Restaurantes sin dentistas, películas sin oftalmólogos

El número de páginas que hay en Internet que se dedican a las mismas cosas siempre no deja de crecer. Si quieres dejar tu opinión sobre un restaurante tienes decenas de páginas y todas funcionan bastante bien y luego ocupan los primeros lugares en las búsquedas de Google.

Si quieres rellenar tu valoración y el resumen de la película que viste en el fin de semana tienes una oferta aún mayor. El contenido gratis es muy agradecido y todo el mundo está encantado de brindarte los medios para que rellenes páginas en las que se pueda colgar publicidad.

Sin embargo se echa en falta alarmantemente sitios donde opinar sobre servicios mucho más interesantes e importantes: servicios médicos.

Es ridículo que haya miles de páginas que se afanan en mostrar los mejores restaurantes japoneses de Madrid y sin embargo no hay ni una sola en que se muestren a médicos de distintas especialidades y lo que los pacientes opinan sobre ellos.

La decisión de en qué garito dejarse caer para apaciguar el estómago, o con qué película matar la tarde es de gran ayuda, pero mucho más lo es saber qué servicio me espera en un determinado lugar.

Aquí surgirá la clásica queja de Internet y los médicos: que la medicina es una ciencia que no está al alcance de cualquiera, que en Internet hay mucha mala información, que no se puede valorar a un médico por la opinión del paciente, que tienen que ser sus compañeros los que en todo caso le valoren.

Creo que esto ya lo he escrito tal cual en alguna otra entrada. Sé que existen proyectos por el estilo en Estados Unidos. Incluso se ha llegado al punto de que algunos médicos, antes de un tratamiento, hagan firmar a sus pacientes una hoja donde se comprometen a no opinar en Internet sobre las facultades del doctor que les trató.

Los problemas legales seguro que son enormes y es por eso que ni me planteo iniciar algo así. Pero es una prueba fehaciente del tratamiento a veces incomprensible que se le da a la medicina, de ser un mundo donde no se puede ni elegir ni opinar, porque no se tiene conocimiento para hacerlo.

¿Dónde podría encontrar un buen dentista en Madrid? Sólo dispongo de páginas comerciales donde cada cual ilustra de sus supuestas virtudes.
¿Dónde existe una comparativa de opiniones de centros que hagan operaciones de miopía? Una operación simple y que vale bastante dinero, pero ante la que la única opción es seguir con el concepto clásico de obtener la recomendación de un amigo de un amigo, depender de una sola opinión, que ojalá sea acertada.

8 comments

  1. Imagino que por costumbre, la gente sale más a cenar que visita el dentista, y muchas de esas consultas son del tipo «Vienen invitados y no sé qué hacer» que terminan en un falso «Unos amigos íntimos me recomendaron este restaurante y me dijeron que su XYZ está delicioso».

    Además de que los servicios médicos son «propios», nadie dice «mi pizzería», pero todos nos apropiamos de estos profesionales: mi médico, mi oculista, mi pediatra… de forma que cambiar a otro (aparte de la desconfianza que supone el que no conozca nuestro historial ni el nombre de nuestros familiares) supone recelo y extrañeza. Porque de cine puedes cambiar cada fin de semana hasta encontrar uno que te guste donde las butacas sean cómodas y el espacio entre filas generoso, poco a poco será «tu cine», porque «yo siempre voy al XYZ».

    [Comentario zrubavel: Se supone que uno comenta «para ayudar a los demás» pero la verdad es que al final lo hace para satisfacer el orgullo propio y jugar a los críticos de cine y gastronomía. No es que uno vaya a cambiar de médico, pero siempre hay gente que no tiene ninguna referencia y tiene que aferrarse a cualquier opinión de una persona conocida.]

  2. Totalmente de acuerdo contigo. Hay que aprovechar ese vacío legal que no existe en los USA, y montar un entorno «web 2.0» (para estar a la moda, por supuesto…) donde los pacientes puedan opinar sobre los médicos, o al menos hacer recomendaciones.

    A lo largo de mi vida he dado con médicos MUY buenos, y alguno (pocos, pero los hay) que me han parecido unos mediocres y unos indigentes intelectuales.

    Hubiera agradecido que alguien me hubiera aconsejado los primeros ANTES de haberlos descubierto por mí mismo, y que alguien me hubiera avisado de los segundos…

    Un abrazo,
    Fernando

  3. Lo mejor sería que en tu red social 2.0 hubiera un widget para ver la genealogía en que todos los de una familia se dedican a lo mismo (típico en dentistas). Así podríamos ver si las habilidades se heredan, o sólo los enchufes.

  4. El médico puede ser mejor, en función de su curricullum. curiosamente a un ing o profesor se le valorb el expediente. A médicos, abogados y músicos, pues nada, con un 5 pelado les vale, y que nadie les tosa, por que entonces liada. Es cuestión de tiempo que alguien monte algo de eso en la www. yo tampoco es que vaya a fiarme de una sola web, pero bueno mejor que nada si es. hay mucho corporativismo. por cierto, 120.000 € cuesta cargarsea alguien por mandarlo a casa desde urgencias. 3 años despues. baratos

  5. Veo más sentido un sitio en que sólo unos médicos pudieran juzgar a otros, aunque en la práctica sea casi imposible de aplicar algo así.

    Ya me imagino la mayoría de las críticas de la página que propones: «Oye, que a nadie se le ocurra ir a este médico, que es un cabrón. ¿Pues no va y me dice que sólo tengo un constipado, con lo mal que lo estoy pasando yo?»

    Y eso es lo de menos. También estarían los que, como oliv, empezarían a despotricar a diestro y siniestro contra todo médico que se les ocurriese, les hubiera tratado o no.

    En resumen, que una página donde recomiendan restaurantes y otra donde hacen lo propio con médicos son cosas bastante diferentes: en el primer caso puedes ir y, si no te gusta, maldecir al usuario que lo alabó y no volver más; en el segundo están en juego muchas más cosas (salud, dinero) si resulta ser un fracaso.

  6. A ver Hegel, ¿nunca le dio por pensar por que s puede Y SE DEBE criticar a todo un colectivo, médicos?, ¿abogados?, etc…

    No verá a nadie criticando a «todos los hoteles» o a todos los restaurantes…

    el caso es que de los de arriba se salvan MUY POCOS, mucho corporativismo, mucho pensar que son los reyes del MAMBO (sin tener en cuenta si han sacado un 5 o un 9 en la universidad)

    Los médicos se han ganado esa fama, a ver, la mayoria, por que son unos matasanos, por que tratan al PROJIMO como un ser inferior y por que exigen, CELIBATO intelectual al paciente, que no le critique, que no le denuncie si se equivoca, que se aguante si le hace esperar 2 o 3 horas en consulta, mientras se van a tomar el café (y no me dirá que estan los 20~30 minutos reglamentarios)… y un largo etc.

    El problema no es criticar a un colectivo, para que el sistema MEJORE, el problema es individualizar. ¿me ha visto individualizar?, NO VERDAD? pues entonces. tengo razón. y si no la tengo, PUES no me la dé, decia el del concurso 1-2-3.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *