¿Terrorismo?

«Me da asco este sistema y quiero que reviente.»
No son palabras pronunciadas por un terrorista suicida de Madrid, Londres, Irak u otro lugar. Son palabras de un joven español expresando su frustración en un foro sobre vivienda.
Mientras nuestros políticos debaten estupideces como «Hojas de ruta» o «Alianzas de civilizaciones» los españoles, nacidos o no aquí, están tan quemados con el mundo que les ha tocado vivir que no les importaría que todo volara por los aires. Me imagino que la persona que ha escrito eso, si fuera árabe y tuviera amigos en Afganistán o Pakistán, no habría tenido ningún reparo en cargar un paquete explosivo camino del metro.
Déjense de bonitas cifras falseadas de IPC y paro, de crecimiento económico y exportaciones. Y dedíquense a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Porque la gente feliz no pone bombas.

2 comments

  1. Lo de los pisos en mi caso también ha llegado a ser un autentica obsesión. Hablo con todo el mundo y escucho cosas disparatadas: desde gente que prefiere comprarse una casa en Villalba (40 km de Madrid) por 200000 € o un apartamento (40 m2) en el sobrevaloradísimo Pasillo Verde de Embajadores por precio similar, hasta gente que dice que pagar 1200 € de hipoteca no es tanto y que incluso van a meter en la letra un coche de ¡¡36000 €!!. Hay gente para todo. Luego están los que obsesionados por no comprar defienden el alquiler como el gasto mensual de un bien, como el que gasta en un cine, es decir, que simplemente hay que pensar que estás pagando por disfrutar de un bien, que no hay que rayarse y que encima no pagas intereses a los bancos. Esta bien mentalizarse en que pagar un alquiler no es algo traumático (aunque yo lo pago y me jode bastante, sobre todo estar pagando la hipoteca a un pibe), pero tampoco hay que autoengañarse, en realidad todos deseamos comprar, aunque claro está que no es el momento.
    Respecto al silencio que se hace sobre el tema en los medios de comunicación yo creo que la razón es clara. Los que manejan los medios son los que mas han especulado y les interesa que la gente siga con esta realidad virtual de que los pisos no van a bajar y para que así, estos grandes defensores de la sociedad, estos artistas pancartistas y mentecatos puedan disfrutar del rugido del motor de su CLK o de su mansión «hippy» en las afueras. Nuestros representantes (políticos, magnates del periodismo y actoruchos que se autoproclaman la voz del pueblo) callan y nosotros pagamos. Conozco (la primera de hechos y la segunda de oidas) dos casos claros. Un periodista ha conseguido para su hijo un piso de protección oficial a través de sus contactos. Por supuesto, el hijo, espabilado donde los haya, piensa especular con dicho piso. El otro caso es el que me comentaron de un piso de nueva construcción donde compró la mitad de los pisos Ana Rosa Quintana y la otra mitad no se que otra periodista, a saber. Lógicamente no serán para sus hijos sino que lo disfrutaran Cartier, Prada, Mercedes, Armani y Versace. También conozco el caso de un futbolista suplente del Villareal del que nadie sabe su nombre que tiene un ático en Las Rozas, un duplex en Arturo Soria y un piso de 3 dormitorios en Sanchinarro. El que juega de titular del que tampoco os sonaría el nombre tiene más de 10 pisos. Imaginaté los galacticos. Yo no pienso ser el gilipollas que enriquezca más a esta gente y tampoco al espabilao de turno. «Tu también especularias si pudieses» dice la gente, pues que quieres que te diga, prefiero invertir en bolsa, pero claro, para eso hay que aprender y pensar un poco; demasida ración para la gente que antepone la mamada al polvo.
    Respecto al tema de los inmigrantes creo que tampoco son tontos y hacen simplemente lo que hacemos todos, comprarse los pisos que pueden, pero ellos no tienen miramientos por vivir en Villaverde o en Orcasitas, por lo tanto, se meten. También compran porque, acertadamente o no, creen que es, o era, el momento. Recordemos que son personas que también tienen cerebro. Es cierto que en ocasiones compran entre varias familias porque les sale a pagar a poco pero supongo que es un porcentaje ínfimo. Yo el caso que conozco de una familia ecuatoriana es que están ahorrando para hacerse una casa en su país. Por 60000 € se hacen, poco mas o menos, una mansión.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *