La demanda extranjera

Continúo con algunas opiniones que expresé en el foro de vivienda de Idealista. Sobre los extranjeros y la vivienda y su papel de «sustento de la demanda»:
Lo que yo veo es la cara de algunos inmigrantes al entrar en las inmobiliarias. me imagino que para algunos el comprar casa es el paso definitivo a la integración en España. Ese porcentaje que no quiere montar un negocio en su país, ni comprarse una casa allí, que gasta un dineral en alquiler ve la hipoteca como el último escollo.
Para los extranjeros es muy normal que lo que a los españoles nos resulte fácil se les haga un infierno. Hay muchos que no saben que tienen que vacunar a sus hijos porque en su país no se vacuna tanto, otros no saben que hay que estar empadronado para poder apuntar los niños en los colegios, a otros los marean con cosas tan sencillas como sacarse el abono transporte.
Si a la mayoría de los españoles les parece que pedir una hipoteca sin avales significa que el precio de la vivienda avala el monto de la deuda, que una subida del 1% del euribor implica una subida del 1% de la letra y que el gobierno tiene competencias para devaluar la moneda, imaginense estos términos en la mente de los extranjeros.
Si a algunos nos cuesta discernir entre la verdad y lo que dice la suegra, imagínense el cacao que tendrán muchos otros que no entienden el idioma, se mueven en un mundo de rumores, informaciones filtradas y traducciones un tanto libres de la información.


Cuando habláis de extranjeros tenéis siempre en la cabeza a los ecuatorianos. Hay muchos árabes, africanos, rusos, rumanos que no hablan ni una palabra de español. De tontos no tienen un pelo, eso está fuera de cuestión, pero no podéis ni imaginar la cantidad de informaciones erróneas que se creen, al no tener fuentes fiables para contrastar, todo es por «no se quién hizo tal asín» o «a mi me dijo no se quién que no se cual lo hizo asín».
Por supuesto que unas cosas se compensan con otras, y hay mucho español empanado y cuando estás harto de que te avasallen delante de cada ventanilla tienes más recursos que un abogado.
Como español creo que un piso que valga 50 millones es una aberración, pero muchos subsaharianos vinieron a españa tras pasar de ganar 10 euros al mes a ganar ahora 1.500 euros, y que pagan 400 euros por una habitaciónen en piso supercompartido; No creas tú que tienen una sensación del valor de las cosas muy ajustada a la realidad. Y el razonamiento nuncabajista: Si una cosa vale x y la quieres, la pagas y punto.
Solo decir que no es tan fácil meterse en la psique de los inmigrantes, un colectivo muy heterogéneo, pero que para muchos comprar es una confirmación de su integración en la sociedad y que van a ser capaces de pagar cantidades más irracionales de lo imaginable.
Eso sí, con lo que ganan no tienen para pagarlos y si hay que esperar que mantengan la oferta, es que ya estamos en game over.
Según se ha dicho por el foro, el sistema estaba aguantado por las siguientes patas:
a) Informativa: los medios de comunicación tenían prohibido el uso de palabras como burbuja o explosión.
b) Extranjeros: tanto los turistas como los inmigrantes permitían un factor dinamizador de la economía y que podía permitir aumentos o el mantenimiento de la demanda.
c) Tipos bajos: los tipos bajos facilitaban el acceso a la vivienda con unos créditos hipotecarios «muy bajos», apoyados por la manga ancha crediticia de los bancos.
d) Demanda interna: el buen momento económico, el baby boom emancipado, fomentan una demanda de vivienda muy elevada.
según el titular de esta noticia, ya lo único que mantiene este tinglado es el b) y de los turistas nos olvidamos. realmente, de todas las patas la única incuantificable es la de la demanda de extranjeros:
a) todos los días todos los periódicos mencionan el hipotético escenario implosivo.
b) las ventas a turistas alemanes e ingleses están bajando alarmantemente.
c) los tipos no dejan de subir, la única duda es dónde estará el límite.
d) hay una ralentización de la demanda interna: hay menos transacciones inmobiliarias y los compradores de primera vivienda están bajando.
Así, la demanda de los extranjeros, al ser «la única pata» imponderable, ejerce el papel de la esperanza. Lo que está claro es que la caja de Pandora ya ha sido abierta.

2 comments

  1. Cuando hablas de «millones», ¿te refieres a pesetas, no? ¿Eso cuanto es en euros?
    ¿Siguen usando las pesetas en España?
    [Comentario zrubavel: Sí, para cantidades grandes los españoles seguimos hablando de pesetas, aunque no las usemos. Damos un poco de pena]

  2. 1 euro – 166 pesetas
    Y yo no se que opinará el resto … pero hemos sido poco a poco capaces de asimilar los precios en euros «normales» de las cosas, osea, una barra de pan, una cena en un restaurante, la compra del supermercado … esas cosas ya se piensan en euros.
    Pero cuando hablamos ya de cantidades, grandes (por desgracia el precio de una casa), esas todavia se siguen pensando en pesetas, y no creo que lleguemos a asimilarlo aquellos que aprendimos que las casas valian 10, 15 20 40 millones … de pesetas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *