ZP

En mi país tenemos a un presidente de gobierno que parece salido de las páginas finales del cuento de Navidad de Dickens. Se comporta como el típico hombre honrado que, por una rocambolesca historia de guionista, acaba siendo presidente de gobierno, y sigue haciendo las cosas igual que siempre.
Se trata de uno de los sueños que alimentan muchas películas. En este caso, es real. Ha cometido todos los errores posibles de la política. O mejor dicho, ha hecho todo lo que los políticos no suelen hacer. A pasado de atacar ferozmente desde la oposición a mirar con lástima a los PPerdedores, a ofrecerles su colaboración en todo momento, a preguntarles antes de actuar. Parece como si se sintiera mal por haber ganado.
De un plumazo, en vez de marear la perdiz de las tropas españolas en Irak, que es lo normal, en vez de embarullar ganando tiempo ante los electores, diciendo que después de junio sería julio, que después de julio esperamos a un pronunciamiento de la ONU, que por aquí que por allí, ha cogido como cualquier hijo de vecino haría y a echado un vistazo: todo igual que siempre. Para qué esperar: nos vamos.
Porque no creo que esta sea una medida populista. Zapatero se ganó muchas simpatías con la promesa de retirar a las tropas. Sacándolas antes de tiempo no hace sino comprometer a España ante el pez gordo de USA. Pero ha demostrado una honestida política que, al menos a mí, me ha dejado perplejo.
Y es que sus formas son las de una persona que no sabe de política, cuando esto no es así. Y nos chocan, porque estamos acostumbrados a mirar por todas partes a mentirosos, a aduladores, a oír medias verdades. Me gusta la forma de comenzar de Zapatero. Creo que he disfrutado de un buen gobernante, aunque solo fuera por estas 2 semanas. En muchos países del mundo, nunca podrán decir eso.

One comment

  1. Parece increíble ¿eh?
    Bien pensado incluso parece un milagro.
    Ahora espero que Bush no busque armas de destrucción masiva en España… o cualquier otra hijoputada que nos quiera hacer.
    Ahora podría decir por aquí florituras pero «voy aprendiendo» que es mejor no hacer cuentos de la lechera. Yo tengo presentimientos, pero me los guardo.
    PAZ
    jeje

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *