La biblia de ladrillo: Adán y Eva

Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra. Y plantó un chalé en Edén, al oriente. Y puso en él al hombre que había formado. Y el chalé tenía todos los lujos que un hombre pudiera imaginar. Y Jehová Dios todos los puso a su disposición. Pero le dijo al hombre: Si no te gustara, en cualquier piso que veas podrás vivir, pero en aquel ático de ladrillo visto, no podrás vivir. Porque el día que allí te empadrones, ciertamente morirás.
Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré una figura idónea para él. Cuando Adán dormía, tomó una de sus costillas y cerró la carne en su lugar. Y de la costilla que tomó del hombre, Jehová Dios hizo la mujer, y la trajo al hombre. Y la llamó Eva. Y estaban ambos sin un duro en el bolsillo, y no se avergonzaban.


Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había creado. Y la serpiente le dijo a la mujer:
-¿Conque Dios os ha dicho: No viváis fuera de vuestro chalé?
Y la mujer respondió a la serpiente:
-Podemos vivir donde queramos, pero en aquel ático de ladrillo visto, en él no podremos vivir o moriremos.
Entonces dijo la serpiente a la mujer:
-No moriréis, lo que pasa es que tendréis unas vistas que te pasas. Y tendréis orientación sur, y jamás oiréis ruido de vecinos.
Y vio la mujer que el ático de ladrillo visto era bueno para vivir en él, y que era agradable a los ojos, y que la orientación era sur, y se metió en él y lo ocupó. Y llamó a su marido y él también lo ocupó.
Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y se dieron cuenta de que no tenían dinero, y sintieron vergüenza y tomaron unas semillas de cacao.
Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba por el barrio, al aire del día, y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los pisos.
Mas Jehová Dios llamó al telefonillo y le dijo: ¿Dónde estás tú? Y él respondió : Oí tu voz y tuve miedo, porque no tenía dinero, y me escondí.
Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó el concepto del dinero? ¿Has estado viviendo en el ático de ladrillo visto en que te dije que no vivieses?
Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera ha insistido en que nos fuéramos allí a vivir, porque tiene orientación sur.
Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y me fuí allí a vivir.
Y Jehová Dios dijo a la pareja: Por cuanto esto hicistéis, maldita será la tierra por vuestra causa; tendréis que pagar por cada metro cuadrado de tierra. Y con el sudor de vuestra frente me pagaréis las letras del piso.
Y los sacó Jehová Dios del barrio del Edén, para que se fueran a uno de la periferia.

One comment

  1. porque te mofas de la biblia de esa manera,
    si lo que alli esta escrito es cierto, y el nombre de jehova es sagrado

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *