará motivado: vencer al favorito a la vez que se percibe como algo posible. En el ejemplo del baloncesto vas perdiendo pero sólo hay un punto de desventaja.

También sirve como ejemplo para competiciones entre empresas, si la segunda está muy cercana a la primera, es cuestión de tiempo que la sobrepase.

En deportes y el mundo de las apuestas, el underdog es el equipo no favorito.

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

6 comentarios en “Underdog”

  1. ¿Es estadísticamente significativa la diferencia?

    Según la gráfica, hay otras dos “singularidades”: más probabilidad de ganar el partido si ganas de 3 puntos que si ganas de 4, y más si ganas de 6 que si ganas de 7.

    [Comentario zrubavel: Según el estudio sí, aunque era un volumen enorme de partidos de las ligas americanas, puede ocurrir que puntualmente una ventaja de mejores resultados que otra. Pero para pasar de estar en ventaja a estarlo en desventaja tiene que haber un salto significativo.]

  2. Realmente no creo que haya tal singularidad, lo cierto es que las lineas pintadas sobre los puntos parece que transmiten eso. Sin embargo la grafica es necesariamente simetrica en torno al par (0, 0.5) y si pintas una unica linea no saldrian esas curvas sino casi una recta que pasa por ese punto. Es una pequena desviacion estadistica, como la apuntada por 24 rotuladores (que quizas tenga que ver con los mecanismos de puntaje del baloncesto, canastas de 1, 2 o 3 puntos, y su distribucion en un partido normal)

    [Comentario zrubavel: Como sois de desconfiados. Estáis hablando como políticos, mirando a la gráfica.
    El link a Freakonomics lleva al estudio científico de 23 páginas lleno de infumables análisis de contraste de hipótesis en que veréis que hay una singularidad en ir ganando de un punto.]

  3. Hola, no había comentado antes pero sigo siempre tu blog y me parece excelente.

    Lo de la probabilidad de ganar según se tenga ventaja de 3 o 4 puntos tiene hasta cierto punto sentido. Cuando un equipo está 3 puntos arriba tiene al otro equipo solo a una canasta, lo que hace que no baje la concentración. Con 4 puntos el otro equipo está a dos y se puede bajar esa concentración subconscientemente.

    Con 6 y 7 pasaría lo mismo pero con una canasta más de diferencia.

  4. Bastante interesante la verdad. La desviación es sensible aunque basicamente deja al 50% de posibilidades las diferencias -1, 0, +1. Supongo que el valor de las canastas y que se saque con salto neutral influye en esto más que los factores psicológicos.
    Imagino que si calificas de patéticos a los que apuestan en eventos deportivos opinarás lo mismo de los que compren lotería, no? :) (que yo no hago ni una ni otra, pero bueno)

    [Comentario zrubavel: Cómo os gusta apurar lo que digo. Si he publicado esto es porque me parece interesante para el mundillo de las apuestas, del que soy ferviente defensor.
    Apostar a competiciones deportivas, bien.
    Apostar “en vivo”, menos bien.
    Apostar a baloncesto en vivo, malamente. Porque es algo marginal, es una lotería, y está mal pagado.

    Apostar es mucho mejor que participar en loterías, el vicio mejor visto que existe.]

  5. A mi también me interesa el mundillo, aunque nunca me he decidido a apostar nada. Me interesa más como estrategia, teoría de juegos etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *