Pobres

Dice el refrán:

El pobre, por pobre, va dos veces a la tienda.

La idea es clara: el pobre compra lo barato, y acaba teniendo que volver a comprar de nuevo la misma cosa. Lo barato sale caro.
Con los pobres del siglo XXI, los absurdamente hipotecados, se cumple el refrán con un retruécano:
El pobre que compró la vivienda que no puede pagar pasa de nuevo por la antigua inmobiliaria, ahora convertida en agencia de servicios financieros (refinanciación, reunificación, usura del siglo XXI).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *