La media

Dos opiniones sobre la vivienda y la media matemática:
Es muy común pensar que las personas que uno conoce representan una media de la realidad. Eso no es, ni mucho menos, asín.
Tenéis que, para empezar, daros cuenta de que un porcentaje nada despreciable de personas menores de 30 años nunca ha usado internet. Ahora pensad cuantos de vuestros amigos y conocidos están en ese grupo. Eso os dará una medida del sesgo de vuestra apreciación.
Por cada abogado adinerado que está dispuesto a pagar a sus hijos parte de la entrada hay un padre de familia camarero, un peón de albañil y un oficial de segunda, un administrativo, un funcionario de grupo bajo, una limpiadora y un churrero.
Por cada empresario de mediano éxito hay una viuda, un conductor de autobúses, otro peón de albañil, un «manitas», un portero de vivienda, un tendero, un camionero y una prostituta de bajo standing.
Por cada fontanero de éxito hay un fontanero que sólo hace chapuzas, un butanero, un guardia civil, un soldado raso, una costurera y una secretaria, un peluquero y otro peón de albañil.
Este es el mundo real, la media es lo que cuenta. para rellenar 800.000 viviendas tienes que coger a mucha gente de la media.


La morosidad aumenta en términos absolutos. No lo había pensado, pero este artículo me lo ha hecho ver: Los niveles de morosidad están bajos porque el nivel de endeudamiento está por las nubes.
En un mundo sin hipotecas, si 100 personas compran una televisión a crédito, y una no la paga, el índice de morosidad es del 1 por ciento.
En un mundo con hipotecas, si le conceden a una persona una hipoteca de 300.000 euros, y le venden 100 televisores de último modelo a otros tantos clientes, cada televisor a 3.000 euros, podrían dejarse de pagar dos televisores, manteniendo el índice de morosidad en el 1 por ciento.
En un mundo con muchas hipotecas, si el banco tiene 30 hipotecas a 300.000 euros y vende 70 televisores a 3.000 euros, se podrían dejar de pagar 30 televisores, y aún así el índice de morosidad se mantendría en el 1 por ciento.
Así, creo que hay una trampa estadística en este indicador y para valorarlo, los bancos deberían considerar la correlación entre la disminución del índice y el aumento de la tasa de dinero prestado.
Lo que está claro es que la gente está dejando de pagarlo todo antes que la casa, y que impagos tiene que estar habiendo muchos, pero de televisores, móviles y similares.

One comment

  1. En la banca el índice de morosidad no suele calcularse en número de créditos, sino teniendo en cuenta su importe. Es decir, sube mil veces más el índice una vivienda que un televisor.
    Pero la gente intenta no dejar de pagar su casa, claro, y los bancos se suelen avenir a renegociar las hipotecas cuando hay problemas: prefieren el dinero al piso.
    El problema del endeudamiento en España es tan grave que si siguen subiendo los tipos de interés y detrayendo liquidez del mercado, se van a resentir otros sectores seriamente.Y van a seguir subiendo, en vista de cómo van petróleo e inflación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *