Breves opiniones inmobiliarias

Continúo con algunas opiniones que expresé en el foro de vivienda de Idealista. Algunas sentencias breves:
Felicidades con tu nuevo pisito alquilado, pero recuerda que el éxito en la vida no tiene nada que ver con la felicidad ni con la tranquilidad del alma, sino con el acúmulo de propiedades, a ser posible inmobiliarias.
Lo de Terra no tiene nada que ver con los pisos: piso tiene cuatro letras y terra cinco.
En realidad las empresas actual al revés: Prefieren a un empleado hipotecado antes que al que no lo esté.
El hipotecado es dócil: hará horas extra sin rechistar, aceptará subidas microscópicas del sueldo, acatará las órdenes de sus jefes.
En realidad, estar hipotecado, en los niveles actuales de hipoteca, es una forma suave de esclavitud.
Hoy he visto un anuncio de esta guisa: piso por 82 millones de pesetas. ¡Urge venta!
Debería estar penado con cárcel escribir frases así.
Lo de las hipotecas a 50 años me recuerda a los colchones de Lo Mónaco. No hay cadena de televisión que no emita publirreportajes sobre ellos, todo el mundo sabe lo que cuesta un colchón de esa guisa al mes, pero nadie sabe exactamente el precio total, seguramente es absolutamente desorbitado.
Ya no importa el precio de las cosas, sino cuánto pagas cada mes. No creo que eso sea un síntoma de economía sana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *