Estado de excepción

Debido a los incidentes que se están produciendo
por las noches en muchas capitales francesas ( quema de coches como forma de protesta – cuestionable – por parte de hijos de inmigrantes que se sienten, con total justificación, marginados laboral y socialmente por un país que sólo quiso a sus padres como mano de obra barata y para el que no dejan de ser sino un problema ) , numerosísimos medios de comunicación han dicho que el gobierno ha decretado el toque de queda. En realidad lo que han hecho es decretar el estado de emergencia. El toque de queda es simplemente cuando no se puede estar en la calle a partir de cierta hora. En este caso, dado que se han proclamado diversas restricciones más ( prohibición de vender gasolina, cierre de locales públicos ) estamos ante una situación distinta.
El estado de emergencia es una situación realmente peligrosa. Aún cuando está regulado por leyes específicas, proclama que derechos y libertades fundamentales quedan suprimidos o restringidos. Se trata de una medida provisional de cara a solucionar una situación de emergencia. Bajo el estado de excepción, se admiten excepciones a las leyes. Eso es realmente alarmante, pueden llegar, según el caso, a producirse asesinatos por parte de la policía, torturas o medidas bárbaras sin que se esté incurriendo en un delito.


De pequeño, en muchos juegos que tenían un reglamiento relativamente estricto, cuando uno quería parar el juego decía «no se vale» y, sin saberlo, proclamaba un estado de excepción. Si el juego era el «cara de perro» en que está prohibido pestañear, se podía pestañear, cerrar los ojos y dejar de mirar al otro.
Según la legislación española, el estado de emergencia – que recibe el nombre de estado de excepción – viene regulado por la Ley Orgánica 4/1981. Según dicha ley, en caso de darse esa situación en España, podrían realizarse detenciones de personas sospechosas durante un máximo de 10 días, expulsar extranjeros sospechosos de delito o que hayan colaborado con presuntos delincuentes.

1.Limitar la circulación o permanencia de personas o vehículos en horas y lugares determinados, o condicionarlas al cumplimiento de ciertos requisitos.
2. Practicar requisas temporales de todo tipo de bienes e imponer prestaciones personales obligatorias.
3. Intervenir y ocupar transitoriamente industrias, fabricas, talleres, explotaciones o locales de cualquier naturaleza, con excepción de domicilios privados, dando cuenta de ello a los Ministerios interesados.
4.Limitar o racionar el uso de servicios o el consumo de artículos de primera necesidad.
5. Impartir las órdenes necesarias para asegurar el abastecimiento de los mercados y el funcionamiento de los servicios y de los centros de producción afectados por el apartado D) del artículo cuarto.

El punto más importante quizás sea el que indica que el estado de emergencia no puede durar más de 30 días. Esta circunstancia, sin embargo, no es la que está ocurriendo en Francia, que ya ha proclamado que prolongará la situación durante al menos tres meses.
Aparentemente, un estado de emergencia no puede durar mucho tiempo. Se establece para solucionar una catástrofe o situación de peligro excepcional. Sin embargo, Egipto proclamó el estado de emergencia en 1967, con motivo de la Guerra de los Seis Días y hoy en día sigue en estado de excepción. Israel, por motivos más conocidos, lleva así desde 1948 ( año de la Guerra de la Independencia ).
Gran parte de esta información ha sido tomada del artículo en inglés ( State of emergency, de Wikipedia ).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *