Pons Asinorum

El hablar, por su facilidad, puede ser imitado por todo un pueblo; la imitación en el pensar, del inventar, ya es otra cosa.

Deportividad

Publicado el 18 de junio de 2008 4 comentarios

Hace un par de días tuvimos la oportunidad de ver una extraña situación deportiva: En la Eurocopa de 2008, Holanda jugaba un partido intrascendente (ya era primera de su grupo pasara lo que pasara) frente a Rumanía. Si Holanda hubiera perdido, habría dado la clasificación a la vencedora Rumanía y habría dejado eliminada a la otra aspirante: Italia.
La deportividad dice que un equipo no debe dejarse perder bajo ningún concepto. Pero cuál es realmente el punto. ¿Dejarse perder o no luchar por ganar? Me imagino que más lo segundo que lo primero. Y en tal caso, ¿Intentar ganar el campeonato no es más importante que intentar ganar un partido? ¿No demuestra más ambición y ganas de lucha el equipo que trata de ganar el campeonato que aquel que se esmera en vencer en un único partido?
Y todo esto lo digo porque para Holanda el máximo rival de cara al título era Italia. ¿Qué sentido tiene ponerle las cosas fáciles a tu máximo enemigo? ¿Es realmente actuar de forma deportiva el ganar un partido que no interesa ganar y luego hacer lo imposible por vencer a ese mismo rival en una final complejísima?

Comentarios

4 comentarios a “Deportividad”

  1. JaviN
    19 de junio de 2008 a las 19:40

    Yo no se que sería peor o mejor, lo que está claro es que los holandeses tampoco lo sabían y salieron al campo a verlas venir, mas tirando a dejarse perder. Los despejes los hacian a 1 por hora deseando que los rumanos cogiesen el rechace, el gol de Huntelaar fue casi sin querer (lo mejor fue como lo «celebró» Van Basten, quieto con los brazos en posición de victoria pero con cara de «me cago en la puta…»). Van Persie metió el segundo porque ya estaban dadas las cartas.
    En resumen, que fue como dejar jugar sola a la maquina en el Pro Evolution y ver que son taaaan sumamente inoperantes que decides cascarles dos golitos por gilipollas.
    Y personalmente pienso que es mucho mas valioso lo estratégico que el acto heroico. Es decir, mucho mejor tratar de perder como hizo Holanda, aunque con nefasto resultado.

  2. Scila
    20 de junio de 2008 a las 9:49

    Deportividad no es hacer todo lo posible por ganar un partido o la competición, sino competir honorablemente. Dejarse ganar para tirar a Italia y que pase Rumania es adulterar la competición ya que está pasando una selección que no lo merece.
    No sé si Holanda trató de perder o no, pero lo justo es que todos los partidos se jueguen con la misma motivación, estas liguillas previas en las que se pueden dar estas situaciones en los últimos partidos no me convencen. Y peor es cuando se llega a situaciones como las de que un empate permite pasar a las dos.
    … y todo esto a pesar de que me consta que Italia nos va a trincar en cuartos.

  3. Kids
    21 de junio de 2008 a las 17:00

    Buena reflexión, contradice de hecho toda la base de la teoría económica: ni los holandeses son racionales, ni se comportan como tal. :-)

  4. naide
    21 de junio de 2008 a las 18:59

    Supongo que es la diferencia entre el deporte y la guerra. Enhorabuena por el blog.

Escribe un comentario