Viajar gratis

En el extranjero es muy normal que no haya ningún tipo de control sobre si pagas o no el transporte público. Así, en Suecia nació la asociación P-Kassan.
Su idea es muy ingeniosa y eficiente: nunca pagues y en el hipotético caso de que te pillara el revisor, ellos pagarán la multa. Una especie de seguro que siempre resulta más económico que pagar el billete.
Lejos de constituirse en delito, la asociación establece un excelente medio regulador de las tarifas de los medios de transporte suecos (Unos 50 euros por el abono mensual hace 4 años). Si el precio del billete es desmesurado, compensa ser miembro de la asociación. Y el consorcio de transportes debe considerar si le compensa la pérdida con el sueldo de los nuevos revisores que tendría que contratar.


Imagínense el éxito de la asociación que en Estocolmo tuvieron que subir la multa por no tener billete. La asociación se extendió a Gotemburgo y Finlandia.
[Tal vez Ana Berling pueda decirnos si sigue vigente o si ha oído hablar de ella.]
La variedad de precios de la membresía es similar a la de la propia compañía de transportes: puedes tener un abono semanal, mensual o anual. Para las mañanas o las tardes o sólo para los fines de semana.
La diferencia de precios es significativa: ser miembro por un mes costaba 100 coronas, mientras que el abono legal estaba en los 500.
La idea del movimiento es llamar la atención ante un medio que ellos consideran debía ser gratuito.
Pero desde el punto de vista económico es fascinante: puedo erigirme como competencia de Metro de Madrid, una empresa que factura muchos millones de euros y con 5.500 empleados, con una infraestructura mínima. Y ofreciendo mejores precios. Algo así como las operadoras de telefonía que subarriendan las líneas de Telefónica y hacen poco más que emitir las facturas.
El sistema podría extenderse a otro tipo de seguros: contra infracciones a Hacienda y robos en centros comerciales. Cualquier sistema en que la probabilidad de detectar una infracción sea baja y la pena en caso de hacerlo no sea muy elevada. Pero en esos ejemplos que indico el sistema no sería tan sencillo y eficiente como P-Kassan.
Página con información sobre P-Kassan (en inglés).
[Actualización 05 de Abril de 2007:]
Hace algún tiempo escribí sobre la asociación P-Kassan, de Suecia, que hace de seguro para aquellos viajeros de transporte público que decidan colarse sin pagar.
Hace unos días, un página de peso escribía sobre un caso similar, esta vez en el sistema de trenes de Mumbai. En este artículo y sus comentarios, aportan información sobre otras tres compañías que operan u operaban sobre un principio así:
a) Mumbai.
Servicio: Trenes
Precio: 500 rupias (8,5€).
Cobertura del seguro: 100% de la multa.
Riesgo de ser capturado: 1 entre 100
Cuantía de la multa: 10 veces el precio del billete
El problema es la molestia administrativa de tener que pasar por comisaría y perder mucho tiempo para pagar la multa.
b) Polonia.
Servicio: Multas de tráfico
Precio: 29.60 PLN
Cobertura del seguro: 75% de la multa.
Cuantía de la multa (50PLN – 500PLN )
El sistema dejó de usarse hace 3 años.
c) Suecia.
Nombre: Planka
Servicio: Transporte público en general.
Precio: 100 KR

3 comments

  1. Jodo, al precio al que están los abonos, resulta una idea muy atractiva, por lo menos para usar en tren , seguro que es hasta viable, que es donde menos torniquetes hay

  2. JODER q bueno, me encanta la idea, sobre todo cuando has mencionado q s epodía extender a robos en super mercados…
    Me pregunto si los responsables de http://www.yomango.net» montarían algo parecido aquí… algo raro q ponga en un apuro a la legalidad
    [Comentario zrubavel: la asociación la conocí a través de la página de yomango. Yomango es fantástico en el diseño, pero en las acciones está un tanto limitado.
    El sistema del seguro para robos en tiendas tendría que tener muchas salvedades. Porque que un pardillo coja algo sin ninguna precaución y luego espere que el seguro le cubra las espaldas, pues como que no. Para el transporte es perfecto.
    En España, implantar el sistema tendría trabas legales. No nos olvidemos de que Suecia es una Democracia y España una República Bananera.]

  3. Hombre, gracias por acordarte de mi
    No, nunca había oido hablar de ese movimiento anárkiko, y personalmente me parece mal, porque lo único que conlleva es que se encarezca el servicio, es decir, que el resto de los ciudadanos pagemos más para que haya más revisores, más barreras de seguridad, etc. Pienso que un sistema basado en la confianza mutua es siempre mucho mejor.
    Además no estoy de acuerdo con que el transporte tenga que ser gratis, aunque sí subencionado, pero los ciudadanos han de tener la posibilidad de elegir si prefieren ir andando y ahorrarse el billete o no. O si le merece la pena comprarse un coche o irse a vivir más cerca del trabajo.
    Si un servicio cuesta dinero (y cuesta dinero comprar el autobus, echarle gasolina y pagar al conductor) entonces nunca podrá ser gratis. Lo que ellos llaman gratis es que lo pagemos todos, independientemente de quien lo use o abuse.
    Ya está totalmente subencionado para los ancianos, y minusválidos y para los niños que van en transporte público al colegio. Yo pienso que es suficiente.
    [Comentario zrubavel: Estoy de acuerdo contigo en que hay que pagar por usar el transporte, pero tal vez coincidas conmigo en que a veces los precios son desmesurados para el servicio que ofrecen. Ante una subida aún mayor para «echar del mercado» a los miembros de la asociación quizás el ciudadano medio se sublevaría. Esto les obliga a estar en un margen dentro de lo razonable.]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *