Doublespeak

El término doublespeak, del inglés, se refiere a aquellos giros del lenguaje que se emplean para no llamar a una cosa por su nombre. Esta misma es la definición del eufemismo, sólo que en el caso del eufemismo se hace de una forma relativamente natural, mientras que en el doublespeak es de forma totalmente forzada e inventando términos nuevos. No creo que exista término equivalente en el castellano asín que me repetiré empleando el vocablo inglés.
El doublespeak se emplea sobre todo en los contextos corporativos, políticos y militares en que se trata de decir algo sin decirlo o se usan circunloquios que acaban en un enorme absurdo para justificar alguna causa.
En el caso de España tenemos casos claros en la actualidad en que el gobierno se niega a emplear la palabra crisis o el término recesión. Para evitarlo, se empezó usando eufemismos, pero llegó un punto en que esto no era suficiente y se pasó al oscuro y vergonzoso territorio del doublespeak. El parón del crecimiento económico pasó a ser un crecimiento a ritmo menor, para luego ser un crecimiento a ritmo inferior a la inflación y finalmente llegaremos a un crecimiento de tipo no positivo ni igual a cero. La palabra decrecimiento es tabú.
Ante casos tan grotescos, se instauró un premio no muy conocido: el del Consejo Nacional de Profesores de Inglés (NCTE Doublespeak Award). Este premio, instaurado en 1974, galardona a aquella figura pública que haya logrado el mejor doublespeak del año.
Todos los presidentes de los Estados Unidos desde la fecha han conseguido el suyo, George Bush ha conseguido dos de ellos más un tercero para su administración. Un récord muy difícil de alcanzar.
La Asociación del Rifle, en su defensa de la posesión de armas, consiguió con este discurso de Charlton Heston, su presidente, el premio en el año 1999:

«La majestad de la Segunda Enmienda, que los Fundadores de nuestra nación tan divinamente captaron y dieron forma en nuestros derechos adquiridos al nacer, garantiza que no tengamos gobierno déspota, ninguna facción renegada de fuerzas armadas, ninguna banda armada de criminales, ninguna ruptura de la Ley y el Orden, no haya una anarquía absoluta, que ninguna fuerza maligna, criminal, o forma de opresión interna o externa pueda jamás quitarnos las libertades que definen nuestro Americanismo…Dejadme que sea aún más claro. Los Padres Fundadores garantizaron esta libertad porque sabían que ninguna tiranía podría ocurrir en un pueblo en que los ciudadanos disfrutaran de su derecho a tener armas. Esa es la razón por la que vosotros y vuestros descendientes nunca tendréis que tener miedo al fascismo, a los separatismos, a los campos de refugiados, a los lavados de cerebro, limpiezas étnicas o especialmente a la sumisión ante ningún tipo de criminales.»

En el año 1996 el ganador fue el periodista Joe Klein. 1996 fue el año de la publicación del libro Primary Colors, libro de autor anónimo en que se trataba las elecciones primarias del Partido Demócrata de 1992. El libro fue un gran éxito de ventas, y desde el principio mucha gente apunto a que la autoría del libro correspondía a Joe Klein, algo que él negó una y otra vez, incluso dejando en mal lugar a las cadenas y periódicos para los que trabajaba. Hubo un punto en que incluso se le preguntó si estaba dispuesto a poner en tela de juicio su credibilidad como periodista negando que era el autor del libro y aún así dijo que no era suyo.
Pero luego resultó que sí que lo era y así lo acabó reconociendo. En su defensa dijo que había quedado desprestigiada su credibilidad como escritor, no como periodista. También se refirió a sus negativas como unas pequeñas mentiras inocentes (little white lies).
Los casos más divertidos son a la vez los más graves. En 1991, con la Guerra del Golfo, el vencedor fue el Departamento de Defensa, que se refirió a algunas misiones de bombardeo masivo como «tareas», los aviones bombarderos eran «sistemas de armas» y el bombardeo de los lugares era «visitar un lugar».
El bombardeo de edificios era ataques sobre «blancos (u objetivos) duros», y el de personas, «blancos blandos».
En 1989, ante el terrible vertido del Petrolero Exxon Valdez en las costas de Alaska, los portavoces de Exxon hablaron de que las playas habían quedado «limpias y estabilizadas». Cuando quedó patente que la costa seguía llena de manchas de petróleo y debajo de cada piedra había petróleo, los términos se fueron suavizando hasta llegar a decir que «las playas han sido tratadas[…] hasta el punto de que los habitantes naturales puedan vivir en ellas sin sufrir ningún daño».
También la ciencia tiene su ración de doublespeak en 1986 la NASA, con la fatídica explosión del transbordador Challenger, se cubrió de gloria con las expresiones:
Explosión del trasbordador: Una anomalía.
Los cuerpos de los astronautas fallecidos: Componentes recuperados.
Los féretros de los astronautas: Contenedores de tránsito para la tripulación.
El caso más grotesco es, en mi opinión, el premio de 1981 – no explicado suficientemente en la página del NCTE Doublespeak Award
En 1981 se produjo un trágico crimen en San Salvador, en el que asesinaron a tres monjas – que habían sido previamente violadas – y una cuarta religiosa, con un tiro en la cabeza. El entonces Secretario de Estado, Alexander Haig, se esforzó de forma desesperada por suavizar la descripción de cómo habían ocurrido los dramáticos hechos.
Esto le llevó a un punto en que desdibujó por completo la situación, haciéndose un lío en sus declaraciones, hasta llegar a un límite grotesco difícil de superar. Esta es la descripción del asalto de los criminales a las cuatro religiosas, según las palabras del Secretario de Estado:

Por las investigaciones que hemos realizado, uno puede llegar a pensar que el vehículo en que viajaban las cuatro religiosas se saltó un control militar, o puede que accidentalmente pareciera que lo habían hecho, entonces hubo un intercambio de disparos que tal vez los que causaron las víctimas trataron de ocultar.

Cuando se le preguntó por qué tipo de religiosas se saltan controles con el coche, o se embarcan en un tiroteo, dijo que las monjas que él conocía jamás harían algo así.
Lo que estaba intentando enmascarar era la barbarie del gobierno recién instaurado con la ayuda de Estados Unidos en El Salvador. Tratando de demostrar que los derechos humanos estaban siendo respetados en el país. Poco tiempo después sucedería la Masacre de El Mozote, considerada la mayor barbarie ocurrida jamás en Sudamérica en los tiempos modernos (y eso que nunca ha sido una balsa de aceite), en que se asesinaron a más de 1.000 civiles.
La lista completa de los premios al Doublespeak, con la descripción de los laureados, en esta página.
Fuente: The People’s Almanac. (Es un libro).

6 comments

  1. En este hilo: (http://forum.wordreference.com/showthread.php?t=301540) del foro de Wordreference también discuten sobre como podría traducirse el término al español.
    Por mi parte, yo lo llamaría «eufemismo forzado».
    Particularmente hilarante es el caso que comentas de la nasa:
    «Los féretros de los astronautas: Contenedores de tránsito para la tripulación.»

  2. Hola.
    Excelente blog. Solo un apunte, la Masacre de El Mozote ocurrió en El Salvador, que no está en Sudamérica sino en Centroamérica. Iberoamérica en general no está nada exenta de barbarie y animaladas (sin usar «doublespeak»)

  3. No puedo evitar acordarme de la «neolengua» de 1984 (George Orwell). Un idioma pensado esclusivamente para evitar que las personas piensen aquellas cosas que o deben pensar.
    Dan un paso más y en lugar del concepto de «doublespeak», llegan al «doublethink»: la facultad de sostener dos opiniones contradictorias simultáneamente, dos creencias contrarias albergadas a la vez en la mente.
    Un buen ejemplo son los ministerio del regimen vigente en la novela:
    – El Ministerio del Amor se ocupa de los castigos y la tortura.
    – El Ministerio de la Paz se encarga de asuntos relacionados con la guerra y con hacer que ésta sea permanente.
    – El Ministerio de la Abundancia, encargado de los asuntos relacionados con la economía y de conseguir que la gente viva siempre al borde de la subsistencia.
    – El Ministerio de la Verdad, se dedica a reescribir la historia, para que las predicciones del Gran Hermano coincidan con la realidad,por medio de la falsedad de dichas predicciones en la opinion publica.

  4. La realidad es que cada día que pasa nos acercamos un poco más a la visión de Orwell. A la vez me aterra y me maravillo de que haya dado tan bien en el clavo.
    Respecto al doublespeak creo que es bastante interesante y me parece grandioso que una asociación se encargue de dar el premio a la chorrada más gorda.
    ¡Saludos!

  5. La realidad es que cada día que pasa nos acercamos un poco más a la visión de Orwell. A la vez me aterra y me maravillo de que haya dado tan bien en el clavo.
    Respecto al doublespeak creo que es bastante interesante y me parece grandioso que una asociación se encargue de dar el premio a la chorrada más gorda.
    ¡Saludos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *