Pons Asinorum

El hablar, por su facilidad, puede ser imitado por todo un pueblo; la imitación en el pensar, del inventar, ya es otra cosa.

Calles curiosas

Publicado el 20 de marzo de 2006 3 comentarios

Este texto ha sido resaltado de un comentario a un anterior post. El autor es Raúl. Demasiado brillante para no ser remarcado:
En mi pasada experiencia como mensajero me he encontrado con casos realmente curiosos:
– Sin llegar a los extremos de Gallur, en las inmediaciones de la calle Canillas hay ejemplos similares de vías tortuosas como Gomeznarro o Andorra, de inverosímiles trazados y pesadilla para transportistas y carteros novatos.



– Es norma común que la numeración de las calles comience por su extremo más cercano al centro del municipio. En Madrid hay dos excepciones: las calles Ramírez de Arellano y Avda. de San Luis.
– Saliendo de la capital, encontramos una calle que sólo tiene pares. Se trata de la Avda. de España compartida por Alcobendas y San Sebastián de los Reyes. Cada acera es propiedad de un municipio y, por la norma de la cercanía al centro, cada uno la ha comenzado a numerar en los extremos opuestos. El resultado es que ambos márgenes tienen números pares.
Escrito por Raúl.

Comentarios

3 comentarios a “Calles curiosas”

  1. Amalia
    20 de marzo de 2006 a las 15:28

    En Santiago de Compostela hay una calle que tendrá un metro de ancho y trazado en forma de L. No recuerdo el nombre pero une la Rúa Nueva con la Rúa del Villar, muy cerca de la Plaza del Toral.
    Un vez me encontré a un hombre con muletas y tuve que retroceder hasta la esquina de la L para dejarle pasar.
    [Comentario zrubavel: Eres la comentarista nº 500. ¡Felicidades!]

  2. Amalia
    20 de marzo de 2006 a las 20:04

    Estoy emocionada!!! :-)

  3. Raúl
    21 de marzo de 2006 a las 15:39

    Un honor. Es una lástima que mi memoria flaquee, porque tengo la impresión de haber conocido muchas más curiosidades sobre este tema.
    Gracias y nos seguimos leyendo.
    [zrubavel: Encantado, no dejes de incluir cualquier aportación que se te ocurra. La calle Gomeznarro merece pertenecer a la ciencia ficción, siempre estaré en deuda contigo ante un descubrimiento así.]

Escribe un comentario