Kindle. Opinión tras nueve meses de uso

A principio de año escribí una reseña sobre mi casi recién estrenado Kindle. Ahora que llevo nueve meses usándolo creo que la puedo complementar con información complementaria que puede resultar interesante. Normalmente es mejor reseñar algo cuando se conoce muy bien, pero claro está, después de llevar varios meses usando un aparato se pierde la ilusión del principio y las ganas de hablar de él.

  • Materiales del Kindle
  • Al principio tuve mis dudas por la endeblez del Kindle, pensaba que los botones podían llegar a romperse con el uso. Tras nueve meses los veo que no se han deteriorado lo más mínimo y me dan más confianza.
    También tuve mis reparos para llevármelo a sitios donde los libros sufren, como las playas o piscinas. Pero pasado un tiempo me llevé el Kindle y sin mayores problemas. Eso sí, el libro de papel tiene la insuperable ventaja de su sistema antirrobo, mientras que el Kindle es un aparato muy susceptible de ser sustraído.
    La funda del Kindle hay que comprarla. Es algo que no admite discusión posible. Debería venir de serie pero no es así. De hecho, con el paso del tiempo, se ha encarecido. No es del todo descabellado pensar que Amazon gane más dinero (beneficio, no ganar al estilo de Dell Outlet) con las ventas de fundas del Kindle que con el propio aparato. Y es que el Kindle tiene precio muy ajustado mientras que la funda es un robo a mano armada por unos pocos centímetros de plástico símil piel.

  • Comparación con el libro de papel
  • Perdida la novedad, no resulta tan terrible tener que volver a leer libros convencionales. Excepción hecha con los enormes libros de encuadernación pesada, más pensados para lucir bien en las estanterías que para ser objetos de uso.
    Por circunstancias varias, entre las que destaca el hecho de que no todos los libros existen en Kindle, una tercera parte de los libros que he leído este año los he leído en papel.

    El papel es mucho mejor que el Kindle en libros técnicos, en libros en castellano de cierta actualidad (porque sencillamente no existe la versión digital) y en libros que tienen bastantes años y no han sido éxitos de ventas.

    Ahora se da una circunstancia bastante inusual y es que hay libros que solo existen en papel pero también otros que solo se pueden leer en Kindle (libros fuera de impresión o pasados de moda). Por ejemplo en la Casa del Libro y la Fnac de Madrid no hay ni una sola novela de Francisco Umbral. Pero se pueden conseguir varias en formato digital por los métodos habituales.

    Esto sería un buen motivo para criticar las políticas de las editoriales que no digitalizan su catálogo y están perdiendo el pulso tecnológico. La realidad es que antes de comprar un libro virtual en cualquier tienda lo primero que hago es buscar si existe una versión pirateada. Si la hay, ni pensar en pagar por ella. Así que si las editoriales se pusieran a escanear sus libros antiguos – que inevitablemente acabarían en las redes de intercambio gratuito – lo único que acelerarían sería su caída. El futuro de las editoriales con los libros electrónicos de por medio no es sencillo, aunque muchos seguro que tienen recetas infalibles para dar homilías que atraigan enlaces.

  • Catálogo de libros digitales
  • Amazon está superando cualquier atisbo de crisis con una mano izquierda admirable. Aunque se supone que se ha conseguido piratear su sistema anticopia de libros, y que hace meses de esto, no por ello hay un reguero de libros pirateados. Supongo que parte del problema está en que para piratear un libro y liberarlo al resto de usuarios primero algún pardillo tiene que comprarlo. Y aunque este pirateo se realizará para libros muy populares, como los de Stieg Larsson, la inmensa mayoría está librándose de la quema.

    Amazon está escaneando o consiguiendo que se escaneen libros de hace pocos años. Hace unos días quise comprar un libro del 2003 y me indicaban que estaría disponible a finales de mes. El libro en papel ya vendió lo que tenía que vender pero están preparados para volcar parte del catálogo en digital. Eso está sucediendo ya y gracias a ello van a conseguir por lo menos vender un libro más que si no lo hicieran.

    En Internet hay muchos libros pirateados, sobre todo novelas en castellano. Hay versiones en PDF y en formato Word (más adecuadas para usarlas en el Kindle, conversión de por medio). No sé qué tendremos los hispanohablantes que nos hace tan proclives al pirateo.

    La mayoría de los libros que he leído han sido por la patilla. Hasta ahora sólo he pagado por tres libros en Amazon, hay que tener en cuenta que algunos de los libros que leo son muy extensos y me llevan más de un mes. De dos de los libros que he leído ya he escrito varias veces en la página: Gary Taubes y su polémico Good Calories, Bad Calories, Country Driving de Peter Hessler. Ambos son excelentes libros.

    Mi proporción, hasta el momento, es de cuatro libros gratis por cada libro que pago. En mi descargo decir que la mayoría de los libros por los que no he pagado no existen en versión de pago en la tienda Kindle. En mi cargo, que para los que he comprado primero busqué una versión gratuita, sin éxito.

  • Kindle e Internet.
  • A principios del verano Amazon permitió que desde los Kindle internacionales se pudiera usar internet «sin limitaciones», es decir, que se pusiera navegar y consultar cualquier página web. Esta noticia hace que el Kindle gane aún más enteros y sea una compra aún mejor. El Kindle pasa a ser un dispositivo que permite usar un internet muy rudimentario en cualquier parte del mundo sin tener que pagar nada por él. Esto es muy útil para quienes necesiten consultar y responder a su correo desde viajes al extranjero. El correo electrónico de Google funciona bajo mínimos y a velocidad de tortuga pero funciona.

    Personalmente no uso apenas el Internet del Kindle porque es desesperante su lentitud y lo penosamente que se ven las páginas en él. Sólo lo uso para consultas muy puntuales y cuando no tengo nada que leer.

    Indicar que si se tiene activada la conexión wireless del Kindle estando en el metro de Madrid, donde la conectividad va y viene constantemente, la batería se esfuma en cuestión de un par de horas. Se supone que la batería del Kindle dura una semana si se deja la conexión activa pero en el metro estos vaivenes son letales y casi se percibir en tiempo real como el indicador de batería va bajando, hasta el agotamiento.

    Las conexiones a la Wikipedia, una gran ventaja que percibía al principio, apenas si me han resultado útiles. He hecho unas pocas, pero cada vez menos. Muchas facetas de los productos tecnológicos nos parecen muy buenas antes de usarlas, incluso decisivas para determinar la compra, y luego con el tiempo vemos que no sirven de nada. Esta es una de ellas.

  • Kindle, siempre mejorando.
  • Lo mejor sin lugar a dudas del Kindle es que es un aparato que compré en diciembre y que ahora es mejor que cuando lo compré. Gracias a las actualizaciones automáticas del software, las versiones del Kindle van incluyendo mejoras continuas que se hacen notar:

    • El bug que tenía al realizar subrayados ya no vuelve a dar. Ni me acuerdo de la última vez que se colgó el Kindle.
    • Me han puesto Internet sin limitaciones sin que haya tenido que pagar nada ni comprar nada.
    • La lectura de ficheros PDF, una de las mayores desventajas que encontré al principio, ha mejorado muchísimo. Simplemente ya no tiene ninguno de los defectos que tenía anteriormente. Leer en PDF pasa a ser perfectamente posible, aunque no la mejor de las opciones.
    • Han incluido pequeñas mejoras que hacen la lectura mucho más agradable. La opción de resaltar párrafos subrayados por otros lectores es interesante aunque fomenta el borreguismo. Casi ninguna de las selecciones de otros me han parecido acertadas.
  • Cosas que no he usado
  • Aunque hablaba al principio de usar las suscripciones temporales gratuitas a periódicos la verdad es que es algo que ni he intentado hacer. No veo al Kindle como un aparato para leer periódicos. El periódico de toda la vida se ha leído en el trabajo. Por eso por más que se desvelen los periódicos en preparar ediciones para ipad, la triste realidad es que la inmensa mayoría de los lectores están viendo su portada desde una navegador con la ventana redimensionada y el ratón posicionado en el botón de minimizar.

    La opción de «lectura de libros por voz» no la he usado ni una sola vez, aparte de para la prueba inicial. Es algo que creo que es medio inútil.

    No he puesto mp3 ni nada para escuchar música con el Kindle. El Kindle es para leer y lo acabas sintiendo, todo lo que no sea leer libros acaba siendo desplazado y descartado.

  • Comprar o no comprar
  • Viendo el ritmo de libros que se encuentran en la red y la brusca bajada de precios de los dispositivos de Amazon, que además ahora se venden con Wifi, ya no me cabe la menor duda: hay que comprarse uno. Si lees muy poco, económicamente no será rentable. Pero aún así es una compra recomendable.

    Por 178 euros, más o menos, se puede comprar un Kindle Wifi (sin la conexión a Internet perpetua) + su funda + envío a España + gastos de aranceles e impuestos.
    La necesidad de comprar un Kindle o no es debatible pero no asi la compra de lectores alternativos. El resto de lectores electrónicos no le llegan ni a la suela de los zapatos al Kindle en estética, precio, calidad y funcionalidad. La única ventaja de algunos lectores que se venden en superficies comerciales es que tiene las teclas escritas en castellano. Pero es triste que por cuatro teclas se llegue a comprar uno de esos ratoneros productos.

    Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

    5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

35 comentarios sobre “Kindle. Opinión tras nueve meses de uso”

  1. La realidad es que antes de comprar un libro virtual en cualquier tienda lo primero que hago es buscar si existe una versión pirateada. Si la hay, ni pensar en pagar por ella.

    Si bien en lo referente a la descarga gratuita de música y películas al final uno se harta de despotricar contra los piratas, porque, al fin y al cabo, aquí en España no es ilegal y lo artistas pueden, además, ganar dinero con conciertos, merchandising (qué palabra tan fea), etc.

    Sin embargo, la gente que se baja libros sin pagarlos ya es un poco más criticable, porque está claro que el escritor no va a percibir ni un euro por otros medios (¿o también resucitamos las rapsodas?).

    Así pues, la situación para editoriales y autores está bastante cruda: por un lado, si se atreven a publicar los libros con DRM, pasarán dos cosas: que la gente los criticará hasta aburrirse y no comprará los libros; y que los piratas conseguirán saltárselo igualmente y subirlos gratis. Por el otro lado, si los ofrecen sin DRM, la gente se los bajará de nuevo sin pagar, probablemente.

    Y es que es muy fácil criticar al sistema cerrado de la Appstore de Apple, pero al final los usuarios siempre demuestran que, por barato que les pongas un producto, siempre terminarán por bajárselo gratis, de existir dicha opción, siendo, pues, la única solución rentable construir un sistema que dificulte lo máximo posible el ejercicio de la piratería.

    Porque, no nos engañemos, los que se bajan gratis libros, música y películas, no quieren una Cultura Libre y Universal™. Lo quieren tener todo gratis y ya.

    [Comentario zrubavel: El escritor tiene que vivir de las ventas de sus libros, aquí no hay vuelta de hoja. Si Pablo Coehlo tuviera que escribir artículos periodísticos para vivir y escribir novelas en el resto del tiempo pues en vez de escribir una novela al año haría una cada dos años y seguramente sería peor. Y el editor también tiene que comer, que no es un gorrón sino alguien que trabaja mucho por los autores, porque ganen dinero todos con el libro.

    Me parece triste la idea arraigada de que si está gratis, el que paga es que es tonto. Uno tiene que elegir entre sentirse tonto o sentirse aprovechado. Muchos no sentirán nada.]

  2. Agradezco la sinceridad del autor del blog en cuanto a lo de las descargas. Por otra parte, no estoy del todo de acuerdo con el primer comentario. Si el precio de un libro es bajo (1 euro), el portal es legal y la experiencia de usuario positiva, el primero que se ponga a venderlos en España se hace de oro.
    Porque no nos olvidemos que muchísimos usuarios no quieren complicarse la vida buscando versiones piratas y perder el tiempo en esto.

  3. daniel999, ¿un euro por un libro? Hombre, y si los ponen a cinco céntimos el éxito sería todavía mayor. De ventas, claro, que no de beneficios.

    Oye, y ya de paso las empresas automovilísticas podrían solucionar sus problemas económicos vendiendo sus coches por 1000€. Éxito garantizado.

    [Comentario zrubavel: Un libro no es una canción ratonera, con precios a un euro no hay forma de que se gane dinero vendiendo libros – luego sacarán un Harry Potter nuevo vendiéndolo a un euro miles de millones de copias y tratarán de venderlo como que la idea es buena.
    La tecnología está ahí y va a pasar por encima de escritores y editores, estén preparados o no. Un factor interesante es que los escritores están teniendo competencia por parte de ¡Autores muertos! porque mucha gente prefiere leer a Charles Dickens gratis antes que a Dan Brown pagando y muchos autores que están en el dominio público están dinamitando la oferta con libros gratuitos que son a veces obras maestras. Es como si la gente dijera «no voy a pagar por el disco de Pink, pero los cuartetos de Beethoven están en el dominio público y al final están muy bien». En música suena grotesco pero en literatura no, está sucediendo.]

  4. Lo tengo en mi lista de reyes y tu post me lo confirma. Sólo me quedaría una duda: ¿Se puede leer un artículo (científico, periodístico) en PDF cómodamente?

    [Comentario zrubavel: Es que depende del PDF. Ahora se puede hacer zoom sobre el texto y las transiciones entre páginas son razonables. Lo que pasa es que la lectura es peor que con el formato de texto normal. Ponte la pantalla del ordenador a tamaño pequeño y ponte a leer un PDF, verás que es molesto pero nada más. Para leer PDF principalmente entonces hay que saltar al Kindle DX que es el más caro pero que maneja el PDF a la perfección.]

  5. ¿Y para los lectores que usan Instapaper (o similares)? O sea: navegas por los RSS, coges algunos artículos para leerte y los mandas a tu Instapaper para poder leerlos en otro momento.
    Creo que un e-book sería perfecto: tanto para poder leerlos vía internet o descargando la conversión de los artículos formato PDF, Amazon o ePub.
    ¿Tienes alguna experiencia parecida con el Kindle o has usado algún servicio similar como podría ser «Read it Later»?

    Muy interesante la re-reseña.

    [Comentario zrubavel: No he probado nada de lo que comentas. En realidad se que con los blogs tardas más en prepararte la lectura que en la lectura misma de las entradas, lo veo ineficiente y por eso no he intentado los sistemas que hay de lectura en Kindle.]

  6. Acojonante lo de los libros a 1 euro, de verdad, ¿en qué mundo vives?

    Y además, no olvidemos que hay muchos autores que no son rentables en términos de ventas pero las editoriales les mantienen para tener catálogos más amplios y contentar a más público (del que también compran libros de éxito). Con lo que si la literatura se va a un modelo de autopublicación tipo MySpace la calidad seguramente baje a lo bestia.

  7. No seáis hombres de poca fe. Todos sabemos que se bajan los libros «por la patilla», se leen y, si gustan, se va corriendo a comprar la versión de pago. Desde que existe internet, los escritores ganan mucho más.

    Tag ironic, por si no se nota.

    Curiosidad: ¿por qué los avisos por E-mail de nuevos comentarios llevan, como remitente, el nombre de este producto?

    [Comentario zrubavel: Era un error, gracias por avisar, ya debe estar corregido.]

  8. Yo no tengo e-book y tampoco he leído ningún libro bajado de internet. Aún le tengo cierto apego al papel (un amiga tiene el kindle, supongo que a base de uso me haría con él, pero aún no)

    Pero mientras leía el análisis (muy bueno, por cierto) no hacía más que pensar en lo mismo, justo la literatura tiene más opciones «libres» que el resto de industrias culturales, aunque limitada en idiomas claro. Me refiero a las bibliotecas, en las que puedes encontrar libros de cualquier época y leerlos dentro de la legalidad (aunque justo una biblioteca es una especie de P2P físico y legal, no creo que los autores cobren derechos por estos libros)

    Yo sigo pensando que habrá un momento en el que los gobiernos tengan que intervenir y crear esa biblioteca virtual en la que la gente se baje gratuitamente los libros y el material audiovisual que quiera. El único ingreso tanto para autores como para editores será la publicidad de su página de descarga. será lo mismo que ahora, si yo no tengo una editorial detrás para anunciar mi libro, la gente no lo conocerá, se descargará menos y generará menos ingresos por página visitada.

    El único problema es el riesgo de la nacionalización de la cultura, limitación de quién está ahí y qué aparece (aunque ya digo, no debería haber ninguna limitación)

    Si tienes dos webs exactamente iguales con un botón de descarga, y uno te lleva a una pasarela de pago de ¿1 euro? y el otro a una ventanita de guardar cómo; está claro cuál tendrá más éxito.

  9. Con la literatura se da un fenómeno que no ocurre con la música pop(ular), princpial sufridora de las descargas.

    La gran mayoría de los autores y obras clásicas (Cervantes, Galdós, Dostoevski, Balzac, Dickens, R.L. Stevenson, etc.) ya no tienen derechos de autor, expiraron hace tiempo. Y uno puede ir a la biblioteca virtual Cervantes y descargarse tranquilamente -con la conciencia tranquila, quiero decir- las cinco series de los Episodios Nacionales, pero no puede -debe-, por ejemplo, descargarse la discografía completa de los Beatles, Burt Bacharach o Kraftwerk.

    La descarga de obras literarias no está necesariamente ligada al «pirateo» o a la violación de derechos de autor. Se puede disfrutar gratuitamente de gran parte del fondo de obras clásicas de muchas editoriales -estoy pensando en la colección Austral, por ejemplo-.

  10. Raúl, los ejemplos que pones son de grupos bastante actuales (relativamente hablando) y por tanto los derechos de autor estan todavía vigentes.

    Si hablamos de obras clásicas, nos encontramos con otro problema. Las partituras son libres pero las interpretaciones no.

    Suerte que salió Musopen que parece ser la forma de resolver este sinsentido. Ver:
    http://www.kickstarter.com/projects/Musopen/record-and-release-free-music-without-copyrights
    http://musopen.com/

  11. Hombre, yo creo que el extremo de libros-a-un-euro es utópico/ingenuo, sin embargo me parece que en España pagamos un sobreprecio. Por lo que he visto, en librerías de Alemania y Reino Unido los libros son mucho más baratos. Me fastidia especialmente que intenten camuflar el sobreprecio como «costes de traducción», pues se aplica también a escritores españoles.
    Y eso sin contar el caso especial de Amazon, en que compensa comprar un sólo libro (con costes de envío) que bajar a la Fnac a por él (sin traducir, se entiende).

    A lo mejor teníamos que mirar más para la legislación española y no para el editor…

    [Comentario zrubavel: La diferencia de precio entre países muchas veces la marca simplemente el número de lectores. Si en España hay 45 millones y en Alemania e Inglaterra 80 millones los costes de producción son más bajos en estos países, pues por el precio de publicar un libro – más o menos constante – sabes que siempre vas a vender más ejemplares. En Estados Unidos o China, con mercados gigantescos, las opciones son aún mayores.]

  12. Hombre, tampoco es justo decir que los españoles somos los reyes del pirateo, tu catálogo de lecturas es un poco más amplio que las novedades y best-seller, y por eso a lo mejor no has encontrado ciertos libros en inglés gratis, pero te puedo asegurar que el reguero de libros digitales pirateados por los sajones es igual o mayor que el nuestro, en lectura popular no tienen nada que envidiar a nuestro catálogo, un libro digital es todavía más fácil de piratear que uno en papel, que tienes que esperar a que un alma caritativa lo escanee y le pase el OCR (si no lo haces tú mismo).
    Lo dice una que desde que tiene el libro electrónico ha descubierto las penosas traducciones que sufrimos en algunos casos, y lleva meses que ante un nuevo autor primero se baja la versión pirateada y luego, si le gusta, compra el libro, todo ello con libros en inglés (yo compro, lo juro por la funda de mi lector electrónico).

  13. muy mal, no estoy deacuerdo, NO hay nada mas gratificante que leer el periodico en la terraza, con musica de fondo, a ser posible de JAMES LAST, interpreteando algun tema de orquesta clasico; lees los articulos «CON HILO» musical incorporado».
    eso si, reconozco que leer un periodico, queda mucho mejor en el KINDLE DX graphite, es cuasi perfecto, 9.7″ para leer.

    leer en un kindle es mucho mas rapido que en papel, y ademas la calidad de imagen es superior a un periodico.

    Discrepo en la conexion a internet, leo las news de noticias, en formato texto, tarda unos segundos en cargar, pero mientras escucho estrofas y acordes de los mp3…

    Discrepo en la pirateria, creo que ambas pueden convivir, como convivieron durante decadas las cintas de casette y las originales. (las virgenes eran hasta de chromo, metal, etc…)

    Los zooms permiten una ventaja evidente…

    Discrepo en los pdf, se ven de cine en el DX.

    El audio libro, es para gente que le gusta el tema, o simplemente para quien tiene problemas de vista, o quiere leer con la luz apaga, mientras llega el sueño, digo yo que con auriculares, etc… no se, no lo he usado, pero es potente.

    El navegado esta bien, pero deberia permitir 3 ventanas cono la psp, para poder saltar de link y volver a la principal…

    En resumen, el KINDLE dx es impresionate,

    PD: tambien se equivoca a mi juico con el precio, por 189 tienes un Kindle normal, con 3G, internet incluido y WIFI… el de solo wifi, vale aun menos 139.

    en fin. se agotan nada mas llegan.

    Amazon ha ganado la batalla y la guerra. y creo que «ganan» tambien con cada venta.

    De acuerdo en que la funda es un must, de hecho, 57 $ por la funda original, del DX, es un poco robo, pero.. le encaja a la perfeccion…

    vamos, KINDLE DX forever. eso si, 300 € . pero es genial. tengo como 100 libros cargados y no se por donde empezar… el de 6″, es un poco chungo para pdf,s preformateados para imagen de ordenador…

    La luz linterna led, otro must. genial,

    Falta que le pongan ajedrez, se puede, hay ya sudokus…

  14. Con gente así (como el del último comentario) la tecnología no evolucionaría nunca, si todo te parece perfecto es que no estás valorando objetivamente el producto. Y esto es aplicable a cualquier cosa.

  15. ¡¡??, pero si yo soy quien ha comprado «LA TECNOLOGIA», y encima comento todas las grandes ventajas que tiene, ?¡ evolucionar ?’¡. con comentarios ASI,(como el del ultimo comentario), la tecnologia no sera «mayoritaria» nunca, no se trata de «poner» faltas a las novedades, sino de potenciar sus virtudes, en fin…

  16. Referido a la piratería literaria…
    Me sumo a muchos de los comentarios. Si en españa, las editoriales pusieran a la venta la versión electrónica de los libros que ya publican en papel a un precio asequible, casi nadie bajaría las versiones gratis.
    ¿Cómo puede ser que pidan prácticamente lo mismo por un e-book que por el libro en papel?
    Señores, trabajo en una imprenta dedicada a imprimir libros…, para imprimirlo ya tienes que tenerlo en formato digital a travás del programa que utilices… Y esa misma versión vale para el e-book, es decir, que sale hecho sin coste adicional…
    Si un libro de bolsillo vale 6-8 euros. Con 2,50 o 3 por e-book lo savaban todo de ganancia con la misma inversión.

    Yo desde luego no pienso pagar nunca esos precios actuales que están pidiendo por los e-books.

  17. Excelente artículo. Sabes?yo tampoco le veia la utilidad a los audiolibros pero se la consegui. Necesito leer en lugares publicos para no morir de monotonia (buses, trenes, aereopuertos etc)pero al alto nivel de delicuencia no me permite usar mi kindle en esos lugares(vivo en Venezuela), asi que en vez de leer los libros los escucho. No es tan satisfactorio peerooo paso el rato entretenida. Lo unico que me ha molestado del kindle es que no posee luz en su pantalla, de resto para mi es fabuloso.

  18. Ya se que estos comentarios son de hace unos meses, aun asi, me gustaria puntulizar algo sobre el tema. Se trata de que en España se fomente la lectura y el gusto por la misma y eso solo se hace facilitando el acceso del publico a los libros. En resumen, si no me gusta mucho la lectura y me clavan 30€ por un libro, nunca me animare. Si lo consigo gratis o a un precio reducido, tal vez me aficione y en mis siguientes libros me gaste más.

  19. Llevo dos años con el kindle, y ya no me funciona, la pantalla se ha bloqueado, se ven varias pantallas superpuestas, y lineas paralelas. Voy a ver qué pasa, si me lo reparan, o devuelven uno nuevo, o pasan de mi.Ya os cuento

  20. Me voy a pedir uno para reyes y me gustaria saber si a través del usb le puedo meter todo los libros que yo quiera en formato pdf.

  21. Muy buena informacion sobre el Kindle, a mi me ha gustado hasta ahora lo tengo desde hace 4 meses.

    Por cierto, he encontrado el foro dedicado a usuarios de Kindle en Español. http://forokd.com

    1Salu2

  22. Yo creo que los hispanohablantes somos proclives al pirateo porque en muchos sentidos somos discriminados. Te voy a poner por ejemplo lo que pasó con Harry Potter and The Deathly Hallows, salió en inglés y los hispanohablantes debíamos esperar como 2 meses hasta que saliera en español. Por qué?? Así que un grupo de fanáticos que entendían el inglés se reunieron y a los dos días de salido en inglés ya lo publicaron en la web traducido en español. Cuestión de justicia. Otro problema son los precios. Aquí en Argentina las editoriales quieren ganar en dólares, sin tener en cuenta que un dólar equivale a casi 5 pesos. «Los pilares de la Tierra» en edición de bolsillo (que a mí no me dura nada porque se despegan las hojas) cuesta 70 pesos. No quieren entender que la cultura es un derecho, no un privilegio de gente a la que le sobre dinero y no tenga que elegir entre comida y libros. Así que me compro el Kindle, que vale 900 pesos, y bajo libros de páginas web, y leo. Y leo y leo. Y al que le pique, que se rasque, que resignen un poco los lujos y bajen los precios.

  23. Felíz el que tenga una biblioteca cerca de su casa… que no es mi caso. En este pueblito a duras penas tenemos internet :_(

  24. Además ahora que lo pienso los derechos de autor también prohíben el préstamo, por lo tanto en las bibliotecas tampoco debería haber libros con derechos de autor vigentes! (si me equivoco por favor avísenme, no soy abogada… además de que seguramente la legislación cambia para cada país). Así que me parece que el que se crea santo por sacar libros de la biblioteca en vez de bajarlos de internet está haciendo lo mismo, solo que más incómodo porque tiene que ir hasta la bilbioteca, rogar que el libro no haya sido sacado por otra persona y, si lo consigue, leerlo en un determinado período de tiempo.

  25. Yo, con el papel, sé automaticamente (dios, mi cabeza es supertecnológica) lo que me queda en tiempo y en calidad, y manoseo, y huelo, y tengo el placer de llevar a la hoguera lo que no me gusta, y disfrutar viendo el fuego, y luego me meo en la cama. Incluso puedo anotar glosas al margen en mi idioma personal, y a lápiz; y poner de marcapáginas poesías de Gloria Fuertes.

    Sin embargo, me parece una buena opción el kinder para llevarse la espasa a la playa, y poder leersela en una mañana, o bien para tener espacio en la caseta para decorar con jarrones de la dinastía Minga.

    No, en serio, para los viajes y mudanzas, me parece que está bien, aunque sería mejor una tele, ¿no?

  26. ALguien me puede decir como puedo meter los libros pirateados en el libro amazon kindle?? Lo he intentado y no se ven…solo se ve el que he metido original pero los piratas no…

    Muchas gracias!!!

  27. Acabo de llegar a esta página y no puedo dejar de sorprenderme por los comentarios de hace dos años del tipo de: «Libros a un euro?, si, claro, y coches a 1000 euros, no te jode» cuando acabo de comprar un libro en Amazon por 1,03 euros y además tiene una larga lista de libros «Por menos de un euro» en su catálogo.
    Siempre pensé que la solución era esa, libros electrónicos a precios bajos para aumentar las ventas y evitar el pirateo. Al fin y al cabo en un libro electrónico todo es beneficio, ya que no hay imprenta, encuadernación, distribución, portes, minoristas, etc, etc. por lo que los precios sí pueden ajustarse mucho.
    Hace poco que compré el Kindle Touch y ya veo, no muy lejano, el final del libro de papel.

  28. Cito:
    «A diferencia de aquél, no creo que el cambio del libro de papel al libro electrónico sea inocuo, un simple cambio de envoltorio, sino también de contenido. No tengo cómo demostrarlo, pero sospecho que cuando los escritores escriban literatura virtual no escribirán de la misma manera que han venido haciéndolo hasta ahora en pos de la materialización de sus escritos en ese objeto concreto, táctil y durable que es (o parece ser) el libro. Algo de la inmaterialidad del libro electrónico se contagiará a su contenido, como le ocurre a esa literatura desmañada, sin orden ni sintaxis, hecha de apócopes y jerga, a veces indescifrable, que domina en el mundo de los blogs, el Twitter, el Facebook y demás sistemas de comunicación a través de la Red, como si sus autores, al usar para expresarse ese simulacro que es el orden digital, se sintieran liberados de toda exigencia formal y autorizados a atropellar la gramática, la sindéresis y los principios más elementales de la corrección lingüística. La televisión es hasta ahora la mejor demostración de que la pantalla banaliza los contenidos -sobre todo las ideas- y tiende a convertir todo lo que pasa por ella en espectáculo, en el sentido más epidérmico y efímero del término. (Mario Vargas Llosa, La civilización del espectáculo)

    ¿Es la materia la que determina la forma?, ¿o, como pensaba Aristóteles, es la forma la que define la materia, haciéndola consistir en una cosa u otra?; ¿acabará siendo el pensamiento engullido por la jerga de las nuevas tecnologías?, ¿o ésta lo abrirá a nuevas posibilidades?»

  29. A veces creo que a la gente se le olvida de donde venimos. Me refiero a lo que yo llamo «memoria histórica». Parece como si el momento presente sea el MEJOR de todos refiriéndose, por ejemplo, al uso del idioma. Creo que si un romano de la época nos escuchara hablar se llevaría las manos a la cabeza y diría que que hemos hecho con su idioma. Las cosas van avanzando y parece que lo único que perdura es la frase: «tiempos pasados siempre fueron mejores».

  30. Muy interesante. Solo una reflexión sincera para quienesw quieran comprar un Kindle: mi Kindle Keyboard ha muerto de forma repentina e irremisible exactamente a los tres años de haberlo comprado en Amazon USA. El uso que he hecho de él es sumamente moderado. Fui tan bobo que me gasté un montón de dólares en el trasto y la funda con luz cuando no existía Amazon España.Mi pregunta es: ¿hay alguien que tenga un Kindle que haya durado más de tres años? ¿No será preferible comprar uno más barato y que dure lo que sea?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *